Gran Hermano La casa se queda sin su sonrisa Profident

Una vez más, no fallaron las previsiones. Ángel fue el escogido por la audiencia para abandonar el concurso

Como rezaba el titular de ayer, Al público lo que es del público, y en esta jornada de expulsión, los espectadores se merecían espectáculo. Esto se traduce en ver salir por la puerta a uno de los favoritos desde el principio. Aquí no van a entrar reflexiones sobre si las votaciones estaban amañadas o si los resúmenes de Telecinco dejaron por los suelos la imagen del de Alicante.

Lo que sucedió ayer hay que mirarlo bajo el prisma del entretenimiento. Y el querubín, divertir lo que se dice divertir, no lo hacía mucho. Todo no va a ser sonrisa en esta vida. Así que con un 47 por ciento de votos, Ángel dijo adiós a sus posibilidades de colarse en la final.

Pareció que el chaval se lo tomó a bien, pero como todo en la vida, la procesión va por dentro. En el clamor de la salida, destacó el abrazo y los besos que le dio a Belén, la reportera del programa Día a día de Maria Teresa Campos y que tan a favor de Ángel se ha mostrado desde que comenzó el concurso. Ante esas imágenes hay que preguntarse cómo el de Alicante sabía que la periodista había hecho campaña a su favor porque, de manera muy ingenua, hay que pensar que no ha habido contacto con el exterior.

Ya una vez en el estudio, y tras los abrazos de rigor, Mercedes Milá abrió el cajón de los recuerdos con las imágenes del conato de pelea entre Carlos y Ángel. El “tete de Hospitalet” parece decidido a seguir con su imagen de chico duro y no está por la labor de olvidar todo aquello. El recién eliminado zanjó rápidamente temas como el “expediente Sabrina” diciendo que no iba a hablar sobre ello, que era únicamente amistad, al igual que el “caso Kaiet” y todos los comentarios que se hicieron al respecto sobre la homosexualidad de ambos.

Razones para ganar

¿Un velatorio? No, eran los finalistas de Gran Hermano, en compañía de los gritos del exterior y del humo de sus cigarros en el interior de la casa. La organización los llamó uno a uno para que dieran a la audiencia razones por las que debían votarles como ganadores. Éstas fueron bastante escuetas, aunque también sería un poco pueril esperar una declaración coherente en cinco minutos. Menos mal que contaban con la ayuda de los vídeos que mostraron en plató para vender tres imágenes diferentes. La del "cachondo", la de la "hacendosa cocinera" y la de la "romántica y huidiza".

Hoy es jornada de transición ante la prueba final de mañana. Las altas temperaturas y el viento del sur que mecen la serranía madrileña provocarán que el día de hoy sea soporífero.

Más vídeos y noticias en el especial Gran Hermano elaborado por Latino Televisión.

Participa en el foro de Gran Hermano de Latino Televisión.

Noticias relacionadas

-Al público lo que es del público

Volver arriba