Publicidad El anuncio de Campofrío podría fomentar la violencia contra los animales

Así lo ha determinado el Jurado de la Publicidad, Autocontrol, dando la razón a una demanda de la Protectora contra este spot, en el que un perro se golpea con un cajón abierto por su dueña. Campofrío aduce que "las imágenes pretendían reflejar una situación puramente cómica, irónica y humorística"

El jurado de la publicidad de la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) ha determinado que el anuncio de Campofrío en el que se ve cómo un perro se golpea con un cajón que abre su dueña “podría llegar a fomentar actitudes violentas hacia los animales o, al menos, contribuir a frivolizar y minusvalorar la importancia y trascendencia de este tipo de actitudes”. De esta forma, da la razón a la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, que presentó una reclamación contra esta publicidad, al considerar que “incita al maltrato de los animales, fomentando una conducta claramente incívica e hiriendo la sensibilidad de aquellas personas especialmente sensibilizadas con los derechos de los animales”.

Por su parte, la empresa Campofrío aduce que “las imágenes pretendían reflejar una situación puramente cómica, irónica y humorística”, a lo que el jurado de la publicidad contestó que “en ocasiones ese carácter claramente ficticio, humorístico y exagerado de un anuncio puede llegar a evitar que éste sea entendido por el público de los consumidores como una incitación a reproducir los comportamientos que en él se reflejan, pero –precisa– para que esto suceda, ese tono debe ser clara y fácilmente apreciable por el común de los consumidores”, algo que parece que en este caso no se da, “como lo demuestran las reacciones que ha provocado en ciertas capas de la población”.

La Sección Tercera del Jurado de Autocontrol acuerda, según expone en una resolución a la que ha tenido acceso Europa Press, que "la publicidad reclamada infringe el principio de legalidad recogido en la norma 2 del Código de Conducta Publicitaria", es decir, "la publicidad debe respetar la legalidad vigente y de manera especial los valores,
derechos y principios reconocidos en la Constitución".

Asimismo, añade que, según el artículo 8.1 de la Ley de Televisión Sin Fronteras, "son ilícitas la publicidad y la televenta que inciten a la crueldad o al maltrato a las personas o a los animales" y establece que en el anuncio de Campofrío "es evidente que se refleja una conducta de maltrato a un animal, que consiste en abrir un cajón cuando éste se encuentra corriendo, para así forzar el choque entre el perro y el cajón abierto".

El presidente de la Protectora de Animales de Málaga, José Carlos Cabra, se mostró satisfecho por esta resolución, que calificó de "muy positiva", puesto que, "aunque el daño está hecho porque el anuncio ya se ha emitido, lo importante es que nos hayan dado la razón y, además, es un modo de evitar que vuelva a ocurrir", indicó.

La Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial está compuesta, entre otros, por anunciantes, agencias, medios de comunicación y empresas de servicios a la comunicación comercial, y su objetivo es prevenir y resolver controversias publicitarias.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba