Análisis El aprendizaje se beneficia de las nuevas tecnologías

¿Qué tienen que ver la Televisión de Alta Definición (TVAD), Internet 2 y la educación a distancia?

Un médico opera a un paciente. Mientras tanto, en el otro punto del planeta, unos estudiantes observan a través de una pantalla el desarrollo de la intervención en directo. La definición es magnifica y la transmisión impecable. La Televisión de Alta Definición acaba de encontrar a su mejor aliado, Internet 2.

La principal característica de este sistema es que mejora la calidad de la imagen al utilizar una pantalla ancha de 16 unidades de ancho por 9 de alto, en lugar de la de 4:3 de la televisión convencional. De esta manera la imagen se asemeja a la de un cine y a las características del ojo humano, cuyo campo de visión horizontal es más amplio que el vertical.

Todos este avance se incorpora a la era de la televisión digital, muere lo analógico y eso significa que además de imágenes pueden recibirse otra serie de cosas, como por ejemplo bytes de información a través de la Red. Sólo es necesario buscar la velocidad más rápida, algo que ofrece Internet 2, el proyecto Abilene o .

Esta nueva red, que no sustituye al habitual Internet, nació bajo el amparo de diversas universidades estadounidenses con un único propósito científico y tecnológico. Las tasas de transferencia que están logrando los investigadores cada vez son más altas. Las últimas cifras hablan de 200 millones de bits por segundo. Frente a los 56.000 bits de un usuario normal, las posibilidades de transmisión son infinitas.

Imágenes de gran calidad

Muchos investigadores han comenzado a explorar el potencial de esta unión. El Research Channel, por ejemplo, es un consorcio de diferentes centro tutelados por la Universidad de Washington, y que ya ha realizado algunas retransmisiones de TVAD a través de Internet 2. “La calidad que hemos logrado es como si estuviéramos viendo a través de un cristal lo que sucede al otro lado”, ha señalado Amy Phlipson, directora ejecutiva de este proyecto.

Henry Comby, profesor asistente de Antropología en la Universidad de Tulsa, utiliza la televisión en sus cursos a distancia. Hasta ahora, consistían en películas bastante antiguas y de una calidad mala. A partir de ahora podrá ofrecer a sus alumnos en tiempo real todos los contenidos de la asignatura de manera más clara.

Pero de, momento, el futuro para tanto avance tecnológico está todavía un poco en el aire, sobre todo debido al gran coste económico de un equipo básico para producir programas destinados a la TVAD. El grueso de la industria televisiva ha sido bastante reticente a la hora de adquirir estos nuevos equipos digitales y hasta ahora, sólo los estudios de cine y ahora las universidades han comenzado su adquisición. Tal como señalan los expertos, el 2006 será cuando los precios de estos sistemas digitales bajen significativamente de precio, ya que en ese año las señales de televisión dejarán de ser analógicas para convertirse en digitales.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba