Gran Bretaña La censura televisiva llega al lenguaje para sordos

Los signos “políticamente incorrectos” serán suprimidos de las transmisiones para sordos. Un paso más hacía el control de contenidos en televisión. Las asociaciones para disminuidos auditivos han protestado asegurando que "es una discriminación más" para este colectivo

Una cadena de televisión británica ha provocado la reacción de las asociaciones de sordos y disminuidos visuales de la Gran Bretaña al prohibir algunos signos que utilizan habitualmente para la comunicación gestual.

La cadena, Channel Four, ha proscrito formalmente la utilización del movimiento de caderas, que significa “homosexual, porque lo considera potencialmente injurioso para el colectivo gay. También ha limitado, por “políticamente incorrecto”, el gesto que identifica a una nariz ganchuda, que se asimila a “judío”, o la simulación de ojos rasgados para identificar a los “chinos”, según ha informado el periódico “The Sunday Telegraph”.

Caroline O’Neill, portavoz de la emisión “Vee-TV”, un programa destinado a los sordos de Channel Four, ha informado que estas regulaciones pretenden que todos los signos sean “culturalmente convenientes”, y que en todos los casos pueden ser sustituidos por signos más modernos, que significan lo mismo. Ha puesto como ejemplo que la nariz ganchuda puede ser cambiada por un gesto de la mano que imita la forma de la “menorah”, el candelabro de ceremonia que es uno de los símbolos más antiguos de la religión judía.

Pero estas explicaciones no han convencido a todo el mundo. El Consejo británico para los disminuidos ha condenado estos cambios que consideran “despreciativos” para los sordos. El mencionado organismo no acepta la intromisión de Channel Four “en el lenguaje de los sordos, su mundo y su cultura y su visión de la sociedad”, que consideran discriminatorio.

¿Consecuencias del “pezongate”?

Este conflicto se añade a la larga lista de intervenciones de organismos públicos y privados en los contenidos de las cadenas de televisión. La exhibición de un pezón enjoyado de Janet Jackson en el intermedio de la “Superbowl” provocó un auténtico terremoto en Estados Unidos, incorporando el retardo de unos segundos en las emisiones en directo, incluido la de los Óscar. Pero sus secuelas se han hecho notar en todo el mundo en el control de programas de radio, de televisión y de “spots” de publicidad.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba