Estados Unidos Se busca tecnología antipiratería para TV

Cadenas, productoras y fabricantes de electrónica están cada vez más cerca de crear una tecnología que evite el intercambio de programas de TV y películas en la Red como ya ocurrió con Napster en el mercado musical

El apagón analógico –previsto para mayo en Estados Unidos y para el 2012 en España- está a la vuelta de la esquina, por los que las principales cadenas y productoras norteamericanas ya se han puesto manos a la obra para encontrar la manera de controlar que sus contenidos no puedan ser grabados libremente y posteriormente comercializados o intercambiados en la Red.

Su último intento en este sentido consiste en insertar etiquetas de identificación digitales en los programas de TV analógicos que les proteja de ser colgados en Internet, pero ésta es sólo una pequeña parte de la estrategia. En estos momentos, encontrar un estándar tecnológico es la prioridad número uno de los propietarios de copyright, quienes aseguran que lo tendrán listo para finales del próximo mes de abril.

El intercambio de archivos con vídeos musicales, películas y programas de TV, así como canciones MP3, es ya una práctica habitual en cadenas que han imitado el fenómeno Napster, como Morpheus, Kazaa y Gnutella. La búsqueda de una solución a este problema se ha visto frenada en este último año por varios motivos: las cadenas no se ponían de acuerdo con el nivel de protección necesario, los fabricantes sugerían tecnologías demasiado caras, etc.

El último invento

La última tecnología, sugerida por el Technology Working Group, consiste en insertar un “banderín” invisible e inaudible dentro de una emisión digital. La información contenida en este indicador mostrará si la emisión puede ser copiada, almacenada o compartida. Para que esto resulte eficaz, la “marca de agua” tendrá que poder ser interpretada por cualquier aparato que reciba señal de TV, desde televisores a reproductores DVD, videograbadores personales o tarjetas de PC que pueden grabar programas en disco duro.

Finalmente, para que esta o cualquier otra tecnología funcione será imprescindible la total unanimidad de todas las industrias interesadas, algo en lo que ya tiene experiencia el Technology Working Group, creado en 1996 para encontrar un estándar antipiratería para DVD.

Los defensores de esta tecnología son conscientes de que difícilmente impedirá que se hagan copias, pero sí permitirá a los propietarios de contenidos, como cadenas y productoras, crear nuevos modelos de negocios como el cobro por el derecho a reproducir o compartir programas con amigos.

El tema ha levantado gran polémica, especialmente en las asociaciones de consumidores, que se amparan en la decisión de la Corte Suprema en 1980 que les daba luz verde al consumidor para grabar legalmente programas de TV.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba