Reportaje de investigación ¿Son creíbles las asociaciones de espectadores?

Sardá pone al descubierto el funcionamiento de esas entidades y su representatividad

En la noche del miércoles se debatió sobre la “telebasura” en el programa "Enfoque", dirigido y presentado por Pedro Piqueras, en La 2, pero mucho más interesante fue el debate que tenía preparado Javier Sardá en “Crónicas Marcianas”. El programa de Telecinco, que comenzó pasadas la una de la madrugada, abrió con un reportaje de investigación dedicado a las asociaciones de telespectadores, que fue comentado a continuación por Boris Izaguirre, Ramoncín, Pilar Rahola, Salvador Sostres y Gemma Pascual.

Según ha explicado hoy a Vertele un portavoz oficial de Telecinco, "un equipo de investigación externo" se lo ofreció a la cadena, que decidió estrenarlo ayer en “Crónicas Marcianas”, pero la cadena está dispuesta a seguir abordando este asunto en otros programas de Telecinco.

A través de varias entrevistas realizadas con cámara oculta a los presidentes de cuatro de estas asociaciones –Foro del Espectador, FIATYR, ATR y Asociación Plaza del Castillo-, el documento mostró por primera vez la trastienda de estos organismos, su número real de afiliados, sus mecanismos de financiación y la ideología que representan, consideradas por el equipo de Sardá -no con pocos motivos, como veremos a continuación-, como “poco representativas de la sociedad, ultraconservadoras, homófobas y nostálgicas del franquismo”.

El reportaje ponía en duda la credibilidad de las asociaciones de televidentes -los organismos que más presión ejercen en la cruzada “anti-telebasura”-, cuyas opiniones son tenidas en cuenta por el Gobierno para el debate sobre la calidad televisiva y la elaboración del código de regulación de contenidos. En el reportaje no aparecían las otras dos asociaciones de espectadores más conocidas en España, la AUC (Asociación de Usuarios de la Comunicación) y la TAC (Asociación de Televidentes de Cataluña).

Ideología “homófoba” y “ultraconservadora”

Los Presidentes de las cuatro asociaciones coincidían en su rechazo a la creciente presencia de homosexuales en los programas de televisión, “cuando todo el mundo sabe que eso tiene cura; yo conozco un médico, el Dr. Aquilino, que si eres homosexual, te lo cura como una cojera”, decía Ascensión López, la presidenta del Foro del Espectador.

Boris Izaguirre comentó bromeando que él “tenía dos patologías, porque además de ser gay, le gustaban los hombres cojos”. “Entonces, debes ir al Dr. Aquilino para que comiencen a gustarte las mujeres cojas”, añadía un irónico Sardá.

A otro de los entrevistados, el presidente de la Asociación de Telespectadores y Radioyentes (ATR), Vicente Sánchez de León, también le desagradaba que la televisión diera cobertura a “estos hombres, si es que se les puede considerar hombres”, decía, al tiempo que trataba de poner como ejemplo algún programa, pero al no venirle ninguno a la cabeza, terminó reconociendo al reportero: “Yo es que no veo mucha televisión, la verdad, pero eso no lo pongas, ¿eh?”. Por último, Maribel Martínez Eder se refirió a los homosexuales como “invertidos”.

A los Presidentes de estas asociaciones les molestaba también la imagen de la familia española que proyectan las series de televisión españolas. “¿Pero por qué no pueden sacar familias normales?”, se preguntaba Ascensión López. “Noo, tienen que irse a lo raro, la mujer divorciada con el hombre viudo, hermanastros que se besan...”, refiriéndose a “Los Serrano”, "o como en ANHQV, con un matrimonio gay..."

¿A quién representan estas asociaciones?

Una de los preguntas más complicadas a las que trataba de responder el reportaje es el número real de espectadores a los que representan estas asociaciones. Mientras Ascensión López asegura que su asociación, el Foro del Espectador, tiene 8 millones de afiliados, el reportaje descubrió que la realidad es bien distinta, ya que el número total de socios que tienen registrados estos organismos en España no supera los 10.000.

En el caso de la Federación Ibérica de Asociaciones de Telespectadores y Radioyentes (FIATYR), el número de afiliados portugueses es muy superior al de españoles, por lo que se daba el curioso hecho de que los espectadores del país eran mayoría para opinar sobre nuestra televisión cuando, en realidad, la única cadena española que pueden ver es el canal internacional de TVE.

¿Cómo se financian estas asociaciones?

Otra de las cuestiones más espinosas que trató el reportaje es el modo de financiación de estas asociaciones y la facilidad con la que pueden obtener subvenciones oficiales mediante la organización de jornadas y conferencias. El presidente de la FIATYR, Miguel Ángel Siloé, contó que Ascensión López había tenido que dejar su cargo como presidenta de la FIATYR después de que se descubrieran graves irregularidades en la contabilidad. “Había un montón de pagos a ponentes sin justificar”, decía Siloé. Tras su salida de la FIATYR, Ascensión López creó el Foro del Espectador, una asociación de carácter familiar, según demostró el reportaje, puesto que su marido lleva la contabilidad y sus dos hijas están al frente del gabinete de prensa.

En otro momento del reportaje, los reporteros crearon ellos mismos, con cuatro únicos socios, una falsa agrupación de estas características, lo cual ya les permitió optar directamente a una subvención estatal, a fin de demostrar la facilidad y rapidez con la que cualquiera puede crear en España una asociación de espectadores, de la noche a la mañana, financiadas por los contribuyentes.

Por otra parte, la presidenta de la Asociación Plaza del Castillo, Maribel Martínez Eder, se refirió a la campaña que viene promoviendo desde hace años este organismo, “Un día 10 sin ver la televisión”, que pide cada 10 de mayo a los españoles que apaguen su televisor. Martínez Eder aseguraba a los reporteros que la campaña había sido todo un éxito, ya que le constaba que había “al menos dos millones de espectadores que no veían la TV ese día”, pero los datos de Sofres, según mostró el reportaje, decían todo lo contrario. No sólo no había bajado el consumo televisivo el 10 de mayo de 2004, sino que había aumentado, tanto en relación al mismo día de la semana anterior como al mismo día de 2003.

La reacción de Ascensión López tras el reportaje

Vertele se ha puesto en contacto con Ascensión López para conocer su reacción tras la emisión del reportaje. La presidenta del Foro del Espectador ha asegurado no haber visto el programa todavía “pero, según lo que me han contado, me da un poco de risa lo que quieren dar a entender, me parece de Gila”. Según López: “Lo que está claro es que si me han grabado con cámara oculta, esto es sumamente grave, un delito, algo punible y de juzgado. Además, hay una evidente mala fe en la actuación porque me dijeron que venían sólo a hacerme una entrevista, como las que nos hacen habitualmente”.

“De todas formas, esperábamos algo así porque la presión que ejercemos las asociaciones de espectadores cada vez es más grande. Llevamos más de quince años en esto y cada vez somos más los que queremos una televisión de calidad. Somos más de 18 asociaciones repartidas por España y lo único que exigimos es que se nos respete. Nuestros tres pilares son el sentido común, la libertad y la información”.

A la pregunta de cuánta gente representa, López declinó dar una cifra argumentando que no lo sabía exactamente: “No quiero dar un número equivocado, pero lo consultaré”.

Sobre las supuestas irregularidades económicas que denuncia el reportaje, López asegura que “no hay ninguna porque vivimos del voluntariado, las cuotas de las asociaciones y de los patrocinadores, como El Corte Inglés y leche Pascual, entre otros. No recibimos subvenciones públicas y si las hemos tenido alguna vez ha sido de forma puntual del Ministerio de Asuntos Sociales por algún acto que hemos organizado. Yo no cobro un duro por esto y todo lo que recibimos es de forma voluntaria… ¿Ves que estoy desmontando todo lo que dicen?”.

A la pregunta del supuesto trato de favor a familiares dentro de la asociación, López dijo que “no somos familia para nada. Mi marido no tiene nada ver con esto, él trabaja en otra cosa y bastante tiene con aguantarme. En cuanto a mis hijos, ellos me han ayudado alguna vez en esta labor pero de forma voluntaria”.

Sobre su opinión acerca de la homosexualidad, López manifestó que “no es una opinión personal porque yo me informo. El psiquiatra Aquilino Polaino te explica en un vídeo muy bonito que la homosexualidad es curable. Yo no soy homófoba pero está claro que lo natural es un hombre y una mujer”.

Según López: “La homosexualidad provoca un desequilibrio, problemas afectivos y desajustes y el doctor Polaino puede ayudarles, siempre que ellos quieran, a reestructurarse por dentro y que sean más felices. De todas formas, es una gente a la que tengo mucho respeto, ya que tengo amigos que lo son”.

López concluyó diciendo que “para nada somos ultraconservadores. Representamos, entre otras, a la asociación de amas de casa y no todas son iguales”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba