Nueva "escapada" legal El agresor de Moreno en libertad

La justicia albanesa decide, ahora, excarcelarle para que custodie a su hijo tras su detención en junio 2009

El prófugo albanés Astrit Bushi, presunto cabecilla de la banda que atacó y a punto estuvo de matar al empresario y productor José Luis Moreno durante el asalto a su casa en diciembre de 2007, vuelve a estar libre, informa ABC. Un tribunal de Lezha en su país de origen le ha excarcelado para que custodie a su hijo porque su mujer carece de medios económicos.

Imputado por más de 20 asaltos a viviendas en España

El delincuente, que puso en jaque a la Policía y la Guardia Civil y que quedó libre en España cuatro veces entre 2002 y 2009 pese a su intensa carrera criminal, estaba en prisión en Albania desde que fue detenido en su casa de Lac en junio de 2009. Hasta allí se trasladaron dos capitanes del Instituto Armado y le colocaron las esposas.

Se le imputaban para entonces una veintena de asaltos a viviendas cometidos en España junto a miembros de su prolífica banda (se le absolvió en 14 de los juicios). Cuando los agentes lo arrestaron tras perseguirlo por varios países, su abogado profetizó: «Mi cliente está tranquilo, son procesos menores».

Sus palabras se han cumplido y ahora Bushi ha logrado beneficiarse de la reducción de una tercera parte de la condena por poseer una pistola al declararse propietario de la misma. El prófugo de oro ha tenido una vez más la suerte de cara. No es la primera vez.

Se cree que sobornó a un funcionario albanés para alargar el proceso

El 31 de marzo de 2009, en plena resaca del «caso Moreno», Bushi entró engrilletado a un juzgado de Alcobendas para ser juzgado por un tentativa de robo con fuerza y salió ese mismo día por la puerta principal. Un error y un esperpento que motivó un cruce de acusaciones políticas y judiciales sobre quién fue el responsable del error.

Ese mismo día empezaron a buscarle y aún tardaron más de dos meses en dar con él. En ese tiempo huyó a Barcelona, se ocultó una semana, cruzó la frontera en coche, llegó a Grecia y de ahí saltó a Albania tras eludir en varias ocasiones el cerco policial.

Un mes antes del asalto al chalé de José Luis Moreno -por el que no pudo ser acusado, aunque sí su lugarteniente- estaba en una cárcel española a punto de ser extraditado a Albania. Los documentos necesarios nunca llegaron y la Audiencia Nacional le puso en libertad. Los investigadores sospechaban que pagó unos 300.000 euros a algún funcionario albanés a cambio de esa dilación del proceso.

Noventa agentes rodearon su casa el día de su detención

Tras su detención en Lac, en la que noventa agentes rodearon una decena de casas del pueblo, España aseguró que pediría su entrega temporal a nuestro país para que declarara. Los investigadores han seguido en contacto con la Fiscalía albanesa con la esperanza de que se le enjuicie allí por los robos de los que se le acusa en nuestro territorio; a la vista de su excarcelación, parece complicado.

También se dijo, tras los abrazos del ministro del Interior Rubalcaba con José Luis Moreno y la foto pública, que Albania reabriría una causa contra él por el asesinato de un policía albanés.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba