TV Interactiva Las cadenas de TV no pueden impedir la venta del videograbador personal

El aparato Replay TV 4000, que permite que los usuarios se salten los anuncios y distribuyan copias de programas en Internet, ya está comercializándose pese a la demanda interpuesta por las televisiones ABC, NBC y CBS

El fabricante de productos electrónicos Sonicblue Inc. ya ha comenzado a distribuir su nuevo videograbador personal, a pesar de la fuerte oposición por parte de las principales cadenas de TV, quienes alegan que este aparato viola el copyright de sus programas y atenta contra sus intereses, porque permite que los espectadores se salten los bloques de publicidad.

El producto en cuestión, llamado Replay TV 4000, ofrece a los usuarios la posibilidad de grabar hasta 320 horas de programación en el disco duro y parar una emisión en directo para poder recuperarla más tarde. Los espectadores pueden evitar ver los anuncios en los programas grabados y compartir la programación con otros usuarios de Replay TV. El precio de estos videograbadores oscila entre los 700 y los 2000 dólares (130.000 y 360.000 pesestas), dependiendo de la capacidad de almacenamiento del disco duro (entre 40 y 320 horas).

Las ventajas que promete este aparato han enfurecido a las tres grandes networks norteamericanas, que el pasado 31 de octubre interpusieron una demanda contra Sonicblue, alegando que con estos aparatos, los usuarios pueden hacer fácilmente copias digitales de sus programas y distribuirlos por la Red, algo parecido a lo que sucedió con Napster en el negocio musical.

¿Quién tiene más probabilidades de ganar?

Los pedidos de compra del videograbador de Replay TV se han duplicado desde que se anunció la demanda de las cadenas, según ha declarado a Reuters el presidente de Sonicblue, Ken Potashner. Por el momento, sólo se pueden comprar a través de la web de la compañía. "El Replay TV 4000 es tan bueno que las cadenas no querrán que los consumidores lo tengan", declaró el presidente de Sonicblue. Y añadió que el aparato no permite la comercialización "anónima e indiscriminada" de archivos en Internet. Los consumidores sólo pueden compartir programas con 15 usuarios y tienen la opción de elegir si quieren o no ver los anuncios.

Pero esto no ha convencido al grupo propietario de la CBS, Viacom, que ya está tratando de conseguir una orden judicial que prohíba la venta del aparato. La ABC y la NBC también han declarado que se mantendrán firmes en la demanda.

Los analistas creen que las cadenas lo tendrán muy difícil para ganar esta batalla legal, teniendo en cuenta el fracaso de "los grandes del entretenimiento" en conflictos anteriores con "innovadores tecnológicos". Como ejemplo citan el caso "Betamax" de Sony en 1984, en el que los fabricantes de aparatos de vídeo resultaron exentos de toda responsabilidad sobre la copia de programas que realizasen los usuarios.

Noticias relacionadas:

-Las cadenas norteamericanas demandan al fabricante de videograbadores personales Replay TV

-Videograbadores personales: el león no es tan fiero como lo pintan

-Especial Televisión Interactiva

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba