Análisis La apasionante batalla de los realities

Por primera vez en España compiten, frente a frente dos programas tipo reality con posibilidades reales de impregnar toda la programación de las cadenas. ¿Cómo se mueven las piezas?

“Gran Hermano”, en Telecinco, en su enésima edición, renace como caballo ganador y contrastado. “La Granja” es el candidato, con datos de salida que lo hacen respetable. De ambos programas dependen en buena parte los datos de audiencia de los próximos tres meses de las dos cadenas privadas. El éxito o el fracaso de ambos reality shows viene determinado no solo por audiencias directas, sino también por la influencia que ejercen en todos los magacines y programas de corazón de ambas cadenas.

Unos estrenos accidentados

El comienzo de temporada ha sido desconcertante. Ninguna de las cadenas privadas ha cumplido en lo más mínimo las previsiones anunciadas a la prensa y al Ministerio de Fomento en lo que se refiere a la programación anunciada, por Ley, con once días de antelación. “Gran Hermano” (GH) empezó una semana antes de lo anunciado, y “La Granja” (a partir de ahora LG) hizo lo mismo. Ninguno de los dos programas ofreció su primera Gala de presentación en el día de la semana previsto. GH empezó en domingo, para llevar sus Galas a los jueves mientras que LG lo hizo en miércoles, para pasar a ser programado el martes, buscando siempre el cuerpo a cuerpo con “Los ochenta”, la nueva serie de nostalgia de Telecinco.

El estreno también fue accidentado por la premura que imprimieron sus estrenos repentinos a otros programas. María Teresa Campos, por ejemplo, tenía previsto salir al aire el día 6 de septiembre, pero un molesto herpes que no acababa de curarse, le había aconsejado posponer su estreno de temporada al lunes 13 de septiembre. La irrupción repentina de “Gran Hermano”, que obligó a “La Granja” a salir al aire con antelación, también provocó la salida precipitada del “Cada Día” de la Campos tres días antes.

”La Granja” evita el cuerpo a cuerpo

La profesión de ejecutivo de televisión se está acercando, por momentos, al mismo nivel de stress que sufren los corresponsales de guerra. A los horarios larguísimos y al trabajo inesperado en fin de semana tienen que unir los sobresaltos constantes que provocan los movimientos de programación de la competencia. Los programadores son candidatos a pacientes de los cardiólogos. A los buenos observadores no les ha pasado desapercibido que el mismo día, con poco tiempo de diferencia, Telecinco anunciara el estreno de su serie “Los 80” el martes y el miércoles. La cadena de Fuencarral tenía hechas sus promociones con reclamos para los dos días, con intención de contraprogramar según moviera pieza Antena 3. Al final, tanto “La Granja” como “Los 80” se han quedado en martes, con resultados más o menos cómodos para las dos partes. Pero el anonadado espectador que pretendía ver “Los 80” estuvo a punto de pedir hora al oculista porque las promociones de Telecinco le volvían loco.

Otro gran tema de reflexión en las dos cadenas ha sido la hora de emisión de los resúmenes diarios de GH y LG. Telecinco optó por situar el resumen de “Gran Hermano” dentro de “A tu lado” con intención de moverlo en el caso de que un enfrentamiento directo con el reality de la competencia erosionara los resultados de audiencia. Antena 3 hizo lo mismo con su emisión diaria de “La Granja”, pero evitando programarlo directamente contra GH. Gestmusic, para proteger su producto, aconsejó no enfrentar directamente el resumen de “La Granja” al resumen de “Gran Hermano”, por lo que chocó, a continuación, en Antena 3, que la productora de Endemol no evitara, en ningún momento, que su “Crónicas Marcianas” combatiera directamente a la gala de “La Granja” con los mismos contenidos que había querido rehuir en su programación de tarde. Al final, el resumen de GH se emite independientemente de “A tu lado”, mientras que el de LG sigue en el interior de “A la carta”.

De momento, los dos resúmenes han sobrevivido dignamente, con datos que permiten esperar su evolución sin excesivos sobresaltos. En la batalla entre los dos gana de momento, por puntos, “Gran Hermano”, pero la larga duración de los programas no permite hacer apuestas definitivas sobre el balance final.

Tablas en los resúmenes del domingo

El último enfrentamiento semanal se produce en domingo, cuando las dos cadenas privadas programan los resúmenes semanales de debate y videos de sus reality shows. En este caso acabaron en tablas, con un comentario: Telecinco programó “Toy story” en su “Cine 5 estrellas” que obtuvo un escaso 17.7% de share, mientras que Antena 3 cosechó con su “Inquilino” un magnífico 29% de cuota de pantalla. A continuación, el debate de GH se apuntó un 22.9%, mientras que el de LG registró un 21.3%, con 2.294.000 espectadores y 1.995.000 espectadores respectivamente.

Las espadas están en alto

Pero la batalla de los reality show no ha hecho más que empezar. Quedan tres meses por delante, con movimientos inesperados de programación que ni se pueden imaginar los que los van a decidir.

Las audiencias definitivas de otoño tienen que asentarse. Algunos niños y jóvenes de enseñanza media y universidad aún no han empezado sus clases. Las vacaciones generales se dan por terminadas esta semana en todo el país, y a partir de la próxima, la que empieza el 20 de septiembre, las posiciones y hábitos de los espectadores se van a ir fijando poco a poco.

Es una batalla apasionante que tiene a dos cadenas privadas como protagonistas, y a dos productoras, Gestmusic y Zeppelín, que en un periodo corto de tiempo se fusionarán para mostrarse con su verdadera cara empresarial: Endemol España. Las dos productoras son propiedad de Telefónica, y forman parte de la macrocompañía de televisión Endemol.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba