Tecnología Un experto considera improbable que la tv en el móvil experimente un "despegue inmediato"

A pesar de que algunas cadenas, como la BBC, estén ya estudiando algunos proyectos

EL director de Desarrollo Corporativo del fabricante de plataformas de movilidad Latinia, Oriol Ros, consideró hoy improbable que de forma inmediata la posibilidad de ver la televisión en el teléfono móvil vaya a tener un "despegue", a pesar de que algunas cadenas, como la BBC, estén ya estudiando algunos proyectos.

En un comunicado, Ros destacó que no cree que se repita un éxito comercial como el que obtuvo la televisión con el formato en que la vemos y reconocemos actualmente. “Aunque la BBC ya esté pensando en cobrar un canon por ver la televisión en dispositivos inalámbricos, nada hace pensar que una persona siga en directo desde el autobús su serie favorita, a pesar de que los recientes estudios insistan en lo contrario”, añadió.


“A esto hay que sumarle que existe un alto grado de incertidumbre sobre los modelos de negocio que deberán dar sentido a este mercado --argumentó--. Todos estos factores hacen difícil pronosticar un previsible e inmediato despegue de la televisión en el móvil”.


USO DEL SMS EN LAS EMPRESAS


Por otra parte, apuntó que las empresas empiezan a ver a los mensajes cortos a móviles (SMS) como una herramienta de comunicación imprescindible para su relación con clientes, proveedores y empleados. Tanto es así que asegura que, "tras el éxito cosechado por el SMS en el entorno residencial y en los medios de comunicación, todo apunta a que 2005 será el año de las empresas".


De hecho, recordó que sólo el sector de la banca y las administraciones públicas aumentaron un 30% el uso de la mensajería SMS durante 2004. Con este objetivo, las organizaciones han incorporado los sistemas de comunicación e información aceptados por sus usuarios o clientes a sus canales habituales de comunicación.


Ros destacó que, a pesar de que la mayoría de analistas pronosticaban hace unos años que en 2005 asistiríamos al inicio del declive del SMS y a su paulatina sustitución por el MMS (Multimedia Message System), los más de 23.600 millones de mensajes cortos enviados durante 2004 (según la Guía Netsize) insisten en la dirección opuesta.


"El MMS triunfará tarde o temprano, pero hoy por hoy, los usuarios no han encontrado una necesidad tan latente como sí la hubo con el SMS. Dentro de unos años, estos sistemas evolucionarán y se dividirán entre distintos estandares y formatos de mensajería, conviviendo todos en un ecosistema llamado IMS (IP Multimedia Subsystem) donde cualquier flujo de comunicación será ya IP", añadió.


TELEFONIA DE TERCERA GENERACION


Ros también hizo alusión a la telefonía de tercera generación (3G) y aseguró que "el 3G es un paso más en la ampliación del ancho de banda de la telefonía móvil y pasará por el mismo proceso que lo hizo el acceso a Internet, del módem al ADSL".


El director de Desarrollo Corporativo de Latinia habló además sobre la industria musical, que lleva mucho tiempo buscando nuevas fórmulas de ingresos que le permitan hacer frente al futuro sin tanta incertidumbre como hasta el momento. A este respecto, destacó: "La llegada de Internet de banda ancha supuso un auténtico varapalo para esta industria, acostumbrada a pocos cambios. El móvil supuso junto con Internet la gran revolución en el último cuarto de siglo, irrumpiendo de manera muy fuerte en la gente joven, principal consumidora de música. A esto podemos sumarle el gran éxito de los tonos en el móvil, que actualmente ya sobrepasan en cuanto a volumen de ventas a los propios singles y supusieron el 12 % del negocio global de la música en 2004".


Según Ros, ante la necesidad de encontrar nuevos mercados y a pesar de la débil demanda, la industria musical ha forzado a las operadoras a introducir sus contenidos en la red sin que esta esté todavía preparada para absorber un ancho de banda que permita al cliente descargarse un mp3 con las mismas garantías de servicio con las que lo haría un PC. "A esto debemos sumar la presión de la industria electrónica portátil, que con reproductores de mp3 con más capacidad de almacenamiento y menor tamaño y precio, ha producido que entre operadoras e industria musical se haya producido un cierto colapso", agregó.


A su juicio, la solución está en encontrar un modelo de negocio razonable, especialmente para el usuario, “que no va a pagar tres euros por descargarse un mp3 cuando en casa puede hacerlo por menos de uno y luego traspasarlo, mediante vías alternativas, del PC al móvil”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba