Ayer se despidió Los críticos también hablaron bien de "Crónicas Marcianas"

Javier Sardá se marchó arrasando, con un 50% de cuota de pantalla. En ocho años ha generado ríos de tinta. Esto es lo que dijeron, en positivo, algunos de los principales periódicos y medios electrónicos de nuestro país a lo largo de su trayectoria

* Javier Sardá, el Gran Timonel marciano, ha dado lugar a durísimas opiniones, pero pese a sus polémicos contenidos, Crónicas Marcianas ha roto la supremacía de los late night anglosajones y ha creado un referente de televisión noctámbula, sobre todo para países de habla hispana. Irrite o apasione, pues, CM abduce a la audiencia, quizá porque no sólo lo ven aquellos a quienes les encanta, sino también los que consideran que su influencia es tóxica y diabólica. (Sergi Pàmies – El País)

* Javier Sardá protege su criatura para mostrarla como un pequeño oasis de la pequeña pantalla en el que cada uno puede decir lo que le plazca siempre que lo haga con pasión. Y este periodista, que fue innovador en la radio y absolutamente transgresor en televisión, cree que lo suyo es un espectáculo que no hay que tomarse tan en serio. (Charo Marcos – El Mundo)

* Xavier Sardà y la productora Gestmusic han logrado una fórmula que ha calado entre los noctámbulos y se ha convertido en un referente. Sardà ha llegado a ser un líder de opinión que se ha expresado libremente sobre los acontecimientos sin tener en cuenta las censuras y los intereses de Telecinco y de los gobiernos. Marta Forn - La Vanguardia

* "Acabo yo con el programa o el programa acaba conmigo", comentaba Javier Sardá una de las últimas noches de 'Crónicas marcianas', cuando una invitada le preguntó acerca de lo que tantos comentarios ha suscitado: «¿Por qué te vas?». El comunicador catalán anunció en abril que se tomará un año sabático después de ocho manteniéndose como líder indiscutible en su franja horaria... "La habilidad de Sardá ha sido saber adaptarse a los cambios del público y de la propia televisión". (Mercedes Rodríguez, Colpisa)

* Tras 1.285 noches escandalizando a todo aquel que quisiera escandalizarse, y ocho años consecutivos como monarca absoluto y absolutista de las madrugadas televisivas, hoy se despide Crónicas marcianas (Tele 5, 0.45), fenómeno mediático con el que Xavier Sardà y su circo han llevado al límite una y otra vez la máxima del Nobel Bertrand Russell: "Fuera de la voluntad humana no hay patrón moral". La voluntad de Sardà ha sido obsesiva: ser el número uno de audiencia a través de una propuesta transgresora, provocativa, buscando el límite de lo políticamente correcto, demostrando que los tabús y los límites morales son tan intangibles como las mismas imágenes de televisión. (Manuel de Luna, El Periódico)

* Lo que apasiona de Sardá es Sardá mismo, mondo y lirondo. Nunca había sucedido que un individuo, tocara lo que tocara, lo transformara en oro de muchos quilates. Javier Sardá lo consigue. ¿Por qué? Ah, ahí está lo difícil de averiguar. Sardá siempre es una sorpresa por su talento, hace del estiércol un aroma especial, rescatando los temas más increíbles con su gesto, con su mirada tan llena de complicidad, con su perdón permanente para todo, con su antifascismo permanente, con su lubricidad espontánea y permisiva. Nada queda envuelto con él en una aparente mentira o en una falsa verdad. Sardá lo eleva todo. Y después están las mujeres, que hasta la Hornillos te engancha. Gracias a estas mujeres que saca Sardá hay pocos suicidios en España. Porque lo que logran estas Crónicas Marcianas es hacernos el psicoanálisis todas las noches y rescatarnos. Ellas nos llevan y nos traen, nos seducen y nos matan a diario. Sardá le está haciendo un favor tremendo al país. Si sus noches desaparecieran, sería de temer este país cegado para el bien.(M. Martínez Mediero – El Periódico)

* Y es que mientras las críticas arreciaban en la prensa y muchos se echaban las manos a la cabeza, no sólo el público reconocía el mérito de 'Crónicas'. El equipo acumula decenas de premios. Entre ellos, los cuatro 'TP de Oro' a Javier Sardá como mejor presentador, los tres al mejor espacio de entretenimiento o los dos Ondas que reconocieron el trabajo de todo el equipo. (Charo Marcos, El Mundo)

* Mañana lunes será un día histórico. Las Crónicas Marcianas de Sardá llegarán a su número mil. Mil programas en los que ha habido de todo, mil programas que han sido pasto (casi desde el primer día) de las críticas más aceradas, mil programas que se han convertido en el demonio mediático de los que claman contra la basura, mil programas despreciados por presidentes, intelectuales, bienpensantes y otras especies por el estilo. (…) Sin embargo, a pesar de todos los pesares, reconociendo todo lo que haga falta reconocer, en la televisión de este país ha habido pocos programas tan emocionantes, dignos de memoria y valientes como las Crónicas Marcianas” que se emitieron la noche del asesinato de Ernest Lluch. (...) Nunca como entonces estuvo mejor Sardá. Y nunca como entonces nos enganchamos a Crónicas Marcianas. Tengo un amigo que aún vive en ellas. (Josep Maria Fonelleras – La Vanguardia)

* Seis años y setenta días después de su estreno, «Crónicas marcianas» celebra hoy sus 1.000 emisiones con un especial en el que sus actuales protagonistas recordarán, gracias al vídeo, los mejores momentos vividos a lo largo de este tiempo. Con semejante longevidad no es de extrañar que su presentador y director, Javier Sardá, afirme que están «alucinados» del respaldo popular que han tenido. Prueba de ello son los 15 premios logrados y la aceptación que han tenido todos los productos que han sacado al mercado. «Crónicas marcianas» logró la pasada semana superar en tres ocasiones el 40 por ciento de cuota de pantalla -el cuarto día se quedó "sólo" con un 37 por ciento-. Su «share» es el principal aval del programa. (M. Arroyo – La Razón)

* Telecinco celebra hoy su particular milenio. El programa Crónicas marcianas, por el que la cadena apostó hace seis años para combatir al entonces rey de la noche, Pepe Navarro, llega esta noche a su programa número mil. Además, Crónicas celebra este cumpleaños en plena forma, con audiencias que siguen aumentando. Desde su estreno, el programa ha contado con el favor incondicional del público y también con la enemistad incondicional de la crítica. El público, desde luego, no parece estar en sintonía con las críticas, y ningún detractor de Crónicas puede negar los datos que arrojan las audiencias. El programa 999, que se emitió el jueves pasado, consiguió un 43% del share. (Metro)

* ¿Cuál es el secreto de la longevidad de Crónicas Marcianas? El propio Javier Sardá, director y conductor del programa, se ha hecho esta pregunta cientos de veces y ha llegado a la conclusión de que la clave no está en los contenidos, sino en el “clima” que ha conseguido crear a lo largo de sus seis años de vida. Hasta 37 espacios diferentes se han enfrentado a él en estos seis años sin que ninguno haya conseguido hacerle sombra. Tiene más que ganado al público, pero sigue sin convencer a la crítica. (Vertele)

* Seis años de Crónicas Marcianas han dado para mucho. El resultado es un programa que es líder en el horario del late night, al ser visto cada noche por una de cada tres personas que en esos momentos están ante el televisor. Durante su primera temporada, el programa alcanzó el 22,5 por ciento de cuota de pantalla. Desde entonces, este índice se ha disparado hasta el 43 por ciento, lo que convierte al espacio en todo un fenómeno mediático. Y esos incondicionales del programa, junto a distintas instituciones, han otorgado a Crónicas Marcianas 15 premios, entre ellos un Ondas, dos de la Academia de la Televisión y seis TP de Oro. El 'Marte' que Telecinco ofrece cada noche ha tenido en sus siete temporadas un equipo de marcianos que han puesto sus pinceladas de color a las principales noticias de actualidad y eventos sociales del momento. Junto a Manel Fuentes, el señor Galindo, Mariano Mariano, Paz Padilla, Toni Clapés, Rosario Pardo, Javier Cárdenas y Rocío Madrid destacan dos figuras, hoy todo un emblema en Crónicas: Boris Izaguirre y Carlos Latre. (J. Luis Alvarez - Colpisa)

* El envoltorio sigue siendo brillante. Algún optimista opina que CM ha compensado el muermo de la era aznarista y que, con su provocadora irreverencia (a ratos subversiva, a ratos zafia, a ratos delirante), prosigue la tradición de buscavidas herederos de nuestra picaresca. Crónicas Marcianas es un antro al que siempre acabas por regresar, aunque sea a escondidas, porque tiene la fascinación de lo pecaminoso. Porque, en el fondo, Crónicas no es sólo un programa de televisión. Es un vicio. (Sergi Pàmies – El País)

* Al cumplir 1.000 programas en antena, Crónicas Marcianas sigue siendo el líder absoluto de la franja de late night: en su emisión de anoche (correspondiente al programa 999), registró una media de un 43% de share, superando en 28 puntos al estreno de la serie El ala Oeste de la Casa Blanca, en TVE 1, que obtuvo un 15% de cuota de pantalla, y en 26 puntos al programa 7 días y 7 noches, de Antena 3 TV, que registró un 17% de share. Desde su estreno en septiembre de 1997, Crónicas Marcianas ha ido sumando adeptos a su cita diaria con los telespectadores hasta alcanzar una media de un 37,7% de share en la presente temporada, datos que corroboran su éxito espectacular. (Cine y Tele)

* El programa mil de Crónicas Marcianas fue una edición de coleccionistas. Javier Sardá no abrió para la ocasión la caja de Pandora sino que destapó el tarro de las esencias. En la mesa, Sardá, Boris, Latre, Cárdenas, Rocío, Deltell, Vidal y las azafatas. La familia nuclear. Vídeos estupendos de cada uno. El mejor, el primero de Sardá. Con la canción "Usted es la culpable" cantada por Hugo, con la letra cambiada. Lo increíble técnicamente es que coincidía la boca de Sardá vocalizando las palabras que cantaba Hugo. (Rosa Belmonte – La Verdad)

* Javier Sardá se ha convertido en el Carod Rovira de la tele, poquito a poquito ha ido subiendo en televidentes hasta conseguir un público fiel. Crónicas Marcianas ha sido una máquina de hacer entretenimiento, una forma de transgresión loca y cachonda. Han pasado muchos personajes. Muchos colaboradores que provocaban más de una sonrisa. Varios freaks que entrenían con sus historias surrealistas. Joaquín Sabina y otros no han perdonado a Sardá esa "prostitución" intelectual. Otros han alabado su transparencia y aparente libertad para criticar al Gobierno de Aznar con sus "No a la guerra" y "Nunca Máis". Pero Crónicas es eso y mucho más, un oasis marciano que entretiene y provoca. No engaña a nadie. Hay mucha más telebasura en otros espacios informativos." (Andoni Iturbe – Deia)

* De los actos conmemorativos de la edición número 1.000 de Crónicas Marcianas cabe resaltar la galería de famosos que cumplimentaron a Sardà . Hubo incrustaciones muy pintorescas, al margen de las sinergias de las estrellitas que trabajan en Tele 5. Por ejemplo, logró frases de apoyo de Bono y de Anson, lo cual tiene mérito. Pero lo más bonito fueron los requiebros de dos estupendas damas televisivas. Primero salió Julia Otero. Se acercó a la cámara, excitante y sandunguera, y ahuecando la voz musitó: "Sardà , tío, me pones". Tremendo. Luego salió Terelu. Hizo un mohín con la boquita. Proyectó los labios. Y dijo: "Mil noches contigo. Me han pasado como un suspiro. Pero también sé que no soy la única. Si no fuera por eso te ibas a enterar de lo que es pasar las mil y una noches conmigo". Esa declaración fue más tremenda todavía. En fin, tras el fuego de tanta admiración, no sería de recibo que hoy le dedicase la ceniza de mi crítica. (Ferran Monegal – El Periódico)

* Crónicas Marcianas es un gran show nocturno, divertido y transgresor que lleva siete temporadas en antena. A pesar de tener el respaldo de la audiencia, crónicas no gusta a los llamados entendidos en esto de la televisión. Para ellos, se trata simplemente de telebasura. Un término que, algún día, estos sabios tendrán que explicar al gran público que, noche a noche, conecta con telecinco para ver a los marcianos. En los siete años que lleva Crónicas en antena, otras cadenas han intentado competir con Sardá y sus chicos, la verdad es que ninguna iniciativa ha tenido éxito. Crónicas Marcianas sigue haciendo temblar las audiencias cada noche. Felicidades, Marcianos. Que cumplais 1000 programas más. (Todo Ellas)

* Lo cierto es que existen muchas personas que se acuestan con las marcianadas, y que les distrae, en eso sí, desde sus formas, su estilo gamberro, su disposición a convertir el espacio en un auténtico espectáculo, algo que puede crear adicción porque contrasta con todos los estiramientos con los que la televisión nos convierte sus seiscientas veinticinco líneas en barrotes. Si es obligatoria la basura, al menos que sea divertida y ocurrente. Mil veces más. (Raimundo Fitero – Gara)

* Crónicas Marcianas es hoy la apuesta más estable de la noche. Su emisión proporciona desde hace años a Telecinco el liderazgo absoluto en la franja horaria del late night. Uno de cada dos españoles que ven la televisión a esta hora conecta con el programa de Sardá. Los datos de audiencia registrados temporada tras temporada, en los que fluye una clara tendencia al alza, demuestran que el "formato Crónicas" es incombustible, con un mayor número de adeptos que se unen en cada edición a la ya millonaria familia de marcianos. (Diario Alto Aragón)

* Javier Sardá ha abierto numerosos frentes, incluso contra el mismísimo presidente del Gobierno y que casi le cuestan algo más que una reprimenda. Para su risa. Porque 1.000 programas son 2.500 horas en directo, 220.000 personas de público, 1.500 invitados, 60.000 canciones y ráfagas, 1.125 actuaciones, 25.000 efectos de sonido y 28.750 vídeos. De Crónicas Marcianas han surgido Manel Fuentes, Boris Izaguirre y Carlos Latre, entre otros. El programa ha sido reconocido con numerosos premios Ondas, TP, ATV... Ni contenidos, ni colaboradores, ni invitados. Desinhibición, normalidad, intrascendencia y trasgresión son el secreto de su éxito. Y a un hora adecuada. (Ainhoa Gondra – Deia)

* Sardá está de cumple. Negar mérito a alcanzar 1.000 programas en antena sería injusto y necio. Crónicas Marcianas ya es un hito en la historia del medio, para lo bueno y para lo malo. (Miguel Anxo Fernández – La Voz de Galicia)

* Javier Sardá y su equipo de marcianos celebran hoy su programa número 1.000 con un preciado regalo: el constante incremento de la audiencia, a pesar de los seis años que Crónicas Marcianas lleva en antena: 1.981.000 espectadores (37,7% cuota) conectan de lunes a jueves con las emisiones marcianas. (D. Sánchez – 20 Minutos)

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba