Declaraciones "Por culpa de laSexta el sector está quebradísimo, nadie gana"

Vasile: "Me jode mucho no haber hecho un espacio como Callejeros"

El consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, ha concedido este fin de semana una entrevista al Magazine de El Mundo, en la que habla de la actual situación del mercado audiovisual y de su propia cadena.

A continuación, por su interés periodístico, recogemos algunas de las declaraciones más destacadas de Vasile:

"La caída de Telecinco ha sido fuerte porque estábamos muy arriba"

“El modelo de televisión de T5 ha aguantado arriba más tiempo que el de las otras cadenas que cayeron antes. Ahora, sólo nos acordamos de los malos resultados del último día, pero, en realidad, en el primer semestre hemos sido la segunda cadena, por detrás de TVE, y en el 'prime time', primeros."

"Luego tampoco es el desastre que algunos anuncian. Aunque, bueno, ahora estamos obviamente jodidos, que no te digo cuánto. La caída ha sido fuerte porque estábamos muy arriba, pero era obvio que antes o después tenía que suceder, porque la televisión es un hecho cíclico y simplemente nuestro ciclo ha terminado más tarde”.

"Estoy nerviosísimo, no nervioso, muy nervioso y no me cuesta reconocerlo"

Con la llegada de la TDT, explica, “será imposible recuperar cuotas de audiencia del 20%. Nosotros hemos calculado que los programas líderes tendrán cifras en torno al 14%”.

Sin embargo, Vasile reconoce que cuando un programa tiene un “14% es poco actualmente y sí, estoy nerviosísimo, no nervioso, muy nervioso y no me cuesta nada reconocerlo. Aunque quizá no sea la palabra que mejor define mi estado de ánimo.

"Cuando las cosas no van bien, me siento humillado, porque nervioso estoy siempre. Soy una persona preocupada por naturaleza y pienso que si las cosas van mal, será porque me he equivocado. Vivo atrapado en una angustia existencial constante y en un sentimiento de culpabilidad continuo”.

"La TV bien hecha, será la que se imponga, y eso vale para TVE, A3, T5 y Cuatro"

“Vivimos un momento similar a cuando abren una heladería con mil sabores. Pierdes mucho tiempo en verlos todos, y aunque algunos prueban los más raros, al final, la mayoría vuelve al chocolate... (risas). Aquí pasará igual: cuando el público se emborrache de novedades, se quedarán con el mix de producto de las generalistas (informativos, concursos, series...)."

"En definitiva, la televisión bien hecha, con talento y con amor, será la que se imponga, y eso vale para TVE, A3, T5 y Cuatro [¿Les falta alguna?]."

"Intento ver todas las cadenas, menos una, que no la he visto nunca"

El consejero delegado de Telecinco también habla sobre sus gustos televisivos, y asegura: "Bueno, francamente, la mía no es una vida que se pueda tomar como ejemplo. Hago una vida de mierda… y es un poco diferente a lo que me gustaría porque mi familia no vive conmigo. El 80% de las noches que estoy en Madrid tengo cenas de trabajo, y las restantes, cuando solo, como un prófugo, vuelvo a casa y ceno algún triste menú –jamón, muchas veces, porque me regalan muchos (risas)–, lo hago, evidentemente, frente a la televisión, como siempre hemos hecho en mi casa."

"Si estoy solo en casa, trabajo mientras veo la televisión, así que intento ver todas las cadenas, menos una, que no la he visto nunca..."

"La Sexta, ¿supongo?". se pregunta la periodista. "Sí, pero porque no la recibo y, además, no emite nada que me interese, son productos comprados que ya he visto. De los programas no suelo opinar, pero bueno, no me gustan especialmente las series de humor, porque el humor es un hecho muy local y tampoco soy mucho de comedias, la verdad. Prefiero los dramas.

"Estamos sufriendo una lucha grecorromana, a base de insultos"

“No hay secretos, ni remedios de emergencia en televisión. El arma secreta es una programación, no un programa. Allora, evidentemente en estos últimos mes hemos sufrido más de lo necesario una competencia muy peculiar (…)"

"Lo que está pasando en España es algo que no se ha visto en ningún lugar, porque siempre hemos competido de manera normal con TVE, con A3 y con la Forta, y, de repente, han llegado unos tipos de fuera del mundo de la televisión que han empezado una competición que parece más una lucha grecorromana, a base de insultos, golpes y cosas raras, que una libre competencia al uso”.

La Sexta "está pagando la novatada de la Fórmula 1"

“La Formula 1 no me la han quitado. Han ofrecido más y la han comprado. Aunque ahora están pagando la novatada. Nosotros ni en los entrenamientos teníamos cuotas tan bajas... Periodísticamente, es divertido decir que la Sexta me arrebata la Fórmula 1... ¡Ma, ¿qué arrebata?! [dice muy italiano]."

"Yo hice una oferta razonable -teniendo en cuenta que el punto más alto de la F-1 ya lo habíamos vivido con los dos campeonatos de Alonso–, y ellos la triplicaron. Yo gestiono el dinero de otros, y no podía empeñarme en la F-1 ni por una cuestión personal ni empresarial”.

"Han querido destruirme a nivel personal"

“Yo no he visto nunca que en una televisión se haga la parodia de un empleado de otra cadena, y ellos desde el primer momento se han metido conmigo y han querido destruirme a nivel personal. Y esto no se hace en el 'fair play' de las empresas."

"Normalmente, no se insulta al adversario, y menos cuando éste no tiene visibilidad ni es una persona conocida. Además, han tenido una voluntad de destruir el estatus que había en el sector. Sólo hay que ver los números para ver cuánto hemos perdido todos, y no sólo por la crisis".

"Por culpa de laSexta, el sector está quebradísimo"

"'Allora', para empezar, yo no he visto nunca que en una televisión se haga la parodia de un empleado de otra cadena, y ellos desde el primer momento se han metido conmigo y han querido destruirme a nivel personal. Y esto no se hace en el 'fair play' de las empresas. Normalmente, no se insulta al adversario, y menos cuando éste no tiene visibilidad ni es una persona conocida. Además, han tenido una voluntad de destruir el estatus que había en el sector".

"Sólo hay que ver los números para ver cuánto hemos perdido todos, y no sólo por la crisisLuego, yo voy bien o mal por mi culpa o por mi mérito, no hay 'ningunísima' duda, y si hemos bajado de audiencia es porque se ha agotado un tipo de programación. Pero el cabreo no es por la dimensión de La Sexta, sino porque el proyecto que está detrás ha sido devastador: han conseguido que nadie gane y, por su culpa, el sector está quebradísimo."

"Cuando aumentan los costes y no lo hacen los ingresos, es elemental, la cosa se rompe. Y esto es lo que ha provocado la entrada de un broker, no un editor, en el mundo de la televisión”.

"Me jode mucho no haber hecho yo un programa como 'Callejeros'"

Tengo defectos, pero la envidia no es uno de ellos y, soy sincero, en T5 veremos algo. Mire, en estos momentos me siento culpable y me jode mucho no haber hecho yo un programa como 'Callejeros'. Me jode no haberlo visto porque es algo diferente que está bien hecho. No hacer algo ahora sería un acto de soberbia, y ése es el único pecado que Dios no nos perdonará... No me importa cuando me copian y no voy a dejar de emitirlo porque otro se adelantara".

"Supongo que uno de estos programas se quedará como clásico y los otros desaparecerán porque las fórmulas se agotan. O fracasan si llegan antes de tiempo. Por ejemplo, nosotros llegamos cuando aún no era el momento, con 'U-24' o con 'Dutifri', que era lo mismo que 'Españoles por el mundo', pero con un presentador famoso".

"Mi orgullo es la cadena entera, no un programa en concreto"

“Mi orgullo es Telecinco, la cadena entera. Mi orgullo es haber encontrado una televisión que estaba bien y haberla llevado a Bolsa, hacerla líder durante cinco años, que hasta 2008 fuera la televisión más rentable de Europa...”

Sobre su peor error al frente de la cadena, reconoce que “ha habido muchos, no terminaría. Pero quizá el más grande... ¡No haberme ido a finales de 2007, nuestro mejor año! (estalla en carcajadas). ¡Hubiera salido a hombros, lleno de rabos y de orejas...!”

"Tanto el éxito como el fracaso me dan fuerzas"

"Estamos de paso en la vida, imagínese en una empresa. Soy un mandado, estoy aquí porque me dijeron que debía venir y cuando me digan que me vaya, lo haré."

"¿Pero le quedan fuerzas, o esta mala racha le ha quitado la ilusión?", se interesa la entrevistadora. "Estoy fortísimo. Para hacer este trabajo hace falta un físico bestial, y afortunadamente lo tengo, aunque también tengo toda la ansiedad asociada. Verá, yo, francamente, merecería morir de infarto, es la muerte mejor, y he hecho de todo para que me dé uno, pero de momento... Estoy bien. Los malos datos no me debilitan; tanto el éxito como el fracaso me dan fuerzas".

"Si me quitaran los datos de audiencia moriría de abstinencia"

"Me despierto a las cuatro de la mañana esperando los datos, así que no hace falta que me levante... Como todas las drogas, los índices de audiencia matan y alimentan. Yo sé que moriré mucho antes por efecto de los datos, sufro mucho, y cuando me hacen los análisis de sangre se nota… Pero si me los quitaran, moriría de abstinencia".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba