Audiovisual La búsqueda de rentabilidad lleva a la destrucción de centenares de puestos de trabajo

La palabra mágica en las cadenas continúa siendo: ¿cuánto hemos tenido de beneficios? Y lo importante son los pasos para llegar a ello: coste de programación, facturación en publicidad, estructura económica de la empresa. En otoño, las salidas a bolsa serán protagonistas

Las salidas a Bolsa

Tanto Antena 3 como Telecinco tienen como absoluta prioridad la salida a Bolsa en el próximo otoño. Para Antena 3 es un mandato imperativo puesto que Telefónica ha asumido este compromiso ante sus accionistas, quienes van a recibir parte de sus dividendos en acciones de la cadena de Planeta. El precio de la acción tendrá que ver con los resultados empresariales, por lo que todo está pensado para mejorarlos.

En Telecinco es también una prioridad y puede ser la guinda que culmine la gestión de Paolo Vasile en la cadena, y quizá lo último que haga antes de regresar a Italia, donde vive su familia y donde espera volver a vivir pronto.

La salida a Bolsa lo condiciona todo. Con este criterio se incrementa la tensión en todos los frentes económicos: se reducen puestos de trabajo; se incrementa la producción interna, eliminando productoras y diseñando proyectos pensados exclusivamente para hacerlos “dentro” de la casa; se intenta, por todos los medios, mejorar la facturación publicitaria; se eliminan gastos de estructura; se revisan sueldos, para reducirlos, claro…

Algunas decisiones que pueden parecer irracionales o mezquinas por parte de los equipos directivos, se tienen que analizar bajo este prisma: la salida a Bolsa. Si se tiene en cuenta, además, que algunos directivos tienen fuertes incentivos si la “colocación” sale bien, las cosas se entienden mejor.

En Telecinco, por ejemplo, la presencia de productoras externas se ha reducido al mínimo. Los nuevos programas están producidos internamente, utilizando la estructura de “Atlas”. Como ejemplos, Aquí hay tomate, Pecado Original, Visto y no visto, La Quinta Esfera y A tu lado, que ha pasado a manos de Telecinco desde mediados de julio.

Malos tiempos para la lírica: miles de empleos destruidos

El sector audiovisual no vive uno de sus mejores momentos. Un análisis elemental, sin profundizar, permite ver que en los últimos meses se han destruido centenares de puestos de trabajo y que en los próximos se va a continuar con esta tendencia.

Veamos:

La fusión de las plataformas digitales:

Centenares de puestos de trabajo destruidos. ¿Cuántos? Es difícil evaluar con precisión, pero de momento han desaparecido todas las funciones que estaban duplicadas en Canal Satélite Digital y en Vía Digital. La fusión ha provocado también una fuerte crisis en Multipark, en Media Park, en Planeta 2010 y en Antena 3 Temática. La primera compañía ha sido reducida a su mínima expresión. En Media Park, la nueva Digital + dejará de emitir siete canales que estaba produciendo la empresa catalana, con lo que corren peligro 150 puestos de trabajo. En Antena 3 Temática desaparecen otros 59, mientras que Planeta 2010 posiblemente resulte afectada en 50 ó 60 puestos de trabajo más.

En Vía Digital y Canal Satélite, y fruto de la fusión, se está produciendo un drástico ajuste de plantilla y una definición de nuevos puestos de trabajo necesarios para la nueva Digital +. En el camino posiblemente se queden entre 600 y 800 personas, aproximadamente. En total, y con las compañías proveedoras afectadas, hablamos de más de mil puestos de trabajo.

Admira / Telefónica Media

Aunque es una compañía de “cuadros”, en Admira han resultado afectados decenas de puestos de trabajo. La venta de Antena 3 y Onda Cero y la fusión de Vía Digital dejan a la empresa de medios de comunicación de Telefónica prácticamente sin contenido. Quedan propiedades en Argentina y otras pequeñas compañías que se van a ir vendiendo, desintegrando o reubicando en la estructura de Telefónica, pero a corto plazo, Admira desaparecerá en su totalidad.

Quiero TV

La desaparición de la plataforma digital de AUNA provocó la extinción de 300 puestos de trabajo.

Net TV y Veo TV

Las dos compañías de TDT, Televisión Digital Terrestre, nunca nacieron. Se crearon expectativas que nunca se han cumplido, con lo cual tampoco han generado puestos de trabajo que el sector audiovisual esperaba.

Reducción de plantilla en Antena 3

Los lectores de Vertele conocen perfectamente la propuesta de reducción de plantilla en Antena 3 TV. Se habla de 390 puestos de trabajo menos a partir de otoño.

Reducciones de plantilla en productoras

Las grandes empresas de producción han ido reduciendo plantilla de forma constante en los dos últimos años. Las nuevas políticas de producción de las cadenas de televisión y la drástica reducción de expectativas de expansión internacional en otros casos han llevado a políticas de contención de gasto, que han pasado por la destrucción de puestos de trabajo.

En definitiva, malos tiempos para el sector audiovisual. Un sector empresarial que continúa siendo inmaduro, poco sólido, con una enorme población laboral “flotante”, “free lance”, sin fijeza en sus puestos de trabajo, que puede pasarlo mal en los próximos meses.

La falta de definición política y la ausencia de apoyos claros para la expansión y consolidación de las empresas de origen y capital español puede provocar serios trastornos económicos y laborales.

Afortunadamente, la multiplicación de televisiones locales y la firmeza de algunos proyectos autonómicos, permite tener válvulas de escape que atenúan el impacto negativo de los cierres, fusiones y concentraciones de grandes empresas del sector. Pero que no se olvide que en buena parte son empresas que dependen de dinero público, o son directamente empresas públicas, y por tanto no sometidas a una rígida ley de rentabilidad empresarial. Son algunos datos para la reflexión.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba