TV Internacional Un culebrón erótico-gore, sensación de la temporada en Argentina

Con 200 capítulos emitidos, Resistiré concluyó el pasado miércoles en la cadena Telefé ante más de 4 millones de seguidores. Una telenovela que ha cautivado al público al combinar el género fantástico, el policial y el melodrama romántico con grandes dosis de sexo e intriga

Más de 3.000 fans abarrotaron el pasado miércoles el teatro Gran Rex de Buenos Aires para visionar, a través de la gran pantalla, el último capítulo de la telenovela Resistiré, el fenómeno de ficción de esta última temporada en Argentina.

Un serial que revolucionó el género con su particular estética y una temática en la que el amor, en muchas ocasiones, quedó en un segundo plano. Convertida en una tira diaria "de culto" de 200 exitosos episodios, emitidos de lunes a viernes en prime time (22:00h), contaba con villanos y héroes de límites difusos que no entraron en el encasillamiento típico de los culebrones. Resistiré cautivó al público argentino al combinar perfectamente el género fantástico, el policial y el melodrama romántico con grandes dosis de sexo e intriga.

El capítulo final de esta obra de Gustavo Belatti y Mario Segade por la que se han interesado ya varios países congregó a 4.100.000 espectadores, según fuentes de la empresa de medición de audiencias Ibope.

El último capítulo se transmitió simultáneamente por el canal Telefé de Buenos Aires y en el teatro, donde se instalaron tres pantallas gigantes. La inédita idea de difundir el final de la serie en este recinto tuvo un premio adicional para los fans ya que, una vez concluida la proyección, el elenco completo de la serie se presentó para saludar al público y dialogar con él en un gigantesco salón armado sobre el escenario. La guinda al pastel fue la sorprendente aparición sobre el escenario del músico Charly García, quien había defraudado a los integrantes de la telenovela al faltar a la grabación de uno de los últimos capítulos, para el que había sido especialmente convocado y en el que debía interpretar a un "chamán".

El final no ahorró en recursos pero no pudo escapar del estereotipo de las telenovelas en el que los buenos vencen a los malos. El villano (Fabián Vena), que traficaba con sangre, comía carne humana y buscaba una vacuna contra la muerte, explotó en mil pedazos tras ingerir una sustancia que había creado en su laboratorio secreto, mientras el galán (Pablo Echarri) sobrevivió de entre los escombros y reapareció en París -con otra identidad para escapar de la policía- y se reencontró con su amor (Celeste Cid), con quien volvió a protagonizar otra escena "caliente".

El serial contó también con la participación de actores argentinos de renombre como Hugo Arana, Claudia Lapacó, Tina Serrano, Carolina Fal y Leonor Manso, entre otros. Además de su particular temática, que fue variando con el curso de los meses, la estética e incluso la banda sonora de la telenovela fueron otros de los aspectos que cautivaron a la audiencia, especialmente con el famoso tema "Resistiré" del Dúo Dinámico que ya utilizara el cineasta español Pedro Almodóvar en una de sus películas, Átame.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba