Entrevista "Tengo un año más de contrato con Cuatro pero renovaría más"

Paula Vázquez nos habla de sus 400 programas de "Fama" y de la fusión

Con 36 años y casi 20 de profesión, Paula Vázquez está en una de las mejores etapas de su carrera. Vive actualmente su tercera temporada y ha llegado a los 400 programas de Fama en Cuatro, formato en el que asegura sentirse muy cómoda y feliz.

400 programas de Fama, ¿cómo lo vive?

Estamos muy contentos. Incluso estoy pensando en mudarme aquí... (risas).

¿A qué hora llega todos los días al programa?

La verdad es que vivo como Dios. Me recogen a la una y a las siete ya estoy fuera. Vengo con más tiempo porque me gusta estar en todas las reuniones. Me gusta enterarme de todo.

La hemos visto muy cómoda en muchos formatos pero parece que como en Fama en ningún sitio...

La verdad es que después de tres años juntos ya nos conocemos todos y es muy sencillo trabajar con este equipo. Somos amigos, hablamos de todo y con cada uno hay algo especial. Siempre les digo que como se nos acabe Fama, tenemos que hacer reuniones de vez en cuando porque nos vamos a echar mucho de menos.

Cuéntenos algo que le haya marcado en este programa

Siempre recordaré en la primera edición el día que salimos a la calle. No sabíamos de la repercusión y me acuerdo que íbamos casi sin seguridad. Aquel momento fue tremendo.

¿Cree que los concursantes ya saben la repercusión que tiene Fama y vienen menos a aprender y más a concursar en un reality?

Ellos saben que lo que más audiencia le da a Fama son los vídeos de baile, no los que tienen que ver con su vida privada. También saben que la popularidad que le da el programa es durante el tiempo que están aquí, pero después se acabó. Creo que lo que buscan los chavales es reconocimiento y hacer un buen currículo.

Es un programa educativo y de entretenimiento, ¿está orgullosa de él?

Muy contenta y orgullosa. Hoy por hoy, creo que es un lujo poder hacer un programa como éste. Nunca se nos ha presionado, ni por parte de Cuatro ni de nadie. Jamás enseñamos nada que no queremos para subir la audiencia, pero es que no nos interesa porque no es ese el público al que queremos ir.

¿Está más tranquila en un programa así?

Me siento más cómoda cuando no tengo que criticar. Prefiero alabar a los concursantes y no sacar miserias de la gente.

¿Qué le están enseñando los concursantes a nivel personal?

Lo que más me transmite es la fuerza que tienen. Recuerdo que con 18 años, cuando bailaba en el Un, dos, tres... era como ellos. Me daba igual partirme un tobillo o lo que fuera. Sólo quería demostrar que valía. El darlo todo por un instante me resulta increíble en ellos.

¿Qué es lo que más le fascina de los bailarines?

Que lo dan todo. Es un esfuerzo físico brutal y en la mayoría de los casos ni se hacen millonarios ni tampoco obtienen el reconocimiento que se merecen.

¿Le costaría cambiar de cadena y formato?

Nosotros comenzamos este proyecto porque todos nos enamoramos de él. Nunca pretendimos ir a por la máxima audiencia. Queríamos y confiábamos en el proyecto. No sé qué pasara con la fusión entre Telecinco y Cuatro, pero estoy tranquila porque lo que nos ha llegado hasta el momento es tranquilidad por parte de Cuatro. Tengo un año más de contrato y renovaría por los que fuera. Estoy muy contenta aquí.

¿No se cansa de hacer lo mismo?

Hay días que son rutina pero mi padre lleva siendo guardia de seguridad veinte años y no se queja.

¿Qué es lo mejor que tiene hacer "Fama"?

Fama me ha dado una rutina que me encanta. Tengo plantas. Parece una tontería pero es la primera vez que vivo tres años seguidos en Madrid. Fama me ha dado estabilidad. Ha sido mi relación más estable.

¿Les ha afectado el cambio de horario?

Se trata de un formato que lleva tres años en un horario y la gente no se esperaba un cambio. Noto que hay gente joven en mi familia que nos seguía, pero que ahora no puede. Pero también entiendo que Tonterías las justas tuvo una audiencia muy buena en verano y la composición que hizo de tarde Cuatro funcionó muy bien al principio. Entiendo que apostaran por esa fórmula, aunque no sé si la cambiarán. A nosotros nos beneficiaría volver a las tres de la tarde.


Tiene en su contrato una cláusula de conciencia, ¿qué haría si con la fusión le obligaran a hacer algo más sensacionalista?

Hemos renovado contrato con Sogecuatro y se han respetado todas las cláusulas. Yo me atendría a ello. Ellos saben a qué tipo de público quiero dirigirme. He trabajado muchos años también para Telecinco y nunca hice un programa sensacionalista. Creo que mi perfil como presentadora está muy definido y sé que ni siquiera me ofrecerían hacer un programa así.

Hubo una vez que en Telecinco me ofrecieron hacer un programa por las tardes dirigido por María Teresa Campos y dije que no. La admiro profundamente y creo que es una presentadora maravillosa, pero creía que los programas de por la tarde tienen un perfil muy claro y a mí no me apetecía hablar de corazón.

¿Y si no tuviera otro trabajo?

No lo haría. Por lo que he leído en entrevistas a Paolo Vasile, Fama y El Hormiguero le parecen dos buques insignia. No creo que la intención sea cambiar la línea editorial de la cadena, lo cual me tranquiliza mucho.

¿No le agobia el hecho de ser tan popular que no puede elegir cuando salir?

Sí. A veces te da la sensación de vivir en Gran Hermano, porque te sientes observada y además hay gente que empieza a grabarte con el teléfono móvil. Mucha gente es muy mal educada y te agobian. Hay una parte que sacrificas y la verdad que es una pena. Al final, acabas todos los fines de semana fuera de Madrid.

¿Qué haría si fueras anónima?

Creo que lo que más me gustaría sería hacer cursos de todo tipo. Este verano aproveché para hacer alguno porque siempre hay menos gente. Me corto un poco porque desde el principio sería un poco la comidilla por el hecho de ser popular. De todas formas, nunca me ha gustado mucho salir por la noche, así que ahora menos. 

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba