En rodaje "Son amores" se llamará en España "Tres son multitud"

El nuevo serial de Telecinco está protagonizado por Jaime Blanch, quien interpreta a un estricto árbitro de fútbol que ve alterado el orden de su casa con la aparición de sus sobrinos. A partir de julio, de lunes a viernes y en la franja de sobremesa, la privada intentará abrir nuevamente la tarde con un producto de ficción

La versión española del serial argentino Son amores se llamará en nuestro país Tres son multitud, según ha confirmado hoy Telecinco a través de un comunicado. La privada de Fuencarral, en colaboración con Globomedia, rueda actualmente en Argentina esta comedia familiar diaria de enredo protagonizada por Jaime Blanch y Sonia Castelo en la que distintas relaciones triangulares serán el eje central de sus tramas. Tres son multitud recoge el repentino cambio de vida de Roberto, un estricto árbitro de fútbol que, de la noche a la mañana, ve alterado el orden de su casa con la llegada de sus sobrinos, recién llegados a la gran ciudad en busca de una oportunidad laboral. Por si esto fuera poco, la vida sentimental del protagonista -bajo mínimos después de su último fracaso amoroso-, cobra un rumbo insospechado cuando se enamora -sin saberlo- de una mujer casada, Lola, que resulta ser la esposa de su peor enemigo.

Junto a las actuaciones de Jaime Blanch y Sonia Castelo, el elenco de actores de Tres son multitud se completa con las interpretaciones de Rodolfo Sancho (Mateo), Víctor Ullate (Pablo), Alexandra Jiménez (Valeria), Emilio Línder (Guillermo), Virginia Rodríguez (Candela) y Reina Reech (Michi), actriz que da vida al mismo personaje en la versión original argentina.

Tres son multitud es una adaptación de la comedia argentina Son amores, una creación de la productora Pol-ka (El hijo de la novia) para el Canal 13, donde se ha convertido en la serie revelación de la temporada con un gran éxito de audiencias. Amor, ternura y una gran dosis de humor son los principales ingredientes de Tres son multitud, una serie coral donde los enredos amorosos y las dificultades y los alicientes de la convivencia familiar actúan como eje central de sus tramas.

Un puzzle argumental de relaciones triangulares

Roberto (Jaime Blanch) es metódico, ordenado, estricto, un solitario árbitro de fútbol de cuarenta y pocos años a quien su última pareja le acaba de abandonar. En ese momento de crisis, cuando se cree nuevamente solo, recibe la inesperada visita de sus dos sobrinos, Mateo (Rodolfo Sancho) y Pablo (Víctor Ullate).

Mateo y Pablo Martínez, hijos de la hermana de Roberto, vienen de un pueblecito de provincias para buscar fortuna como futbolistas en un club modesto de la capital. Los sobrinos llegan a la gran ciudad sin ninguna intención de irse a vivir a la casa de su tío, pero una serie de desafortunadas circunstancias hacen que terminen instalándose allí. Pronto se suma al grupo Valeria (Alexandra Jiménez), la hermana menor de ambos.

Roberto no tarda en pasar de ser colegiado de fútbol a desempeñar diversos trabajos para mantener a su nueva familia, ya que ha sido vetado de los terrenos de juego por una argucia de Guillermo Carmona (Emilio Línder), presidente de la Entidad Nacional de Árbitros. Cuando la vida empieza a complicarse de este modo para Roberto, el amor vuelve a llamar a su puerta gracias a Lola (Sonia Castelo), una eficiente profesional que trabaja como comadrona y, además, da clases de preparación al parto.

Lola está por cumplir los 30. Es la joya más preciada de su marido, Guillermo Carmona, un hombre volcado en su profesión y padre de una hija adolescente, Candela (Virginia Rodríguez), fruto de su anterior matrimonio con Michi (Reina Reech). El conflicto para Lola se desata cuando comprueba que su marido está enfrentado en la entidad de árbitros a Roberto, el hombre del que cree estar empezándose a enamorar.

Noticias relacionadas

Telecinco estrena en julio "Son amores", basado en la vida de un árbitro

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba