Atentados Una comisión de la Eurocámara critica "las manipulaciones flagrantes" de TVE en el 11-M

El informe fue aprobado el martes por 28 votos a favor y 19 en contra y será votado en el pleno del Parlamento Europeo el próximo abril

La comisión de Libertades del Parlamento Europeo critica, en un informe sobre la libertad de expresión e información en Italia, «las manipulaciones flagrantes» de TVE tras los atentados del 11-M, que atribuyó a las «presiones gubernamentales» sobre la televisión pública.

«Las presiones gubernamentales sobre la televisión pública TVE implicaron deformaciones y manipulaciones flagrantes en las informaciones sobre las responsabilidades en los abominables actos terroristas del pasado 11 de marzo», reza el informe, aprobado en la Comisión la noche de ayer martes por 28 votos a favor y 19 en contra, y que será votado en el pleno de la Eurocámara el próximo abril.

La mención a la cobertura del 11-M por el medio público fue incluida a través de una enmienda suscrita por los eurodiputados italianos del Grupo Izquierda Unitaria Europea (IUE) Giuseppe Di Lello Finuoli y Luicio Manisco.

A través de otra enmienda, en este caso de la liberal holandesa Johanna Boogerd-Quuak, la Comisión de Libertades se hizo eco del «informe público» en el que los «trabajadores de la Televisión Española (...) denuncian malas prácticas profesionales para provocar una información no equilibrada, sesgada o manipulada, entre el 28 de febrero y el 5 de marzo (de 2003), en relación a las informaciones sobre la intervención militar en Irak».

«(Los trabajadores de TVE) consideran que este medio de comunicación puso el acento sobre las posiciones de aquellos que defendieron la intervención militar y dio de lado aquellas que defendieron la continuidad de las inspecciones y se opusieron a la uso del Ejército», constata el informe. La comisión parlamentaria también observó que en España «no existe aún una autoridad independiente de control sobre los medios audiovisuales».

Por otro lado, reflejó en su informe que la ONG 'Reporteros sin Fronteras' manifestó en su balance de 2003 «su preocupación por las amenazas y atentados terroristas de ETA contra los periodistas del País Vasco (tres explosivos, dirigidos contra periodistas fueron desactivados durante este año», así como el atentado «contra otro periódico de Madrid perpetrado en esta ocasión por un grupo anarquista italiano».

El balance de 'Reporteros sin Fronteras' también denunció «los obstáculos encontrados por los periodistas para informar sobre la ilegalización del partido Batasuna, así como sobre el desastre ecológico del Prestige», según recoge el informe parlamentario.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba