Disconformidad Los consumidores protestan por la repentina subida del fútbol de pago por visión

La decisión de los operadores de incrementar las tarifas de los partidos ha sido criticada por la Organización de Consumidores y Usuarios

El pasado martes 21 de agosto, los operadores de cable que cubren la retransmisión de la Liga de fútbol anunciaron el incremento de las tarifas de los partidos de pago por visión. Esta medida, que supone una tarifa única que ronda las 2.000 pesetas para todos los encuentros, ha sido la respuesta a la iniciativa de Audiovisual Sport – empresa que explota los derechos de la Liga-, de establecer un precio fijo de 1.518 pesetas para cada emisión.

Según apunta el diario ABC, las pérdidas económicas de esta compañía han llevado a sus responsables a establecer una tarifa plana que iguale el precio de los “derbys”, como por ejemplo un Real Madrid-Barcelona, con el resto de los partidos. Los operadores digitales y de cable que distribuyen la señal de los partidos de pago se han visto obligados a amoldarse a esta situación.

Por ello, las distintas plataformas han realizado sus ofertas a los abonados con distintos márgenes de beneficio. Canal Satélite cobrará 1.995 pesetas por partido y Quiero, la más barata de las tres plataformas digitales, cobrará 1.825 pesetas. La pasada temporada el precio por encuentro era de 995 pesetas, excepto el Real Madrid-Barcelona que costaba 1.825 pesetas.

Únicamente Madritel, operadora de cable, mantendrá dos tarifas distintas y venderá los encuentros entre Real Madrid y Barcelona a 1.670 pesetas más IVA, mientras que el resto costara 858 pesetas más IVA. Sin embargo, fuentes de Madritel matizaron que, si no tienen buenos resultados, esta estrategia sólo durará hasta finales de septiembre, un mes después del comienzo de la Liga.

Los consumidores

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha criticado el súbito incremento de los precios del fútbol. Un portavoz de la organización señaló que se trata de una “noticia muy mala para los consumidores el hecho de que de un año para otro se venda lo mismo a un precio mucho más caro, casi el doble del que tenía hasta junio”. Continuó diciendo: “No estamos en contra de la existencia del fútbol de pago, pero no consideramos que actualmente haya muchas diferencias cualitativas entre los partidos que se emiten en abierto y los que se ofrecen en la modalidad de pago por visión”.

Volver arriba