Polémica Las cadenas podrán anunciar sus parrillas con sólo 3 días de antelación

Alarma en el sector de las revistas, que deberán replantearse su modelo de publicación

Las cadenas de televisión españolas deberán anunciar sus parrillas de programación con sólo tres días de antelación –no siete, como se pensaba inicialmente- en lugar de los once actuales. El Gobierno estudia cambiar este mismo viernes la ley, lo cual ha hecho saltar las alarmas en las asociaciones de usuarios, pero fundamentalmente en las editoriales de revistas con páginas de televisión, que ven peligrar su futuro con esta medida, pendiente tan sólo del informe favorable del Consejo Asesor de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información.

Según informa hoy ABC, se trata de un Real Decreto que el Gobierno estudia aprobar este mismo viernes, en el último Consejo de Ministros previo a las vacaciones de verano. El pasado mes de febrero la junta directiva de Uteca, asociación que agrupa a las cadenas de televisión privadas, se reuniera con Montilla para solicitar que se rebajase el plazo legal a cuarenta y ocho horas.

Alarma en el sector editorial

Se trata de una buena noticia para las cadenas, que venían demandando desde hace tiempo más flexibilidad para poder cambiar sus parrillas en función de la audiencia, aunque la intención del sector audiovisual era reducir el plazo de obligatoriedad a sólo dos días.

La noticia no ha sentado nada bien en el sector de las revistas semanales, que necesitan contenidos fiables con más antelación para el cierre de sus ediciones y ven en este cambio de ley una condena a su desaparición, por lo que ya están estudiando emprender actos de protesta conjuntos.

“No sólo afectará a las revistas de TV, sino a toda la prensa del corazón”, aseguran fuentes de Hachette, grupo que edita Supertele, Teleindiscreta, TP, Telenovela, Qué Me Dices y Diez Minutos, entre otras. “Si no nos quieren facilitar la programación con antelación, las revistas no tienen sentido e implicaría una reconversión o el cierre”. Sólo las revistas de televisión de Hachette -sin contar las de corazón- venden ahora en su conjunto cerca de 450.000 ejemplares semanales.

Desde Hachette y otros grupos editoriales que se ven afectados –entre ellos Vocento, que edita el veterano Semanal TV- consideran que este cambio de ley obedece a la presión ejercida por las cadenas privadas sobre el Gobierno como compensación por las concesiones a Cuatro y La Sexta.

En contra de la reducción del plazo están, junto a las revistas, las asociaciones de consumidores, que defienden el derecho de los ciudadanos a conocer con antelación suficiente la información televisiva para poder organizar su tiempo de ocio.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba