Sin confirmar Una "confianza" no tan "ciega"

La productora del reality show Confianza ciega intenta provocar contra viento y marea la infidelidad de las parejas concursantes

Si los rumores que llegan sobre la grabación del reality showConfianza ciega, que produce Zeppelin TV para Antena 3 terminan por confirmarse, el escándalo televisivo está servido y pueden llegar a correr ríos de tinta e incluso demandas. Insistimos: es solo un cotilleo, pero aquí lo dejamos. El concurso está basado en el formato norteamericano de Temptation Island (La Isla de las Tentaciones) y su emisión está prevista para el próximo año.

Confianza ciega se está grabando en la actualidad en la región portuguesa del Algarve. Allí viajaron cuatro parejas de novios. Hombres y mujeres fueron separados y alojados en diferentes complejos hoteleros de lujo, y sometidos a la convivencia con otras 26 personas solteras -13 hombres de músculos trabajados y 13 sensuales mujeres-, con los que deben relacionarse diariamente durante varias semanas. Aquellas personas que se mantengan fieles a su pareja ganarán el concurso.

Hasta ahí todo parece normal: un reality show que prueba la fidelidad de los enamorados a golpe de "provocación visual" en forma de esculturales y atractivos cuerpos semidesnudos. Sin embargo, la fórmula de tentación parece que puede haber fallado y que las previstas "aventuras" sexuales no acababan de llegar. Pues bien, este hecho puede haber provocado que los productores, previendo la escasa "emoción" e "intensidad" del programa, y por ende de sus futuros resultados de audiencia, hayan utilizado unas técnicas que pueden haber provocado polémica entre los concursantes, para darle "picante" al programa.

Por increíble que parezca, la productora podría haber contratado (insistimos, es un rumor, sin confirmar) a varios "dobles", con parecido físico a los propios concursantes, para que se fotografiasen en "posición amorosa" con los "tentadores y tentadoras de infidelidad". Hechas las fotos, éstas fueron enseñadas a las respectivas parejas, haciéndoles creer que su novio o novia les había engañado, con el fin de provocar el "despecho", en forma de "cana al aire" de este último. Tras comprobar la manipulación a la que han sido sometidos, y el daño moral que les ha acarreado, los concursantes de Confianza ciega se plantean demandas por lo que puede convertirse, por lo menos, en un hecho polémico.

Noticias relacionadas:

-Antena 3 prepara un reality que pone a prueba la fidelidad de los concursantes

-Los noruegos resisten la tentación

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba