Roberto eliminado "El chico no se integró”

Un pequeño margen de votos hizo que Roberto fuera el elegido por la audiencia para abandonar la casa. El resto de los concursantes ya descansan tranquilos. El intruso se ha ido

Como buen caballero llegó, vio, se apalancó, jugó al parchís, bailó un poco, lo flipó un poco más la noche de las nominaciones y en la noche de ayer fue eliminado. Que nadie espere vestiduras rasgadas, proclamas al cielo o peticiones de apostasía. A buen seguro no se recordará una despedida tan glacial en mucho tiempo.

Y es que los concursantes olvidaron el nombre de Roberto de sus cabezas en el momento en el que el de Madrid cruzó el umbral de la puerta y, tras quince días, volvió a la vida real.

Las apuestas fallaron y Ángel puede respirar tranquilo. El de Alicante tiene mucho que agradecer el trabajo de mercadotecnia desarrollado desde algunas instancias de Telecinco como Maria Teresa Campos o los resúmenes diarios, que han logrado socavar poco a poco la imagen del madrileño. Ahora la vida de Ángel puede tornarse más placentera, gracias a Sabrina, quien ha sacrificado su tabaco, su descanso en la prueba de baile e incluso le planchó los pantalones. Menos mal que el de Alicante le ha prometido su “amistad” eterna. El romance de Nacho y Alicia en Médico de Familia tenía más rombos.

El otro nominado, Fran, sintió un poco más la expulsión de Roberto. “¿Y ahora con quién juego yo al parchís?”.

Es normal

Así que queda claro: la familia es la familia. Una vez en el plató, y con Mercedes Milá de cuerpo presente y más inquisidora que de costumbre, comenzó a desfilar en imágenes la vida de Roberto en la casa. El día que Emilio dijo que le debían escupir en el vaso o cuando nadie se creía lo de su viaje a Egipto. Tras ver la galería de lindezas, a modo de digno caballero, dijo que lo aceptaba. “Es normal” fue su frase. Aunque según le dijo a la presentadora del programa no volvería a entrar en esa casa.

Una vez que Roberto se ha ido, la vida ha vuelto a lo de siempre. A saber, cada oveja con su pareja, intentando sacar un seis para volver a tirar, Kaiet gruñirá, Emilio continuará acosando a su “esposa” cada diez microsegundos y Sabrina buscará los puntos más luminosos de la casa, por aquello de la fotosíntesis. Y hasta el lunes, seguirán bailando.

Pero para suplicio de los telespectadores, se quedan en la casa los amigos del sofá, del “me-aburro”, del “no-me-gusta-esto”. A prepararse toca.

Más vídeos y noticias en el especial elaborado por Latino Televisión.


Noticias relacionadas

-El nuevo no convence

-La organización no tiene autoridad alguna

-Que alguien les quite el parchís

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba