Santiago Segura y Keane, en la despedida Los tres "consejos" de Buenafuente en su despedida: "Nadie sabe nada"

Los tres "consejos" de Buenafuente en su despedida: "Nadie sabe nada"
Los tres "consejos" de Buenafuente en su despedida: "Nadie sabe nada"

El cómico catalán cerró ayer su "Buenas noches y Buenafuente" en Antena 3 y dedicó unas últimas palabras a su "maravilloso equipo" y a todo aquel que hubiera visto el programa: "Vale la pena sufrir por una sola risa". El humorista ironizó con las razones de su cancelación: "¿Qué es lo que pasó? Pues que no había mucha audiencia"

"Aunque solo han sido siete semanas, han aguantado más nuestro programa que los del PP. Y si juntas todos los minutos, he dado más la cara que Rajoy", así comenzaba ayer Andreu Buenafuente el que era la última entrega de su Buenas noches y Buenafuente. El cómico catalán se despidió este domingo de la audiencia, después de no haber conseguido atraer a más audiencia.

Esta séptima emisión del programa, en la que contó como invitados con el ubicuo Santiago Segura, el mago coreano Hyon Joon Kim y el grupo Keane, se cerró con unas palabras en las que el presentador decidió dar unos "consejos" a todos aquellos que han seguido esta su nueva aventura en Antena 3.

¿Pero qué pasó? Pues que no había mucha audiencia

"Qué bonito es acabar algo con una canción así, aunque no entiendas la letra", manifestó Buenafuente, justo tras la actuación del grupo británico. A continuación, explicó que "la semana que viene no podré venir, porque tengo una comunión". Tampoco le verían la siguiente semana, porque tenía que ir "al bautizo de un amigo". Ante tan complicada agenda, el cómico se vio obligado a comunicarle a la cadena que no podría seguir con el programa: "Ellos me dijeron: ¡Pero si está en lo más alto!", dijo irónico.

Buenafuente, que al comienzo del programa se había presentado con una caja en la que había recogido todas sus pertenencias y recuerdos del show, se preguntaba en tono divertido qué es lo que sucedió para cerrar su periplo en el prime time: "¿Pero qué pasó? Pues que no había mucha audiencia", reconocía entre las risas del público y de él mismo.

El cómico enfilaba los últimos minutos de Buenas noches y Buenafuente, y quiso terminar con tres "consejos". Tres mensajes que había aprendido a lo largo de estos casi meses de preproducción y emisión del espacio.

Un aplauso para su equipo y el público que ha visto el programa

"El primero, que tengo un equipo maravilloso, un aplauso para ellos. Incluyanse ustedes en este aplauso, sinceramente, los que estén", afirmó, aunque también quiso puntualizar, con su humor habitual: "Los que lo han visto. Los que no lo han visto... Pues tampoco te aplaudo".

"Vale la pena sufrir por conseguir una sola risa"

El segundo consejo fue que "vale la pena sufrir por conseguir una sola risa. Se ha sufrido mucho", admitió, pero remarcó que "Sufrir por conseguir una sola risa vale la pena".

"Quédense con esto: Nadie sabe nada"

Finalmente, su tercer mensaje, con el que se cerraba esta nueva etapa: "Quédense con esto: nadie sabe nada. Buenas noches"

Y tras estas palabras, quizás en referencia a la fórmula para conseguir el éxito en televisión, llegaban los aplausos con los que Buenas noches y Buenafuente decía adiós. Esta despedida obtuvo un seguimiento del 7.1% de share y 1.329.000 espectadores, como ya informóVertele.

Síguenos en Twitter (@Vertele) y Facebook

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba