Artículo de interés Las comunidades gastarán 1.200 millones en sus televisiones autonómicas en 2006

Las cadenas acumularán a final de año una deuda de 2.300 millones

Por su interés reproducimos el siguiente artículo de Francisco Rodríguez que publica hoy La Razón:

Los gobiernos autonómicos destinarán 1.200 millones de euros a sus televisiones en 2006, año en el que acumularán una deuda superior a los 2.300 millones de euros. Sin embargo, estas cifras pueden verse aumentadas a lo largo del ejercicio si el Gobierno saca adelante la reforma de los medios de comunicación públicos –en la que el PSOE pretende reducir la publicidad en un 25 por ciento–. Esto llevará a los canales autonómicos a reducir el tiempo dedicado a los «spots» de 12 a 9 minutos, con lo que deberán incrementar el presupuesto vía subvención o deuda. A esto hay que añadir el aumento de la competencia, con la concurrencia de nuevos operadores: la de Cuatro, que comenzó sus emisiones el pasado lunes, y La Sexta, canal con una cobertura del 70 por ciento, que el Gobierno tiene previsto conceder antes de final de año.

La comunidad más afectada por esta nueva realidad audiovisual será Cataluña, cuya Corporación de Radio y Televisión –que aglutina TV3, C33, 3/24 y Catalunya Radio– acumula ya una deuda histórica. El ente público catalán tendrá el mayor presupuesto de las autonómicas en 2006, con 473,6 millones de euros –de los que 292 millones serán recibidos mediante subvención directa– y cerrará el ejercicio con una deuda superior a los 1.000 millones de euros (en 2004 ascendía a 948 millones). Por ello, su máximo responsable, Joan Majó, ha solicitado al Gobierno regional créditos por 1.100 millones hasta 2008 para intentar poner en marcha un plan de viabilidad.


Muchas pérdidas.

Situación parecida es la que vive la Corporació Valenciana que, a pesar de haber reducido los gastos en 2005, cerrará este año con un déficit de 800 millones, cifra que en 2006 ascenderá a 917. Este año, la subvención de la Generalitat a la Corporació Valenciana (Canal 9 y Punt Dos) se ha «congelado» para 2006, con 273,9 millones de euros, cifra ligreamente superior a la del presente ejercicio.

La situación financiera es distinta para la gallega TVGA, la vasca EiTB, Telemadrid, la balear IB3, Castilla-La Mancha TV y Televisión Canaria. La autonomica andaluza RTVA depende de la consejería de presidencia de la Comunidad, que asume el déficit del ente público y no reconoce deuda histórica, aunque el resultado cada año es deficitario (en 1004 fue de 22,4 millones). Para 2006 tendrá un presupuesto de 226,6 millones, de los que el gobierno de Manuel Chaves aportará 157,8. En Galicia, TVGA, que en 2004 acumulaba unas pérdidas de 84,1 millones (en 2005 serán 46 más), tendrá un presupueso de 134,6 millones, de los que 113,3 irán destinados a la televisión. El canal más dependiente de la publicidad es Telemadrid, con un 52,1% de sus ingresos, por lo sería la más afectada por la reducción propuesta por la enmienda presentada por PSOE. Según el canal madrileño, su televisión es la más barata, al costar a cada habitante en la comunidad 13,5 euros, frente a los más de 20 de Canal Sur, los 38,8 euros de la Corporació Catalana, los 41,3 de la valenciana o los 52,4 euros de la del País Vasco.


Rentabilidad social.

IB3 ha sido la última en llegar (comenzó sus emisiones regulares en septiembre y está en el aire en pruebas desde marzo) y pretende fomentar la cultura balear a través de su TV. Por ello, tiene previsto un presupuesto para el próximo año de 50 a 60 millones de euros y la deuda –que no se debe medir en euros sino en términos de rentabilidad social, según sus responsables– ascenderá en su primer año de vida a 36 millones de euros.

Las únicas autonómicas con las cuentas saneadas son EiTB, Castilla-La Mancha y Canarias. La primera nunca ha acumulado déficit al final del ejercicio y en 2006 contará con un presupuesto de 123 millones (el 70% lo aporta el gobierno vasco). RTVCM recibirá en 2006 una subvención de la comunidad de 42,9 millones, que se completará con los 4,6 millones de ingresos de publicidad para un presupuesto de 47,6 millones. Por su parte, la Televisión Canaria no acumula déficit debido al sistema establecido por el Gobierno autonómico, que ha establecido una gestión basada en la externalización y que prohíbe la deuda. El presupuesto para el año que viene es de 47,6 millones.

Las nuevas.

Las que tampoco lo van a tener fácil son las autonómicas de Murcia, Extremadura, Asturias y Aragón, que, se asociarán con Forta y comenzarán sus emisiones en los primeros meses de 2006, con presupuestos de 36, 9, 49 y 15 millones, respectivamente. El modelo de gestión de estas televisiones se basará en un ente público «ligero», que elaborará únicamente de los informativos, y el resto de la producción será externalizada para fomentar el
desarrollo del sector audiovisual de la región.

Murcia ha decidido entregar su gestión a un grupo de empresarios de la comunidad (Caja Murcia, El Pozo, Polaris y Terrapilar), que recibirán 36 millones de euros para configurar la programación y gestionar los espacios publicitarios. En Aragón pretenden comenzar sus emisiones en febrero, con el ambicioso plan de conseguir un 8% de cuota de pantalla a finales de 2006.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba