Esta mañana Un amplio grupo de medios privados, contra las reformas del Gobierno

El Ejecutivo les acusa de no querer repartir la tarta publicitaria

Un amplio grupo de los principales medios de comunicación privados de ámbito nacional arremetió hoy contra el Gobierno ante la "incertidumbre sobre el futuro y desconfianza" que ha generado en el sector, y le exigió una "clarificación urgente" ante la aprobación de próximas medidas "que beneficien a un único grupo de comunicación", en alusión a Prisa.

Máximos representantes de Recoletos, Vocento, El Mundo, La Razón, ABC, Antena 3, Telecinco, Onda Cero, COPE y Punto Radio suscribieron en Madrid un comunicado en el que expresan su "preocupación ante la indefinición y el favoritismo demostrado" por el Gobierno con respecto a los planes que afectan al futuro del sector en España.

En concreto, las críticas de estos medios de comunicación nacionales se refieren al proyecto de ley de medidas urgentes para el impulso de la Televisión Digital Terrestre (TDT), la liberalización de la Tv por cable y fomento del pluralismo, que abre las puertas a la concesión de una licencia de televisión analógica y eleva los límites de concentración en la radio, y que fue remitido al Congreso el pasado 4 de febrero.

"Lo más inquietante es que el Gobierno, al no manifestar sus intenciones con claridad, genera desconcierto y alarma en las empresas del sector", aseguran los medios que suscriben el comunicado.

A la convocatoria acudieron Javier González Ferrari, presidente de Onda Cero; Alejandro Echevarria, presidente de Telecinco; Jaime Castellanos, presidente de Recoletos; José Manuel Lara, presidente de Planeta y Grupo Antena 3; José María Bergareche, vicepresidente y consejero delegado de Vocento; Alfonso de Salas, presidente de Unidad Editorial (El Mundo); Catalina Luca de Tena, presidenta-editora de ABC; Antonio Fernández Galiano, director general de Unidad Editorial; Maurizio Carlotti, consejero delegado de Antena 3; Mauricio Casals, presidente de La Razón; y Víctor Viguri, consejero delegado de Punto Radio. Por contra, no pudieron llegar a tiempo Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, y Rafael Pérez del Puerto, consejero delegado de COPE, que figuraban en listado distribuido.


"ACTOS DE AMIGUISMO"

Asimismo, criticaron que "hasta la fecha" el Ejecutivo haya "eludido negar de forma tajante que esté dispuesto a conceder a Canal+ una autorización para emitir en abierto". A su juicio, el Gobierno debería despejar esta "duda" cuanto antes "si quiere evitar que sus decisiones sobre el sector de medios sean entendidas como actos de amiguismo con un grupo de comunicación en concreto".

En la misma línea, consideraron "evidente" que cualquier modificación del actual sistema de televisión analógico "no haría más que retrasar el necesario impulso" de la TDT en España y calificaron de "innecesaria desde el punto de vista jurídico" la supresión del límite de tres televisiones analógicas nacionales, lo que ha generado "una fuerte incertidumbre sobre su verdadera motivación".

En lo que respecta a las modificaciones en los límites de concentración radiofónica, el comunicado reitera que se trata de una decisión tomada "sin una necesidad aparente más que la de favorecer a un grupo de comunicación que tuvo problemas judiciales en el pasado por su elevada concentración de frecuencias", en alusión a la sentencia del Tribunal Supremo que invalidó la fusión de la Cadena SER y Antena 3 Radio en Unión Radio.

Sobre esta cuestión, los medios critican también que "para abundar en la falta de seriedad" del Ejecutivo, esta alteración de los límites de concentración de licencias de radio en una misma demarcación se produjo "un momento antes de enviar el proyecto a las Cortes". El texto estudiado por el Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información el pasado 4 de enero no incluía este apartado.


"INCERTIDUMBRE Y DESCONFIANZA"

Por todo ello, denunciaron que el proyecto de ley en trámite, "en lugar de impulsar el desarrollo y resolver los problemas generados por los medios públicos, sólo siembra incertidumbre y desconfianza", en lo que supone una "contradicción flagrante" entre el programa electoral del PSOE y las primeras actuaciones del Gobierno.

En ese sentido aseguraron que desde la oposición el PSOE se comprometió a resolver el problema de los medios públicos y a contar con el consenso del sector. "Sin embargo, su primera medida, antes de conocerse cualquier solución sobre los medios controlados por el Estado, se dio a conocer un 30 de diciembre, en el último Consejo de Ministros del año", añade el comunicado.

Finalmente, los grupos reunidos en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid apuntaron que "continúa la nebulosa" sobre el futuro de la televisión pública y su incidencia en el mercado, a la espera de las medidas que el Ejecutivo pondrá en marcha tras conocerse el informe del denominado 'Comité de Sabios'.

Lara pide al Gobierno que se siente a hablar "seriamente"

El presidente de Antena 3, José Manuel Lara Bosch, expresó ayer la inseguridad e incertidumbre del sector ante los planes de reforma emprendidos por el Gobierno y realizó un llamamiento a la Administración para que se siente a hablar "seriamente" de este tema con el sector.

En declaraciones a los periodistas durante la presentación del observatorio económico de la FAES, Lara dijo que "la peor sensación es de inseguridad de objetivos jurídicos". "Los empresarios siempre queremos seguridad y las incertidumbres nos preocupan porque no se puede actuar con ellas mientras que cualquier regla es gobernable", subrayó.

Lara añadió que no sabe cómo acabará el proyecto del Gobierno porque no tiene "la bola" para adivinarlo y añadió que "es muy difícl predecirlo porque no se nos ha explicado cúal va a ser el final de todo esto". "Se abre la ley de 1988 sobre canales analógicos, pero no se nos dice para qué se abre más. Se abren las puertas pero no se nos dice cúal es el final", señaló.

El presidente de Antena 3 rechazó que exista una guerra entre diferentes cadenas de televisión. "No creo que se pueda hablar de guerra nunca. Existe discrepancia por una desorientación, por una sensación de falta de informacuion y de ser escuchados, pero tenemos la esperanza de que se reconsidere", dijo.

Además, consideró "absolutamente precipitado hablar de guerras" y añadió que "hay una peticion muy seria de empresas para que se explique cúal es el objetivo final porque no creemos que se pueda seguir en estado de indeterminación". Respecto a la posibilidad de que la ley pretenda favorecer al Grupo Prisa, dijo que "nadie nos ha dicho esto" y se preguntó de nuevo "para que se abre la ley".

A3 y T5 acusan al Gobierno de ocultar con artificios jurídicos su rechazo a la Ley de TDT

Antena 3 y Telecinco emitieron un duro comunicado en el que acusan al Gobierno de adoptar "propuestas arbitrarias" y de "ocultar bajo artificios jurídicos las auténticas razones" de la oposición suscitadas en el sector televisivo al denominado proyecto de ley de impulso de la TV digital, liberalización de la TV por cable y fomento del pluralismo.

En respuesta a la carta recibida del secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, difundida en un comunicado hoy por el Ministerio de Industria, en la que se acusa a ambas cadenas de "tergiversar" y realizar afirmaciones "faltas de fundamento" en torno al proceso de información previa del proyecto de ley, Antena 3 y Telecinco señalan que "tanto el Anteproyecto como el Proyecto aprobados por el Ejecutivo tienen un título que no se corresponde con su contenido, puesto que ninguna medida destinada a fomentar la ampliación de la oferta televisiva analógica puede impulsar la televisión digital".

Asimismo, estas cadenas consideran que "lo sustancial es que quien tergiversa es el propio Gobierno con sus propuestas arbitrarias, que ponen en riesgo el futuro de la TDT y el rápido desarrollo de una tecnología esencial para España".


Paradójico fomento del pluralismo

Además, ambas cadenas sostienen que en contra de lo que apunta la nota del Ministerio, el Proyecto de Ley no incorpora "sugerencias", "sino que, tardía y ocultamente, incluye la modificación de la legislación vigente sobre radio, con el fin de permitir que un único operador controle la mitad del espacio radiofónico una sentencia firme del Tribunal Supremo que declaró ilegal esa concentración claramente monopolística". Resulta paradójico en un Proyecto cuyo título incluye precisamente el fomento del pluralismo, agrega la nota.

Por otro lado, Antena 3 y Telecinco acusan al Ministerio de "volver a mentir" al decir en su nota que el Proyecto incorpora las sugerencias de estas cadenas sobre el número máximo de televisiones digitales de carácter público. Según consta en las observaciones al artículo primero la propuesta era mantener el límite de un programa digital, señalan ambas cadenas.

Asimismo, en su comunicado conjunto de hoy, Antena 3 y Telecinco, puntualizan que cuentan con carezcan representantes en el Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (CATSI). Así, recuerdan que el pasado 4 de enero de 2005 su representante Carmen Rodríguez, directora de Asesoría Jurídica de Antena 3, fue convocada a la reunión de la Comisión Permanente del CATSI, que debía informar sobre el anteproyecto de ley. En esa reunión, a la que asistió en representación de ambas cadenas, se opuso verbalmente y por escrito al citado anteproyecto, aseguran.

Finalmente, estas dos cadenas privadas consideran que resulta "sorprendente que el Gobierno se apunte como mérito el hecho de someter el anteproyecto al estudio del Consejo Asesor creado específicamente para esas materias".

Noticia relacionadas

PP y CiU evitan que la ley de la TDT se tramite por la vía de urgencia

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba