Venció el plazo ¿Se han autorregulado las cadenas?

Hoy entra el vigor el Código de protección infantil. ¿Están preparadas TVE, Telecinco y Antena 3 para cumplirlo? El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid opina que no se han realizado cambios significativos

Hoy entra en vigor el “Código de autorregulación sobre contenidos televisivos e infancia”, suscrito el pasado 9 de diciembre por el Gobierno y las cadenas de televisión, que establece los principios generales para garantizar el respeto de los derechos fundamentales de los menores: fomentar el control de los padres y evitar determinados contenidos televisivos no aptos para menores en horario infantil.

Hoy se cumplen los tres meses de adaptación previstos por la norma para que las cadenas adapten su programación en horario infantil a los menores.

¿Están preparadas las cadenas para cumplir el Código?

Vertele lanzó esta pregunta a sus usuarios el pasado 1 de marzo. De todos los encuestados, un 65.88% piensa que las “cadenas no han adaptado todavía su programación al Código”, un 28.24% cree que “la han adaptado, pero a medias”, y el 5.88% restante considera que sí han ajustado la totalidad de sus contenidos al público infantil.

Fuentes oficiales de las tres cadenas nacionales –TVE, Antena 3 y Telecinco- aseguran a Vertele que ya se han introducido los cambios necesarios en sus parrillas -fundamentalmente en la franja vespertina- para adecuarlas al código que entra en vigor el 9 de marzo.

Uno de los primeros compromisos adquiridos por las cadenas fue la señalización de los programas para facilitar el control por los padres de lo que sus hijos. Las tres televisiones ya han comenzado a señalizar sus espacios advirtiendo sobre la adecuación de los contenidos para los menores, distinguiéndo entre emisiones recomendadas para la infancia, para todos los públicos, para menores de 7 años, para menores de 13 años y para menores de 18 años. Si un programa no lleva ningún tipo de señalización al comienzo, se entiende que es “apto para todos los públicos”.

TVE moverá piezas en su tarde

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, anunció el 23 de diciembre que la cadena pública había diseñado un plan para estrenar concursos de conocimiento y de entretenimiento para toda la familia, así como telenovelas "de servicio público" para ajustarse al código de autorregulación.

TVE retiró el 16 de febrero el magacín de Juan Ramón Lucas “Esto es vida” –aunque el motivo principal de su retirada fue por una bajísima audiencia, más que por la inadecuación de sus contenidos- y cubrió su hueco con la serie juvenil “Smallville”, que llegó a su fin este lunes 28. La cadena tenía previsto lanzar el nuevo concurso “El enemigo en casa” en esta franja –de 19 a 20 horas- a partir de este lunes, pero su estreno se ha retrasado por el momento debido a cuestiones técnicas.

En cualquier caso, a partir del lunes 7 de marzo TVE mueve piezas en su parrilla diaria de tarde para ajustarse al código. La cadena pública intercambia la emisión de sus telenovelas. “Te voy a enseñar a querer” se ofrecerá a las 16 horas mientras que “Obsesión” se ha programado a las 17.30 horas, porque ésta última –de producción española- resulta más controlable en sus contenidos debido a que su elaboración se realiza en España, contratada directamente por TVE, que puede determinar pautas pensadas para el público infantil. De 18.30 a 20.00 horas, cuando finaliza el tramo de superprotección, La Primera ofrecerá reposiciones de “Cuéntame”, considerada una serie “familiar” para todos los públicos.

Antena 3 ya modificó su tarde

Desde Antena 3 aseguran que no se van a producir variaciones en la tarde de lunes a viernes destinados a adecuar su programación al código, porque durante estos tres meses “ya se han hecho los ajustes necesarios” y consideran que su oferta actual cumple debidamente el código de autorregulación. Desde la firma del código, Antena 3 ha sustituido el magacín “A la carta” que presentaba Agustín Bravo por dos programas nuevos –el magacín de corazón “La vida es rosa” y el concurso “Números locos”- cuyos contenidos son, según la cadena, “aptos para todos los públicos”.

En cuanto a “El Diario de Patricia”, un programa de testimonios que también se emite en la franja de superprotección, desde Antena 3 aseguran que hace tiempo que se han moderado los temas que se tratan para que sean adecuados para menores de 13 años y no vulneren el código.

Telecinco varía la “forma” y el "tono"

El consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, instó el pasado 17 de diciembre -una semana después de la firma del código- a los guionistas y redactores, directores y presentadores de sus programas para que aplicaran el código de protección a la infancia suscrito por las cadenas y el Gobierno, según recuerda un portavoz oficial de la cadena de Fuencarral.

La tarde de Telecinco siempre ha sido la más polémica de todas las cadenas por su elevada concentración de contenidos “reality” y “corazón”, pero los directivos de Fuencarral siempre han mantenido que Telecinco "no es una televisión infantil" y, por tanto, "no cambiarían su programación” tras la firma del acuerdo, aunque sí adaptarían los contenidos de sus diferentes programas al mismo.

Telecinco no ha variado un ápice su parrilla vespertina con la firma del código. Se mantienen en antena “Aquí hay tomate” –aunque éste se emite fuera de la franja de superprotección-, el resumen de “Gran Hermano” –en su versión VIP actualmente- y el concurso “Allá tú”. Lo que sí ha variado, según fuentes oficiales de la cadena, es la “forma” en la que se presentan los contenidos y el “tono” de los conductores y colaboradores. Por ejemplo, desde la firma del código, en el magacín de Emma García se evitan los enfrentamientos violentos o la redifusión de determinadas imágenes de “Gran Hermano” más susceptibles de vulnerar el código.

Un portavoz de Telecinco mantiene que están “preparados para cumplir el código” a partir del día 12, aunque todavía queden algunos reajustes por hacer de aquí a entonces. “Podríamos decir que hemos adaptado nuestros contenidos en un 97%”, declaraba a mediados de esta semana.

Telecinco asegura que no sólo se ha autorregulado en lo que respecta a su parrilla vespertina diaria, sino también en otras franjas que también entran dentro del horario de protección infantil. Es el caso de “Salsa rosa”, el programa de corazón de los sábados que comienza a las 21.30 horas, media hora antes de que finalice el horario protegido. A partir de este sábado, la cadena desgaja el espacio que conduce Santi Acosta en dos partes, una con contenidos y tono más “light”, de 21.30 a 22.00 horas, que lleva por título “Salsa Rosa Express”, y el “Salsa Rosa” tradicional, que comenzará a las 22.00 horas, fuera ya del horario protegido.

Alejandro Perales: "Hay que revisar la clasificación de programas y la redifusión de programas nocturnos"

Alejandro Perales, Presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación, ha hecho un seguimiento de la oferta de las televisiones durante estos tres meses y cree que, en general, las cadenas de televisión han modificado sus programaciones desde la firma del Código para adecuarla al público infantil, “aunque todavía hay algunas cosas por cambiar”.

En su opinión, existen dos asignaturas pendientes. Por un lado, está el problema de la clasificación y consiguiente señalización de programas por edades según su idoneidad para los menores, “que no se está aplicando del todo”.

El código establece que toda la programación que se emita en la franja de superprotección –de 17 a 20 horas- ha de ser adecuada para menores de 13. “Sin embargo, en este periodo transitorio todavía encontramos algún programa, como el magacín de Telecinco A tu lado, que continúa señalizado como ‘no recomendado para menores de 13’”, señala Perales. “Esto debería cambiar a partir del día 9 si se quiere cumplir el Código, e ir señalizado como apto para todos los públicos”. A esto hay que sumar el problema de la clasificación subjetiva, puesto que son las propias cadenas las que catalogan sus espacios según sus criterios, a excepción de las películas, que ya vienen clasificadas de la distribuidora, con criterio externo a la voluntad de la cadena”.

Otro aspecto que habría que revisar de cara a cumplir el código, según el Presidente de la AUC, es la redifusión de segmentos de programas nocturnos en los magacines de mañana y tarde, una práctica todavía habitual en muchas cadenas, sobre todo cuando se está emitiendo un reality show en ese momento. Se refiere fundamentalmente a las escenas de programas como “Gran Hermano” o “Aventura en África”, que son reproducidas y comentadas por los colaboradores de los magacines, cuando en muchas ocasiones son contenidos para adultos que podrían vulnerar el Código.

Por cadenas, Alejandro Perales opina que TVE -que tiene el código más restrictivo por tratarse de una TV pública-, ha sido la que más esfuerzo ha hecho por autorregularse, con la sustitución de “Esto es vida” por “Smallville” y, a partir de este lunes, de “Cuéntame”. Perales reconoce que las telenovelas, que permanecen en la parrilla vespertina de La Primera, “no son los productos más adecuados para los niños”, aunque añade que “no es una cuestión de género, sino de valorar cada producto independientemente, porque siempre puede haber unas telenovelas que sean más adecuadas que otras”.

Perales también reconoce un esfuerzo en Antena 3 por adaptar su programación al Código. Pone como ejemplo el “Diario de Patricia”, que “ha cambiado bastante desde la firma del acuerdo, ya que cada vez prescinden más del morbo y apuestan más por los contenidos emotivos, como pueden ser los reencuentros de familiares, etc”.

Actualizar la clasificación de películas

Uno de los puntos del acuerdo que más discusiones podría generar en el futuro es, precisamente, el de la clasificación de películas y series, ya que una vez realizada, no suele revisarse, de manera que hay películas que fueron calificadas en plena dictadura franquista como “no aptas para menores de 18 años” –“Casablanca”, por ejemplo-, pero que hoy casi todo el mundo convendría en que son adecuadas para todos los públicos. Lo mismo ocurre con algunas series antiguas -como “Mariana Pineda”, que repuso TVE la semana pasada-, que también fueron catalogadas en su día como “no recomendadas para menores de 13”, por lo que TVE se ha visto obligada a prescindir de estas producciones y reponer en su lugar “Cuéntame cómo pasó”.

El Defensor del Menor piensa que no ha habido "cambios significativos"

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, advirtió el viernes que las televisiones "no han realizado cambios muy significativos" en estos tres meses de adaptación previstos, y consideró que el 9 de marzo --fecha límite para los cambios-- debe marcar una "nueva etapa, sin retorno, de compromiso y respeto hacia los derechos de la infancia".

"Los tres meses de adaptación previstos en el código de autorregulación deberían haber servido para que las televisiones modificaran de manera paulatina sus programaciones y sus contenidos, pero la realidad es que los cambios no han sido muy significativos", explicó Núñez Morgades, quien destacó, en cualquier caso, el mayor esfuerzo realizado por las televisiones públicas.

El procedimiento para que los ciudadanos puedan presentar sus quejas puede, a juicio de Núñez Morgades, "queda un tanto desvirtuado en tanto que las receptoras de las mismas son, inicialmente, las propias televisiones", a través del Comité de Autorregulación.

En este sentido, el Defensor del Menor instó a padres y educadores a que, a partir de este momento, "estén especialmente atentos ante cualquier contenido que consideren lesivo para sus hijos", así como que "tengan claros los cauces de denuncia: a quién hay que dirigirse, cómo hacerlo, conocer una dirección, un correo electrónico, etc".

Por ello, Núñez Morgades solicitó a los operadores que los ciudadanos dispongan de la máxima información al respecto y recomendó a los ciudadanos que canalicen "siempre" sus quejas a través de las asociaciones de padres, educadores, de juventud e infancia y consumidores y usuarios con implantación en todo el territorio nacional, las cuales, además, forman parte de la Comisión de Seguimiento.

Núñez Morgades recordó que este compromiso "no obsta para que, si se incumple la legislación, se puedan imponer sanciones aunque lo deseable sería no llegar a ese punto, ya que si se impone una sanción es porque el daño ya está hecho".

Dos organismos de control

El código crea un Comité de Autorregulación, constituido el 21 de enero y compuesto por profesionales del medio televisivo, que emitirá dictámenes ante dudas que presenten las televisiones o ante quejas o reclamaciones de distintos colectivos sociales.

Joseph M ª Mainat, director general de Gestmusic, ha sido designado como representante de las productoras de televisión, mientras Nativel Preciado, vocal de la Junta Directiva de la Asociación de la Prensa de Madrid, representará a los periodistas.

En cuanto a las cadenas de televisión, Antena 3 está representada por Julio Sánchez, director de Programas, o alternativamente por Carmen Rodríguez, directora central de Asuntos Jurídicos; Telecinco por Manuel Villanueva, director general de Contenidos, o alternativamente Mario Rodríguez, secretario general; Sogecable, por Pablo Romero, director de Programación, y RTVE por Juan Jesús Buhigas, director gerente Internacional y Corporativo.

Además, el Comité de Autorregulación –que se ha reunido hasta la fecha dos veces- deberá elaborar informes de actividad periódicos que se remitirán a la Comisión Mixta de Seguimiento, organismo constituido el pasado 28 de enero y formado por las televisiones, las organizaciones de padres de alumnos CEAPA y CONCAPA, junto al Consejo de Consumidores y Usuarios y la Plataforma de Organizaciones de Infancia. El Gobierno participará en esta comisión con voz pero sin voto.

Esta Comisión se reunirá de forma ordinaria con una periodicidad trimestral y, de forma extraordinaria, en cualquier momento, a instancia de, al menos, cuatro de ellos. Entre sus funciones destacan velar por el correcto cumplimiento del código, emitir dictámenes, elaborar un informe anual y colaborar con el Comité de Autorregulación. No tendrá capacidad sancionadora.

Los miembros de la comisión son Juan Jesús Buhigas (TVE), Carmen Rodríguez (Antena 3), Mario Rodríguez (Tele 5), Íñigo Dalo (Canal+), Alejandro Perales (Asociación de Consumidores y Usuarios), Juan Merín (Plataforma de Organizaciones de Infancia) y Dolores Abelló y Luis Carbonel, de las asociaciones de padres CEAPA Y CONCAPA, respectivamente.

Hasta el momento sólo se han reunido una vez, coincidiendo con su constitución. Aunque no hay fijada una fecha para la próxima reunión, el representante de la infancia sugirió que el siguiente encuentro podría producirse a finales de marzo.

En definitiva, el comité de autorregulación será el responsable de resolver las dudas y reclamaciones que, en uno y otro sentido, planteen las cadenas y los agentes sociales, mientras que la comisión de seguimiento velará por el correcto cumplimiento del Código, emitirá dictámenes y elaborará un informe anual.

Las franjas de protección

El código establece dos ventanas de especial protección (de ocho a nueve de la mañana y de cinco a ocho de la tarde), horas en las que no se podrán emitir programas no aptos para menores de trece años y en las que queda expresamente prohibido el sexo y la violencia.

Esta prohibición se aplica además a la franja comprendida entre las nueve y las doce horas de la mañana los sábados y los domingos, así como periodos vacacionales, en los que se prevé que la presencia infantil ante la pantalla de televisión aumenta de forma considerable.

En cualquier caso, en aplicación de la ley vigente, de 6:00 a 22.00 horas no podrán incorporarse contenidos no recomendados para menores de 18 años.

¿Qué dice el Código?

El código fue suscrito inicialmente por TVE, Antena 3, Telecinco y Canal+. Las televisiones autonómicas agrupadas en la FORTA, además de Localia, anunciarion posteriormente su intención de sumarse al Código, pero de momento no lo han hecho.

La regulación se propone también colaborar en la alfabetización de los niños, evitando el lenguaje indecente o insultante; evitar la incitación a consumos de droga o el culto a la extrema delgadez; evitar la emisión de mensajes o escenas de explícito contenido violento o sexual que carezcan de fin educativo o informativo; y fomentar que los presentadores en directo adviertan e informen de situaciones que puedan ser perjudiciales para la infancia.

En cuanto a los informativos, el código prevé que se eviten imágenes de violencia, tratos vejatorios o sexo innecesarias, secuencias particularmente crudas o brutales y, en el caso de que el valor informativo de las imágenes así lo aconseje, que se avise de las mismas de manera adecuada. También se establecen pautas de protección a la intimidad e imagen de los menores y garantías para la aparición de los mismos en los diferentes programas.

CÓDIGO DE AUTORREGULACIÓN SOBRE CONTENIDOS TELEVISIVOS E INFANCIA

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba