Entrevista Vertele 5 cosas que quizá no sabías de Chicote y su 'Pesadilla en la cocina'

5 cosas que quizá no sabías de Chicote y su 'Pesadilla en la cocina'
5 cosas que quizá no sabías de Chicote y su 'Pesadilla en la cocina'

Hablamos con José Rueda, director del programa, que responde a algunas de las preguntas más frecuentes: ¿Cómo escogen a los restaurantes? ¿Limpian los locales antes de que lleguen las cámaras? ¿Os han engañado alguna vez para conseguir una reforma? ¿Cuáles son los casos más extremos que habéis desechado?...

'Pesadilla en la cocina' emite hoy una nueva entrega, con Alberto Chicote "más hostil que nunca". José Rueda, el director del programa de laSexta, comentó recientemente que en esta entrega se habían atrevido a aceptar casos más extremos. Vertele ha hablado con él para conocer más detalles sobre uno de los espacios que más sorprenden a sus espectadores y más preguntas genera: ¿los dueños no limpian antes de que llegue Chicote?, ¿algunos restaurantes han llamado solo interesados en la reforma?, ¿por qué no se comportan mejor delante del chef y las cámaras?...

Rueda nos relata el proceso de casting por el que pasan los restaurantes antes de ser aceptados por el programa y nos responde a las dudas más repetidas:

El recorrido que sigue un restaurante para presentarse a 'Pesadilla en la cocina'

Primero contactan con nosotros, a través del teléfono o del mail que hay en la web. Una vez que nos llaman, el equipo de casting les entrevista. Cuentan la problemática del restaurante, cuánta gente trabaja, las dimensiones, dónde está ubicado, hace cuanto que lo abrieron...Un poco para hacer una primera ficha.

Quiero aclarar que nosotros llamamos a toda la gente que nos pide ayuda. Solo que después el equipo de casting escoge a los que valen y los que no.

¿Cómo hacéis esa primera criba, cómo decidís cuáles valen para el programa y cuáles no?

Hay gente que nos llama solo porque quiere una reforma y no tiene ningún tipo de problema. O gente que nos llama y no tiene un restaurante, tiene un bar de copas. Entonces así hacemos ese primer filtro.

¿Cómo detectáis que os están engañando: que solo quieren una reforma?

Se detecta muy rápidamente, cuando empiezas a hacer preguntas sobre el funcionamiento del restaurante y descubres que no hay un problema.

¿Os ha pasado alguna vez que os hayan engañado con problemas falsos?

Sí que nos ha pasado. Muy pocas veces, pero tres o cuatro restaurantes que hemos visitado, después no tenían problemas reales. No sabemos muy bien por qué pero suele ser para que les hagamos la reforma. Para salir por la TV no porque como en nuestro programa reciben bastante caña, no es tan agradable.

Volvamos al proceso de búsqueda de restaurantes. Tras la primera entrevista, ¿cuál es el siguiente paso?

La coordinadora de casting y yo vamos a visitar el restaurante. Comemos allí, conocemos a todo el mundo, detectamos algunos problemas... Y si nos gusta, vemos que tienen problemas reales y nos entran ganas de ayudarles...Eso también es algo muy químico entre las personas que te producen esas ganas. Si damos el sí, mandamos a nuestro equipo: subdirección, el jefe de gastronomía de Alberto Chicote para probar el menú y el jefe de arte para ver el local e imaginar la posible reforma.

A raíz de esta visita con expertos se haría el informe e iríamos a grabar.

La pregunta que se hacen los espectadores: ¿los restaurantes limpian antes de que vayáis a grabar?

Cuando yo voy por primera vez me encuentro el desastre absoluto, porque voy y casi no les doy tiempo de reacción. Además, como no va Chicote se relajan, se gritan... nadie intenta disimular. Pero cuando va Chicote, que ya les avisamos con tiempo, sí que intentan limpiar e incluso renovar la comida, pero aún así nos encontramos lo que véis.

Yo muchas veces pongo un ejemplo para explicárselo a la gente: esto es como el que nunca limpia su habitación y cuando su madre va a revisarla mete todo debajo de la cama. La madre tarda cinco segundos en darse cuenta. Pues con esto pasa lo mismo.

Es algo que siempre se pregunta la gente, ¿por qué no limpian antes de que vaya Chicote?

Es que para limpiar el nivel de suciedad que encontramos en algunas cocinas hace falta un equipo profesional de limpieza de más de seis personas, trabajando durante cuatro horas para adecentarlo. Ni siquiera para limipiarlo.

Otra de las preguntas más frecuentes es, ¿por qué no se cortan con su comportamiento cuando saben que les graban?

Porque el nivel de presión y exigencia que supone Chicote y las cámaras se ponen más nerviosos que nunca. A Chicote no le pueden mentir, te mira a los ojos y te dice las cosas tal y como son. Sin adornos y sin mentiras. Al final acaba aflorando mucho de lo que lleva cada uno. Además, hay gente en cada uno de los restaurantes que están esperando a que lleguemos para poder sacar a la luz las verdades que el otro nunca quiere escuchar.

Por eso, que en todos los restaurantes a los que vayamos haya lágrimas es porque la gente lo vive con mucha intensidad.

Desde el momento en el que entra Chicote al restaurante y hasta que se despide, ¿cuánto tiempo estáis grabando?

Aproximadamente una semana.

¿Y cuánto tardáis en hacer la reforma?

Muy poquito tiempo. En torno a las 48 horas.

Por último, ¿hay restaurantes con una situaciones tan extremas que los habéis rechazado porque no os veíais capaces de ayudarle, ¿cómo eran esas condiciones?

Es que hay casos muy extremos. Hay gente que nos ha llamado diciendo que la semana siguiente les van a desahuciar, que les van a quitar el local, o que tienen un restaurante de 300 metros cuadrados y se les ha ido todo el personal...Entonces ahí tenemos poco que hacer. Intentamos ser realistas. Tenemos el privilegio de hacer un programa en el que ayudamos a la gente y lo aprovechamos al máximo.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba