Análisis Vertele El "charco" de Aguirre y la vieja polémica del himno en la final del Copa en TVE

El "charco" de Aguirre y la vieja polémica del himno en la final del Copa en TVE
El "charco" de Aguirre y la vieja polémica del himno en la final del Copa en TVE

Las declaraciones de la mandataria madrileña, en las que insinúa una posible suspensión de la final entre el FC Barcelona y el Athlétic de Bilbao, en caso de que las aficiones vasca y catalana "piten" al Príncipe o los símbolos españoles, hacen recordar la controversia que se generó hace tres años en la cadena pública. Entonces, la censura de los pitos al himno nacional, durante la retransmisión del partido, se saldó con el cese fulminante del director de Deportes de la corporación

Las declaraciones realizadas hoy martes por la presidenta de la Comunidad de Madrid, en las que abogaba por suspender la celebración de la final de la Copa del Rey de fútbol en caso de se produjeran manifestaciones "antiespañolas" por parte de las aficiones de los dos equipos contendientes, Barcelona y Athlétic de Bilbao, hace rememorar la tormenta que surgió hace tres años en TVE por la censura de los pitidos al himno español durante la retransmisión del partido, que le costó el puesto al director de Deportes de entonces.

Es de esperar que no suceda nada parecido a esa situación en Televisión Española, este viernes a las 21:00 horas en La 1, más aún teniendo en cuenta que podría tratarse de la última emisión de este evento deportivo en la pública debido a los recortes. Sin embargo, las palabras de la política madrileña han levantado gran polvareda entorno a los hinchas blaugranas y rojiblancos y a los aficionados al deporte del balompié en general, a escasos tres días para el partido, y remiten a la misma polémica en torno que surgiera entonces en torno a los símbolos nacionales.

Aguirre insinua una posible suspensión del partido, que se disputaría "a puerta cerrada"

Aguirr, insinuó este martes que, de producirse una pitada contra el Príncipe, la bandera o el himno nacional, "el partido se debe suspender y celebrarse luego a puerta cerrada en otro lugar". "Los ultrajes, en este caso al himno, o a la bandera o al Jefe del Estado, son delito en el Código Penal", ha dicho, y ha añadido que si hay equipos que no quieren disputar un campeonato de España, "que no lo jueguen".

Según la mandataria regional, la final de Copa del Rey, que se celebrará en el Vicente Calderón, "no puede convertirse" en un acto de "manifestación hostil hacia España y los españoles". De esta manera, respondía a la Plataforma Pro Selecciones deportivas catalana, gallega y vasca, que acompañada por diputados de CiU, Amaiur, ERC, BNG e ICV, pidió el lunes a las hinchadas de Barça y Athlétic que reivindicaran el reconocimiento internacional de sus selecciones autonómicas en la final de la competición.

"Si en un país serio se produce una pitada contra la bandera, el partido no se celebra"

No obstante, Aguirre ha querido matizar sus palabras, señalando que la "inmensa mayoría" de las aficiones del Athletic de Bilbao y del Barcelona "no son 'antiespañolas'". Aunque ha añadido que "si la pitada se produce porque no son capaces los unos, que son mayoría, de acallar a los otros". Además ha indicado que si en un "país serio" se produce una pitada contra la bandera, el himno o el Jefe del Estado, el partido "no se debe celebrar".

También ha recordado que "hace mucho tiempo se celebró una final en Francia y el entonces presidente Nicolas Sarkozy dijo que la próxima vez que se pitara la marsellesa se suspendía el partido". "Siempre he pensado que en un país serio, cuando se está cometiendo en el fondo un delito, es algo que está en el código penal, contra la bandera, el himno o al jefe del estado, no se le debe pitar, creo que el partido no se debe celebrar", concluyó.

El himno español no fue emitido por TVE en la final de la competición en 2009

Hay que remontarse a 2009 para encontrar la gran polémica en torno a esta cita futbolística, que involucró a los mismos dos equipos que competirán este próximo viernes 25 de mayo. El himno de España, recibido con silbidos,no fue escuchado en directo al principio de la retransmisión, algo que fue inmediatamente catalogado como "un error humano" de algún miembro del equipo de TVE, segúnel primercomunicado que la cadena pública emitió tras lo sucedido.

Julián Reyes fue destituido como Director de Deportes por su "gravísimo error"

TVE, que por aquel entonces dirigía Javier Pons, trató de subsanar el hecho ofreciendo el himno en diferido durante el descanso del partido. La 1 emitió el momento en que sonó el himno en una grabación, con sonido ambiente imperceptible y los silbidos silenciados. Sin embargo, esto no evitó que se llevara a cabo una investigación interna para depurar responsabilidades, tal y como informóVertele.

Finalmente, Pons anunció la destitución del que había sido director de Deportes de la corporación, Julián Reyes, por considerársele responsable de la no emisión del himno nacional en directo durante la retransmisión del partido, "en contra de las indicaciones que expresamente se habían transmitido". Si bien este "gravísimo error" le costó su puesto en el seno de la sección deportiva del ente público, no significó su salida definitiva de TVE, puesto que se mantuvo trabajando en la corporación.

Las reacciones sobre la naturaleza -accidental o voluntaria- de la supresión del himno causaron el enfado de los espectadores y un agrio cruce de acusaciones entre los representantes de los partidos políticos y los responsables de la corporación. Así, mientras la, por aquel entonces, vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega aseguró que "por supuesto no hubo indicaciones" por parte de Moncloa para suprimir el himno, el Partido Popular y UPyD cuestionaron esta versión. Especialmente enérgica fue Rosa Díez, que lo sucedido era consecuencia del Gobierno, que "desgraciadamente controla la televisión publica de este país".

La final de 2009 entre Barça y Athlétic, la segunda más vista de la historia del torneo

La final de la pasada edición de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el Barça fue la más vista en la historia de este torneo con 67.7% de cuota y 12.849.000 espectadores. Además, la prórroga congregó en La 11 y TV3 una audiencia media de 14.172.000 espectadores con el 73% de cuota de pantalla.

Precisamente, la ya comentada final del 13 de mayo 2009, que enfrentó a Barcelona y Athlétic, es la segunda final de Copa más vista con 11.692.000 espectadores (suma de La1, TV3 y ETB1). Más de 10 millones de espectadores (10.012.000), el 48.5 por ciento de la audiencia, siguieron el lance en la cadena pública nacional.

Síguenos en Twitter (@Vertele) y Facebook

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba