Caída en la publicidad Las cadenas de TV de EEUU pierden dinero y salud con el atentado

La cobertura informativa sin descanso va a pasar factura, tanto a las arcas de las televisiones como a la resistencia de algunos periodistas

El primer día del atentado contra las torres gemelas de Nueva York y el Pentágono, se batieron récords de audiencia, las imágenes se emitieron sin descanso durante jornadas maratonianas y los espectadores pudieron ser testigos en riguroso y continuo directo de uno de los sucesos terroristas más trágicos que se recuerdan en la historia de la humanidad.

Pero el interés por la información ya ha comenzado a decaer y algunas cadenas ya están calculando cuánto les va a suponer todas esas horas de emisión sin cortes publicitarios, y más de un presentador ya está pidiendo el relevo urgente.

Las televisiones estadounidenses, quizá las que más intensa cobertura han dado, se consideran responsables de mantener al público informado, aunque también están seguras que tantas horas de emisión sin anuncios agravará aún más la crisis de publicidad que atenaza al mercado de los medios de comunicación.

Según datos de la firma de investigación Myers Reports, las seis grandes cadenas de EEUU –CBS, NBC, ABC, Fox, WB y UPN- , así como las principales de cable –CNN, MSNBC, CNBC y Fox News- han perdido a razón de 7.300 millones de pesetas diarios cada una. Y las pérdidas continúan, porque todas las emisoras de cable piensan seguir emitiendo sin pausas publicitarias. “Lo que esto nos cuesta no es nada comparado con lo que le está costando a la nación”, ha afirmado el portavoz de la ABC Kevin Brockman.

Para los expertos, esta situación tiene un lado negativo y otro positivo. Lo bueno es que en estos días de crisis, los anunciantes no se comportan como tal y no presionan a los responsables de programación. Pero lo malo es que una vez que la programación regrese a la normalidad, los espectadores volverán a tener la misma sensación de negocio que antes, lo cual da una perspectiva bastante negativa de la TV.

Además de las pérdidas por publicidad, otro factor en contra de muchas cadenas es el retraso en el comienzo de la nueva temporada. Pero tras el atentado que ha marcado la historia de EEUU, tanto contenidos televisivos como publicitarios serán revisados con lupa para no herir la sensibilidad de los espectadores.

Presentadores y periodistas agotados

Durante estos días, era más que patente el cansancio en los párpados de presentadores como Matías Prats, Olga Viza o Ana Blanco. Y en Estados Unidos las jornadas también ha sido maratonianas. Periodistas como Peter Jennings de la ABC o Tom Brokaw de la NBC, han estado más de quince horas seguidas en antena.

La cadena MSNBC se encuentra a muy poca distancia del lugar donde estallaron los dos aviones. “Nuestros redactores están trabajando una media de 16 horas diarias desde el pasado 11 de septiembre. Pero después de mirar a los bomberos y al personal de voluntarios, ¿quiénes somos para quejarnos?”, ha afirmado el presidente de esta cadena, Erik Sorenson.

Participa en el foro sobre la cobertura informativa que han ofrecido las televisiones sobre el atentado de Nueva York.

Noticias relacionadas

-Se abre el debate sobre las imágenes del horror en televisión

-La nueva temporada de televisión en EEUU ya no será la misma

-Se acabó la tregua en las principales cadenas de televisión de EEUU

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba