Tras casi 800 capítulos Así se despidió para siempre "Yo soy Bea" en Telecinco

Como en el primer gran final de la serie, que tuvo como protagonistas el cambio físico de la abnegada secretaria Beatriz Pinzón (Ruth Núñez) y su posterior boda con el galán Álvaro Aguilar (Alejandro Tous), "Yo soy Bea" dirá adiós de la mejor forma posible para sus fans.

La última entrega del serial, que se grabó el pasado 15 de julio, mostrará cómo la niña buena y protagonista Be (Patricia Montero) sella definitivamente su amor con el mujeriego César (Miguel de Miguel), después de eternos desencuentros y reconciliaciones entre ambos.

En este sentido, su protagonista Patricia Montero (Be) asegura a la revista Supertele que el final "será muy emotivo y estará plagado de sorpresas. Be tendrá un final feliz y justo, tanto en lo laboral como en lo sentimental."

"Mi personaje ha luchado siempre por encontrar a su príncipe azul, casarse y tener hijos, aunque ya veremos si se cumplen sus deseos en la totalidad o sólo parcialmente", adelanta la actriz.

Una boda, una madre de tres hijos y todos juntos y felices

Como no hay un final feliz sin boda que se precie, veremos el enlace de Isabel (Raquel Meroño) -la última directora de Bulevar 21- con Nacho (Manuel Esparza). Además, la redacción completa de la revista asistirá como invitada a la ceremonia.

Por su parte, la pareja que forman Diego (Miguel Hermoso) y Adriana (Rocío Peláez) también se fumarán la pipa de la paz. Así, el embarazo de la ex mensajera facilitará la reconciliación con su marido.

"Mi personaje -desvela Rocío Peláez- dará una sorpresa grande e inesperada para nuestros fans", y es que Adriana se despedirá de la serie convertida en madre de tres hijos.

Pero no es que los retoños le caigan del cielo, sino que los guionistas, obligados por las prisas de Telecinco, la harán viajar en el tiempo cinco años después para enseñar cómo es su vida, al igual que al resto del reparto.

Chali y Marga, propietarias de un prestigioso restaurante

Además, "Yo soy Bea" mostrará a Chali (Ángeles Martín) y Marga (Fedra Lorente) convertidas en las dueñas de un prestigioso restaurante en el que transformarán su humilde bar, el San Pancracio.

Por su parte, Noelia (Rebeca Abadía) también promete dar la campanada: "Mi personaje cambiará radicalmente. Deja de ser tan mala y termina emparejada con alguien inesperado".

'Íbamos a durar más, pero en la TV las decisiones se toman de un día a otro'

Sobre cómo afronta el final, Patricia Montero (Be) asegura que "con la sensación de haber hecho un buen trabajo, en una serie que ha sido un fenómeno social y que ha durado tres años. Es genial haber llegado hasta aquí."

La actriz se lamenta de que "íbamos a estar un año más, pero en la tele las decisiones se toman de un día para otro. La historia daba para más porque Bea mantenía la magia del principio y había sabido reinventarse, con nuevas tramas y personajes."

"Yo soy Bea" en cifras

La versión española del culebrón Yo soy Betty, la fea, con 773 capítulos, ha superado al original colombiano, que se quedó en 169 episodios. Ha sobrevivido tres años, buena parte como líder de las tardes, y ha ganado dos TP de Oro.

La transformación de Bea (Ruth Núñez) en guapa saltó al prime time y superó los ocho millones de televidentes. Tras la boda, que vieron cinco millones de fans, cambió de protagonista y se resintió su audiencia. Aun así, hoy la seguían un millón de fieles (14% share).

En "Yo soy Bea" han participado 460 actores, que grabaron 8.000 horas; leyeron 29.000 páginas de guiones; hicieron 9.800 cambios de vestuario… Y han recibido la visita de, entre otros famosos, Jesús Vázquez, Boris Izaguirre, Malú, Óscar Higares, Alessandro Lequio y Julieta Venegas.

* Foto de portada: Manuel Queimadelos

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba