Entrevista Vertele.com "Aquel bofetón fue una buena lección delante de toda España"

Conversamos con Meritxell y Alazne

Cuatro dijo de ellas, al inicio del concurso, que "su frágil apariencia esconde una fortaleza extrema que intentarán aprovechar para dejar asombrados al resto de concursantes". Y parece que así ha sido...

Meritxell y Alazne, madre e hija, han charlado con Vertele.com tras haber sido eliminadas el pasado domingo a las puertas de la final de la segunda edición de "Pekín Express".

El temperamento de Alazne no ha pasado desaparecibido a lo largo del reality. Tanto ha sobresalido, que otra concursante (Silvia) le propinó un bofetón que desató la polémica.

Ellas aseguran que "han intentado crear polémica con nosotras" y afirman que "si no hubiera sido por el machismo de India, habríamos ganado". "Lo hemos dato todo. Ése ha sido nuestro defecto", apostillan.

LOS TITULARES DE ALAZNE Y MERITXELL

- “Si no hubiera sido por India, habríamos ganado” (Meritxell)
- “Nos han colgado el sanbenito de polémicas” (Alazne)
- “Quería demostrarle a mi madre que no soy una niñata” (Alazne)
- “Ojalá a los veinte años hubiera tenido yo un ‘Pekín Express’” (Meritxell)
- “Lo hemos dado todo. Ese ha sido nuestro defecto”
- “Los que aplaude el bofetón, no tiene conciencia de lo que se vive allí” (Alazne)
- “Lo peor ha sido llevarme una lección delante de toda España” (Alazne)
- “Si volviéramos a concursar, ganaríamos seguro” (Meritxell)
- “Seguro que ganan Fran y Merino”
- “No participaríamos en ningún otro reality” (Meritxell)

Dicen que son la pareja más polémica de las dos ediciones del concurso…

Meritxell: No es el sentimiento que tenemos nosotras, nos ha sorprendido muchísimo. No es que hayamos sido las más polémicas, sino las más claras. Sé que la actitud de Alazne es criticable porque también me lo ha parecido a mí cuando lo he visto desde casa, pero o liberaba tensión así o al segundo día estábamos en la calle. Ella tiraba de mí, yo era un pasmarote. Con 20 años, por algún lado tenía que estallar.

La gente me pregunta que por qué no le daba más caña: nos amamos a muerte, pero pasamos del amor al odio en un segundo y nos hubiéramos enzarzado... Ahora, tenemos que aprender de los errores. (¿Te ha servido para algo?, pregunta Meritxell a su hija.) Ojalá a los 20 años hubiera tenido yo un “Pekín Express” porque te abre los ojos.

Alazne: Nos han colgado el sanbenito de polémicas. ¿Qué polémica hemos protagonizado? ¿Cuándo hemos criticado a algún compañero? ¿Cuándo le hemos puesto la zancadilla a alguien? ¿A quién le hemos quitado un coche? A nivel personal, me he puesto histérica pero era conmigo misma. Han querido crear polémica con nosotras.

Desde el principio, las vieron como una pareja débil…

M: A todos se les llenó la boca diciendo que éramos las más débiles.

¿Qué opinan de los que aplauden el bofetón que Silvia propinó a Alazne?

A: La gente que hace apología de la violencia es porque no la ha vidido en sus carnes. Mi madre, que es la que tenía derecho a hacerlo, no me ha pegado ni una bofetada en todo el programa. Que la gente apoye el bofetón que me dio Silvia me hace ver que realmente no tienen coinciencia de lo que se vive allí. A lo mejor me merecía dos bofetones más, pero no en una competición.

[VerteleVideo]

¿Creen que la dirección del programa actuó bien al no penalizar a Silvia?

M: Yo cometí un error y me arrepiento. Me estuve controlando porque sabía que era una provocación, pero al final caí y le di dos buenas patadas. Pero me parece vergonzoso que, a día de hoy, no se haya disculpado.

Y sobre lo que la gente diga en Internet, no lo tengo en cuenta. Entré un par de veces y vi el percal repleto de niños ociosos y gente desquiciada y no lo tengo en cuenta. Admito las críticas, pero con educación.

Sin embargo, en el intercambio de parejas, dejaron a un lado sus diferencias…

M: No hubo ningún momento en que no habláramos con nuestros compañeros. Lo que pasa que ellos nos ignoraban, no contestaban… Eran bordes, tiraban pullitas…

A: No hay que olvidar que nosotros no somos mala gente. Silvia estaba mala, ¿qué iba a hacer yo? ¿Ir a jorobarla? No. Olvidas el bofetón aunque no te haya pedido perdón.

¿Cómo vivieron el momento en que fueron repescadas?

M: Le dije a Alazne: “Ojo al dato con las caras”. Y no nos defraudaron. Eran un poema. Fue una satisfacción para nosotras.

A: A mí me daba igual. Si no llegan a estar los Juanes, me hubiera abrazado a un árbol.

¿Qué les ha faltado para llegar a la final?

M: India no es un país para mujeres, allí no valemos nada, te ningunean. Si la carrera hubiera comenzado al revés, al tercer día las parejas de chicas estábamos fuera. Si no hubiera sido por India, estarías hablando con las ganadoras.

Alazne, ¿qué ha aprendido de usted al verse en el programa?

A: No me he sorprendido. Tengo un pronto que parezco Jekyll y Mr Hide. En mi vida diaria soy igual, tengo el índice de frustación muy bajo. Soy muy perfeccionista. En la carrera he querido suplir nuestras carencías físicas con aguante.

Eso sí, “Pekín” me ha servido para darme cuenta de que el carácter que tenía no me lleva a ningún lado y que tengo que relativizar más las cosas. Quería demostrarle a mi madre que, a pesar de tener 20 años, no soy una niñata. ¿Que las formas me han perdido? Muchísimo. ¿Qué he sido muy histérica? Sí. ¿Qué he sido muy inmadura? Verdad. Me da vergüenza verme.

Entonces, ¿ha vidido dos “Pekín Express”?

M: Cuando lo vives no eres consciente. Después, al verte, a veces no te identificas. Lo hemos dado todo, ese ha sido nuestro defecto. El segundo “Pekín Express” ha servido de autocrítica, de terapia para analizarlo todo.

¿Qué es lo mejor y lo peor que se llevan del programa?

A: Lo mejor es haber vivido la experiencia de mi vida junto a la persona que más quiero. Lo peor, haberme llevado una lección de comportamiento delante de toda España.

M: Lo digo de corazón, pero no nos hemos traído nada negativo. Lo mejor ha sido ver que Alazne ha madurado a 1000 por hora.

¿Esto ha fortalecido su relación?

Absolutamente.

¿Si comenzara de nuevo el programa, volverían a concursar juntas?

M: ¡Uy si tuviéramos una segunda oportunidad! La primera nos ha servido para aprender tantísimo, que si volviéramos ni merinos, ni bobinos… La final era nuestra. Nos lo llevábamos, lo tengo clarísimo.

¿Con qué parejas mantienen relación?

M: Con lo mejorcito. Por suerte, nuestra elección dentro fue buena. Con Juan Antonio, de la pareja de los strippers. Xavi se pasó al otro lado porque ya no son pareja. También mantenemos buena relación con los Juanes.

¿Qué pareja les parecía más fuerte?

Los Merinos.

¿Qué pareja quieren que gane? ¿Lo saben ya?

Nos gustaría que fueran Juan y Juan Jr., pero con la mano en el corazón no lo sabemos, aunque seguro que son Fran y Merino.

¿En qué momento pasaron más miedo?

A: En la noche del intercambio de parejas. Silvia y yo conseguimos un hotel, pero ella se tuvo que ir al hospital porque estaba enferma; me quede sola y el dueño del hotel, que estaría algo borracho, se dedico a dar golpes a la puerta de la habitación.

M: Yo me veía con una prótesis de cadera cuando mi santa hija me montó en una moto extrañísima; me veía en el suelo.

¿Más miedo que la noche que durmió con Merino?

M: Eso fue muy divertido. De primeras estaba muy borde, pero luego fue muy caballero. Nos hicimos pasar por madre e hijo y nos pusieron una única cama para los dos. Fue una situación surrealista pero muy graciosa, con aquellos slips que llevaba…

¿Con qué equipos de producción viajaban?

M: Eso son secretillos que no estamos autorizadas a contar.

¿Se percibe como espectador toda la intensidad del concurso?

M: Parece más fácil de lo que realmente es. Pese a que se ven momentos duros, no refleja la dureza global del programa.

¿Cómo conseguían el dinero para comer?

A: La gente nos daba algunas veces. Además, tuvimos la suerte de que en Hong Kong un grupo de españoles nos dio un montón de dinero. También pedíamos a nativos que estaba en hamburgueserías...

¿Les costó volver a vuestra vida normal?

M: Nos sentíamos enjauladas. Los tres primeros días tuve que dormir en el sofá porque estaba incómoda en la cama tras tantos días en el suelo, esterillas...

¿Qué tal su relación con Raquel Sánchez Silva?

M: Fenomenal. Es la dulzura personificada. El último día ya nos tirábamos a darle besos. Además, es muy inteligente; ha sabido llevar muy bien la carrera. Hemos sentido el calor que hacía falta al tener tan lejos a la familia. Sabía reconfortarte.

[VerteleVideo]

¿Se les pasa por la cabeza participar en otro reality en el futuro?

M: Si nos llaman de nuevo de “Pekín Express” para tener una segunda oportunidad, sí. No iría a ningún otro reality. Nos gustó este porque estás sólo y si lo consigues es por ti mismo, no dependes de la audiencia…

Pero se las ve muy cómodas en esto de los medios…

A: Hemos estado 38 días con una cámara pegada a nosotras. Además, en “El Hormiguero” nos trataron muy bien y se nos vio tal cual somos. No somos un producto (Risas). Si Pablo Motos me pica, ¿cómo no le voy a contestar si en la vida real lo haría?

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba