En febrero, la 6ª y última temporada en ABC y Cuatro De 'cocktail' con el padre, la madre y la abuela de "Perdidos"

Un segundo relato del encuentro de Vertele.com con equipo de la serie

La terraza-salón del Halekulani Hotel, en pleno corazón de Honolulu, es todo lujo. ¡Aloha! porque la ocasión así lo merece. Allí se celebra un 'cocktail' privado para los productores y actores de Perdidos, que bien podrían cambiar ya el nombre de su exitosa serie a la de Héroes por lo que han supuesto para el "nuevo y gran impulso de la marca Hawaii en todo el mundo" (dijo después el alcalde-gobernador, Mufi Hannemann).

Mezclados con ellos, un reducido grupo de prensa europea (El País, ABC y Vertele.com desde España y dos medios británicos) y dos cadenas de nuestro continente (Cuatro y la Sky TV inglesa) intentan estar a la altura del evento y no desentonar demasiado con los invitados Vip allí presentes, acicalados la mayoría como si de una ceremonia de los Oscar o Emmy se tratara.

Y todo pese al calor reinante, húmedo y muy pesado que empieza a mitigarse levemente pero sólo por el horario (siete de la tarde, completamente oscuro en la urbe hawaiana). Aparece impecable de traje negro Damon Lindelof, considerado el padre de la criatura junto a J.J. Abrams, pero no lo hace solo. De su brazo tiene cogida a una mujer mayor que bien podría ser su madre. Efectivamente, lo es.

A su hijo le van a dar un premio en una gala posterior de Tributo a Perdidos y ella se siente "muy orgullosa". Sin embargo, Lindelof está muy solicitado y le pierde de vista: "¿Dónde está Damon?", pregunta con reservas.

"Está ahí", le contestan mientras señalan una especie de Photocall montado para la fiesta, donde se encuentra su vástago inmortalizándose junto al resto del equipo. La 'abuela' de Perdidos asiente con la cabeza: "Vale, no pasa nada. Hoy es su día", balbucea mientras termina su bebida en copa de cava y espera pacientemente.

* Cartel de la sexta temporada de "Lost" / Damon Lindelof, durante la cena

"No le cuento los 'spoilers' de Perdidos ni a mi madre"

La recepción, organizada por el Hawaii International Film Festival, sigue su curso entre conversaciones informales y canapés. "No le cuento los 'spoilers' de Perdidos ni a mi madre", aseveraba Lindelof con una frase que, después, repetiría con un nuevo matiz pero igual de sorprendente en la gala de premios: "Ni J.J. Abrams -cocreador- sabe el final".

Sabíamos que conocer siquiera un detalle de cómo se resolverá este "rompecabezas metafísico, filosófico, cabalístico, religioso, mitológico y con tintes claramente bíblicos" era harto difícil.

Ahora, hablamos de una quimera si lo que pretendíamos era averiguar alguna pista. Visto lo visto, el secretismo es tal que acercarse al final de Perdidos podría compararse casi a desvelar la fórmula secreta de la Coca Cola. 

Lindelof, tremendamente educado y bien hablado, se preocupa por el viaje de casi 24 horas desde España y por cómo se ve su serie de éxito mundial en nuestro país. "Su audiencia no es para tirar cohetes... pero por diversas causas." 

"De hecho, FlashForward -la llamada a ser su heredera- tiene ahora más adeptos", si nos atenemos, claro, sólo a los datos de Sofres, le contestan mientras éste observa un tanto resignado pero sonriente.

Y es que, a lo largo de su trayectoria y desde su estreno en junio de 2005, "Perdidos ha cambiado tres veces de cadena -La 1, La 2 y Cuatro-, así como de días y horarios. No ha sido muy bien tratada, que digamos."

Por este motivo, y para redimirse en lo que se pueda ante los fieles, la cadena de Sogecable emitirá la sexta y última temporada de Perdidos sólo una semana después de su estreno en Estados Unidos el próximo 2 de febrero.

"Yo también me bajaría Lost de Internet"

Además de lo dicho, el fenómeno "Perdidos" tiene su punto álgido en Internet, donde los fans, lógicamente, no quieren esperar a los movimientos y estrategias de cadena para conseguir los capítulos cuanto antes. "Vaya, si es así, yo también me 'bajaría' de la red los capítulos de la serie", espeta un Lindelof con cierta ironía. 

En último término, interesa saber qué proyectos tiene en esa brillante cabeza pensante nuestro protagonista. Había noticias de una posible adaptación televisiva de la obra de Stephen King "The dark tower" ("La torre oscura"), pero Lindelof desmiente: "Después de Lost, me apetece hacer algo más pequeño".

* Entrada al Festival Internacional de cine de Hawaii

"Se tardará mucho tiempo en lograr una serie como Perdidos"

Tampoco faltó a la glamourosa cita Jean Higgins, la 'madre' de Lost. Mujer veterana e imponente de apariencia leonina, puede presumir de haber hecho posible el milagro como única productora ejecutiva mujer de la serie "en una profesión copada casi siempre, en altas esferas, por hombres".  

"Tal vez logré hacerme un hueco en esta profesión por mi nombre masculino", bromea. Higgins no escatima piropos hacia su obra: "Se tardará mucho tiempo en lograr una serie como Perdidos... Creo, honestamente, que ahora sí que hemos difuminado la línea que separaba el cine de Hollywood y la televisión. Lost no tiene nada que envidiar a cualquier película de gran presupuesto."

Sobre los famosos 'spoilers', la productora considera que "nos hacen mucho daño y son una falta de consideración con el seguidor". A este respecto, cuenta como anécdota el arduo trabajo de ocultismo con el que funcionan desde hace tiempo: marcas de aguas en  los guiones, entregados en mano y nada de emails para evitar filtraciones." 

"Alguien se despistó y un guión llegó donde no debía. Al día siguiente, ya me estaba llamando un representante para colocar a uno de sus actores en la última temporada", asegura Higgins con cara de pocos amigos.

"No cambió nada cuando se marchó J.J. Abrams"

Guionista, director y productor, Abrams es el actual niño mimado de la meca del cine y la televisión, a quien la prensa se ha referido siempre como el gran artífice de "Lost".

Sin embargo, su presencia y responsabilidad en la serie ha sido intermitente debido a sus otros compromisos con la gran pantalla. Por ello, Higgins defiende que "todo ha seguido igual de bien pese a su ausencia. Damon miró hacia adelante y, afortunadamente, no cambió nada".

Por último, redundando en si FlashForward podría cubrir el vacío de Lost, la productora no parece tenerlo muy claro: "Sólo puedo decir que el director de ésta es muy amigo de Damon. Las dos series se emiten en la misma cadena (ABC), por lo que les deseamos toda la suerte del mundo."

* Jean Higgins, en la Master Class de Hawaii / La 'darmaneta'

Hawaii, "nuestra segunda casa"

Pero Higgins, que poco antes había dado una Clase Magistral sobre los siete días de rodaje que han supuesto algunas escenas de acción de la serie o los 700 millones de dólares que ha llegado a manejar, denota cierta melancolía en su mirada: "Voy a echar mucho de menos esto. Ha sido como mi segunda casa".

Lo que dice no es baladí. Ella, como el grueso de los actores de Perdidos, han cambiado todo este tiempo su residencia de Los Ángeles por las legendarias playas de Hawaii. Sin duda, el lugar de paz idóneo para desarrollar en todo su esplendor una serie de estas características.

Y hablando de los actores... En aquel compartimento, también degustaron las especialidades del lugar -recubiertas de nori japonés y tempura-, varios intérpretes de la ficción de culto. Son Terry O'Quinn (John Locke), Michael Emerson (Benjamin Linus), Jorge García (Hurley) y Yunjin Kim ((Sun-Hwa Kwon).

Mezcla de veteranos y novatos antes de embarcarse en esta apasionante aventura, han sido elevados muchos de ellos a la categoría de estrellas internacionales gracias a este trabajo. Hablan de esto y aquello, pero ésa es otra de las historias que relataremos más adelante.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba