Publicidad El alcohol vuelve a ser fuente de ingresos en la TV norteamericana

Las compañías de licor norteamericanas quieren dar el salto de las televisiones locales a las emisoras nacionales. Se pretende romper un pacto tácito de no anunciar alcohol de alta graduación en televisión

Jim Rogers es propietario de Sunbelt Communications, un consorcio de ocho cadenas de televisión locales afiliadas a la NBC y a la Fox. En un anuncio presentado durante la pasada reunión de la National Academy of Broadcasters (NAB) en Las Vegas, Rogers narró a sus colegas de profesión las excelencias de volver a emitir anuncios de bebidas alcohólicas de alta graduación.

“Durante el año pasado decidí que mis ocho cadenas emitieran estos anuncios. Son legales y responsables” dijo Rogers desde la pantalla de la televisión en un anuncio que la asociación de fabricantes de bebidas alcohólicas en EEUU piensa emitir en todas las televisiones locales. Con ello se pretende frenar la pérdida de 4 billones de pesetas en concepto de publicidad a los que tienen que hacer frente las emisoras de televisiones locales en los Estados Unidos.

Frente al What´s up?

En la estricta sociedad norteamericana durante décadas las cadenas de TV locales se han negado a emitir anuncios de bebidas alcohólicas por miedo a que su público le diera la espalda. Y por supuesto que las grandes corporaciones mediáticas no contemplan esa posibilidad. Y los fabricantes de tequila, whisky, bourbon y otros licores ven que sus productos pierden terreno frente a otras bebidas de menos graduación. La cerveza es un caso claro. Los anuncios de esta bebida son aceptados tanto en los bloque publicitarios como incluso en la cultura popular. No hay más que remitirse a la campaña de Budweiser y su conocido what´s up?.

Son muy pocas las compañías que en 1990 abandonaron la prohibición y han intentado anunciarse mediante otras vías, pero sin mucho éxito. Según datos de Taylor Nelson Sofres el gasto publicitario de las licoreras en cadenas por cable fue de 16 millones de pesetas y de 1.300 millones en las locales.

Las compañías de licor van tener la ayuda extra de Jim Rogers para que sus anuncios puedan verse en una misma cadena y en todo el país. Y es que Rogers ya cuenta con experiencia en juicios. Ya ganó en el circuito de apelaciones de San Francisco la decisión de prohibir la publicidad sobre casinos y apuestas.

Algunos especialistas avisan que este movimiento de la industria del licor coincide justo en el momento en el que menos caso se hace a los peligros de esta clase de anuncios desde la administración. George Hacker, director de políticas para la prevención del alcohol, avisa que la introducción de esta clase de campañas puede inducir a un aumento del consumo del alcohol. Rogers responde: “No me gusta que nadie decida por mí”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba