Según un estudio El 90% de los niños asocia el 11-M con las imágenes de heridos que vieron por TV

El 65% de los padres no explicaron los hechos a sus hijos

La televisión sustituyó al entorno educativo y a los padres como fuente de información de los niños sobre el 11-M y la inmensa mayoría de los menores, en concreto un 90%, asocia el atentado con las imágenes de los heridos que vieron en la pequeña pantalla.

Un estudio sobre la violencia en los informativos de televisión realizado por un equipo de profesores universitarios y presentado hoy en el IORTV, señala que más de la mitad de los padres de los niños que asocian el 11-M con los heridos no les suministraron suficiente información de lo ocurrido y es probable que, incluso, ni censurasen los contenidos. Además, el 65% de los padres no explicaron, en absoluto, los hechos a sus hijos.

Los que sí lo hicieron, según el informe, obtuvieron muy poco apoyo de los docentes escolares. De hecho, sólo un 20% de los niños reconoce haber recibido información en el contexto escolar, según explicó Jordi Montferrer, de la Universidad de Salamanca y uno de los autores del estudio.

Los niños, los más violentos

El estudio se basa en cuestionarios realizados a niños de entre 6 y 12 años de nueve colegios de Madrid con el objetivo de investigar en qué medida los contenidos violentos de los informativos son asimilados por los niños, afectando a sus pautas de conducta.

El informe concluye que los niños consumen mucha televisión (alrededor de dos horas y media diarias), pero no les interesan demasiado los programas informativos (sólo un 27 por ciento ven telediarios todos los días), aunque los que lo hacen son muy fieles.

Además, hay una clara diferencia por sexos, ya que mientras los niños varones son más proclives a generar pautas relacionadas con la violencia tras ver los telediarios que las niñas. Además, los niños tienden a querer parecerse a personajes violentos que aparecen en pantalla, al contrario que las niñas.

Montferrer explicó que los niños más pequeños y que menos informativos ven "tienen una clara percepción de la violencia y generan ideas violentas inmediatas tras verla en un informativo". Por el contrario, los más mayores y que ven más televisión "generan menos ideas violentas, lo que confirma la teoría de la desensibilización hacia la violencia". "Cuanto más violencia se consume, más nos acostumbramos a ella y menos nos importa", explicó.

Los sucesos

El estudio también incluyó grupos de discusión con madres y profesionales del periodismo. En el caso de las madres, éstas constataron que hay una explotación del morbo, sobre todo de los sucesos en los informativos, así como una violencia excesiva en estos programas y atribuyeron la responsabilidad a los periodistas y a la violencia.

Por su parte, los profesionales constataron los cambios ocurridos en los últimos años en la sección de sucesos y las importantes dificultades para determinar su tratamiento correcto, sobre todo en las noticias sobre terrorismo y sobre hechos luctuosos.

En opinión de algunos entrevistados, el momento actual se caracteriza por una actitud generalizada entre los medios de no mostrar "los resultados de la violencia de un golpe explícito". La estrategia pasa por eliminar las escenas más duras, evitando sacar "muertes". Sin embargo, para otros entrevistados no está clara está actitud comedida y opinan que el tratamiento de la violencia en la televisión va a peor.

Según el estudio, una de las estrategias contempladas por algunas redacciones consiste en utilizar la fórmula de presentador que "advierte" previamente de la dureza de las imágenes que se van a ofrecer a continuación, si bien se es consciente de que esta medida puede acabar reforzando el interés en la visión de las imágenes.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba