Especial Vertele.com Cuatro se "blanquea" aún más para marcar diferencias con Telecinco

Cuatro se "blanquea" aún más para marcar diferencias con Telecinco
Cuatro se "blanquea" aún más para marcar diferencias con Telecinco

Zafarrancho de combate en las cadenas de Mediaset. Consciente de la pérdida de audiencia que ha experimentado su segundo canal, Paolo Vasile prepara una remodelación con formatos familiares, de humor y entretenimiento, que incluirá programas testados en otras cadenas. Además de 'The Cube' y 'XXS', el grupo estudia comprar un concurso muy conocido para su emisión diaria

Zafarrancho de combate en las cadenas de Mediaset. Las preocupaciones de la cúpula del grupo italiano, no cesan. Tras el debate interno sobre contenidos y comportamientos polémicos de los programas de Telecinco a raíz de la fuga de anunciantes de La Noria, ahora el punto de mira está puesto en Cuatro, que tiene enormes dificultades para remontar la audiencia de sus tardes.

La cancelación fulminante del programa Las Noticias de las 2, que desde el lunes será sustituido de nuevo por reposiciones de Frank de la Jungla, solo es una gota más en un conjunto de fracasos que provocan inquietud.

¿Le sienta mal a Cuatro el cambio de propiedad?

Los números cantan y reflejan el porqué de la preocupación. Cuatro cerró 2010 con un 7% de cuota de pantalla. En lo que va de 2011 tiene una audiencia acumulada de 6.2% de share, mientras que en lo que va de mes el dato es de 5.5%. Cuatro finalizó octubre con un 6%, tres décimas más que en septiembre. La cadena frenó su tendencia descendente de los meses anteriores, pero los datos negativos la vuelven a golpear en este mes de noviembre, debido sobretodo a la franja de tarde.

Si nos remontamos a años anteriores, Cuatro cerró 2009 con un 8.2% de cuota de pantalla, mientras terminó 2008 con un 8.6%. En tres años la pérdida se sitúa en un 2.4%, más del 27% de la audiencia.

¿Un problema de identidad?

¿Qué está pasando? De entrada, todo apunta a que se está pagando un problema de identidad: El que genera el desperfil que sufre la cadena tras su compra por parte de Mediaset, todo ello agudizado por los problemas de atomización del conjunto del sector de la televisión.

En primer lugar crea confusión que un grupo de caras conocidas de Telecinco se convirtieran también en rostros de Cuatro (Jesús Vázquez, Mercedes Milá, Marta Fernández y pronto Pilar Rubio), lo que provoca que buena parte de los espectadores no sepan, en el fragor del zapping, en qué cadena están.

El segundo motivo de desconcierto lo provoca un cambio de línea editorial, que lleva a su parrilla rostros e incluso programas de Telecinco (Allá tú y Diario de) junto con contenidos “típicos” de la antigua Cuatro o laSexta, todo ello mezclado con reality, vídeos de corazón, información de crónica negra y contenidos polémicos prestados por su hermana Telecinco.

Cualquier observador avisado advertirá que Cuatro tiene que aclararse, definir sus contenidos, su línea editorial e intentar, por todos los medios, no “confundirse” con Telecinco, incluyendo las caras de presentadores prestados.

La cadena defiende que Cuatro ha mantenido su identidad

Sin embargo, fuentes de la cadena consultadas por Vertele.com consideran que esta supuesta pérdida de identidad es una percepción errónea que no se corresponde con la realidad. Reconocen que se ha compartido parte del talento de Telecinco con Cuatro (Jesús Vázquez, Mercedes Milá...), pero creen que se ha respetado la parrilla original de Cuatro, que comparada con la de hace un año, sigue teniendo como principales bazas los mismos programas: Las Mañanas de Cuatro, Pekín Express, Granjero, Supernanny y Callejeros, entre otros.

Una remodelación fallida con arranque de temporada desastroso

La crisis se ha agudizado en lo que va de mes por el fracaso de tres propuestas distintas, todas ellas ambiciosas. El viernes Mediaset anunció la cancelación de Las Noticias de las 2 por sus bajas audiencias (2.2% y 451.000 espectadores). El espacio de humor nunca ha sido una competencia real para sus rivales directos El Hormiguero (media del 12% y 2.322.000 ) de Pablo Motos en Antena 3 o El Intermedio (5.6% y 1.040.000) de Wyoming en laSexta.

Previamente ya había caído Frikiliks y No le digas a mamá que trabajo en la tele, que agonizó un mes largo (en las tardes) y se despidió a mediados de noviembre, con un 1.3% de cuota de pantalla (media de 1.9%) y 133.000 espectadores (media de 189.000).

Si los espectadores no lo remedian, otros dos programas recién estrenados pueden seguir pronto el camino de la cancelación: el concurso Salta a la vista, presentado por Roberto Villar, y El Comecocos, un talent show de política, que cuenta entre los miembros de su jurado con Mercedes Milá y el líder del partido político Ciutadans, Albert Rivera.

Salta a la vista, inspirado por el juego de mesa ¿Quién es quién?, incluye humor y pruebas de habilidad. De momento se han emitido 20 programas, con una cuota de pantalla media de 3.1% y 331.000 espectadores (ayer viernes, 2.3%), dato discreto aunque por encima de lo que obtiene su compañero de parrilla El Comecocos o de lo cosechado anteriormente por No le digas a mamá.

El Comecocos va mucho peor. Producido por Tintachina TV, filial de La Fábrica de la Tele, con una producción cara (700 personas de público, un plató con una estructura vertical de 12 niveles de altura) no consigue despegar. Sus 5 primeros programas (a las 18h30 de la tarde), tienen una media de 2.4% de share y 265.000 espectadores (ayer viernes, con el independentismo como tema, 2.5%), con un mínimo de 1.9% y 200.000 espectadores.



Planes de futuro

A grandes males, grandes remedios. Paolo Vasile, cansado de que la apuesta que hizo por Cuatro esté en un punto crítico por las malas audiencias, ha reunido a su sanedrín y ha concluido que la programación futura de Cuatro debe ser familiar, blanca, para todos los públicos, centrada en el entretenimiento y el humor, con algo de información, y que incluirá programas consolidados, probados con éxito en otras cadenas. Hasta ahora, tres de los cuatro fracasos recientes son formatos creados en España, que no habían sido testados con anterioridad en otros canales. Ahora parece que cambia ligeramente el paso.

Cuatro quiere un exitoso concurso diario que ya se ha hecho en España

Entre las nuevas propuestas que se estrenarán en enero, Mediaset ha dado luz verde a The Cube, un concurso, adaptación de un formato británico a cargo de Europroducciones. Aunque la versión original es semanal, de gran formato, en prime time, con una escenografía muy ambiciosa, la versión de Cuatro, mucho más modesta, se emitirá en tira diaria, posiblemente en la franja de 'access' al informativo (19:00 horas), o como telonero de prime time (21:30 horas).

Los ejecutivos de Mediaset andan también a la caza y captura de formatos de concursos, de corte familiar, para sustituir a los programas que no les funcionan. Vertele.com ha sabido que uno de los que se barajan para emitir a última hora de la tarde o justo antes del prime time es un formato vendido a decenas de países de todo el mundo que ya ha tenido versión española. Para más información, en un ataque de originalidad, tiene preguntas y respuestas.

Vertele.com anunció también esta semana que Pilar Rubio volverá a la pantalla en Cuatro con una especie de Grand Prix, 'XXS' que enfrentará a varias familias en labores cotidianas del hogar, pero con objetos cien veces mayores que su tamaño normal, que estarán en el interior de una casa a gran escala. Compartirá la presentación con el humorista Enrique Pérez, “Flipy”, en una producción de Endemol que será grabada en Argentina pronto.

Los protagonistas de XXS serán familias de cuatro miembros, formadas por los padres y dos hijos, que tendrán que enfrentarse a labores domésticas habituales.

Mucho antes que XXS, está previsto el estreno de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, el docushow de Luján Argüelles en el que suegras eligen novio/a para sus hijos/as, producido por Eyeworks Cuatro Cabezas.

Lo que le va bien a Cuatro

No todo va mal en Cuatro, desde luego. La cadena funciona mejor en sábados y domingos que los días laborables.

El late night de fin de semana es su mejor franja gracias al cine de los sábados y su Cuarto Milenio de los domingos, que supera el 13%.

En prime time, lo que funcionó mejor en octubre fue Supernanny (10,2% y 1.737.000) y El campamento (9,3% y 1.631.000), las dos propuestas claramente por encima de la media de la cadena. Callejeros, iniciando el late night, sigue siendo también, desde su nacimiento en Cuatro, una apuesta segura.

También está por encima de la media, sin tirar cohetes, Uno para ganar y Pekín Expréss, ambos presentados esta temporada por Jesús Vázquez, y Frank de la jungla (ahora en reposiciones, que el próximo lunes retorna al access prime time de Cuatro). Las mañanas tienen un comportamiento irregular, dependiendo de la dosis de actualidad rabiosa y crónica negra que atraiga al público, pero está habitualmente en la media de la cadena o ligeramente por encima.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba