Análisis Lo más destacado en la televisión del 2004

Claves, tendencias y acontecimientos más significativos en el año que finaliza

El debate de la “telebasura” y la firma del código

El año 2004 pasará a la pequeña historia de la televisión por haber acogido un intenso debate social sobre la calidad de la programación y sus consecuencias para los televidentes y la sociedad. Todo comenzó el año anterior (junio 2003) con las críticas públicas del anterior Presidente del Gobierno José María Aznar hacia programas como “Hotel Glam”. A partir de ese momento la palabra “telebasura” comienza a ocupar titulares de prensa, y diversas organizaciones, partidos políticos y entidades intervienen en la polémica pública.

Muchos de estos actores reclaman la creación de un Consejo del Audiovisual, que se incorpora a los programas de todos los partidos políticos en elecciones, y se emprende una crítica sin cuartel a los indefinidos contenidos que se bautizan con el nombre común de “telebasura”. La llegada de Rodríguez Zapatero al poder supone la creación de un Comité de Sabios para reformar los medios públicos de comunicación y el comienzo de reuniones con los directivos de las cadenas de televisión para conseguir un acuerdo de “autorregulación” que culmina en la firma, el pasado 9 de diciembre, de un código de protección reforzada para el horario infantil.

La crisis y pérdida de liderazgo de TVE

Hasta el pasado mes de junio, TVE-1 fue líder de audiencia de forma ininterrumpida. No había faltado nunca la victoria en los últimos 35 meses, casi tres años seguidos. Desde entonces, la cadena pública se ha visto superada siempre por las privadas y marca mínimos históricos en junio, julio, septiembre y octubre, en estos dos últimos meses llegando a marcar menos del 20% de cuota de pantalla.

Esta crisis coincide con la llegada, a finales del pasado mes de abril, a la Dirección General de RTVE, de Carmen Caffarel, nombrada por el nuevo Gobierno socialista. Caffarel orienta cambios paulatinos en la programación, dirigidos a retomar el servicio público y la televisión de calidad, que provocan una considerable caída de audiencia. Las críticas a su gestión son constantes y ello desemboca, este mes de diciembre, en el cese/dimisión del Director de TVE, Juan Menor, que será sustituido en las próximas semanas por Manuel Pérez Estremera.

La “resurrección” de Antena 3

Tras el traumático ERE, que provocó un considerable conflicto laboral en la cadena de San Sebastián de los Reyes, y la salida a Bolsa de la compañía de televisión, en el otoño de 2003, Antena 3 consigue superar buena parte de sus problemas a lo largo del año 2004. El equipo dirigido por Maurizio Carlotti revisa la gestión, la programación y la comercialización de la cadena y consigue superar la profunda crisis económica y de audiencia que Antena 3 arrastraba desde el pasado mes de septiembre de 2002. En el mes de agosto la cadena, en manos de Planeta y Agostini, consigue su primera victoria mensual tras ocho años de segundas y terceras posiciones en la clasificación de cadenas, liderazgo que consigue repetir en el mes de octubre.

Su consejero delegado, Maurizio Carlotti, ha vaticinado que 2004 será "el mejor año de la historia de la cadena”. Sólo en el primer semestre, el Grupo alcanzó un resultado consolidado de 62 millones de euros frente a pérdidas de 98,5 millones de euros en el mismo periodo del año anterior.

Buen año para Telecinco

La cadena privada de Mediaset vive en 2004 el mejor año de su historia. Consigue arrebatar, en el pasado mes de mayo, el liderazgo absoluto de audiencias a TVE, después de tres años de triunfos sucesivos de la cadena pública. Las victorias se repiten en los meses de junio, julio, septiembre y noviembre. Desde el punto de vista económico, Telecinco sale a Bolsa, con considerable éxito, en el mes de junio. Durante los primeros nueve meses del año bate su récord histórico de facturación publicitaria.

La crisis de Telemadrid

La victoria de Esperanza Aguirre en nombre del Partido Popular en la Comunidad de Madrid provoca relevos en la cúpula de la Radiotelevisión autonómica madrileña. Manuel Soriano es nombrado nuevo Director General en febrero de 2004. A su llegada a la Ciudad de la Imagen se encuentra con una cadena que sufre una considerable crisis de audiencia que requiere una terapia de choque en programación y la definición de una línea editorial clara. Soriano manifiesta su voluntad de retomar la vocación de servicio público.

Entre sus primeras decisiones apuesta por eliminar "programas que aunque tengan audiencia degraden la condición humana", y decide suprimir programas emblemáticos como “Mamma mia” o “Con de T de tarde”. Se introducen cambios en la parrilla que no tienen efectos beneficiosos en la audiencia, se renuevan los informativos y se apuesta por una programación con un fuerte componente cultural que de momento no ha dado los frutos esperados.

Empieza un magazine de tarde que asegura que no ofrecerá información de corazón y las buenas intenciones duran escasamente unos meses, recuperando la crónica rosa para incrementar la escasa audiencia que registra. Aún así, Telemadrid cerrará el año con su mínimo histórico.

La buena salud de los reality shows

En 2004 se confirma que la telerrealidad, lejos de decaer, se ha convertido en un género imprescindible para cualquier cadena generalista de televisión. Salvo “El castillo de las mentes prodigiosas”, la excepción de la regla, todos los realities emitidos este año han superado el 20% de share: “La selva de los famosos” (22.6%), “La Granja” (21.8%), “Gran Hermano VIP” (26.4%), “La casa de tu vida” (26%). “Gran Hermano” continúa siendo el reality de referencia en nuestro país. La sexta edición ha registrado un 29.9%, la mejor audiencia de las 3 últimas ediciones.

El desgaste de los formatos de “entretenimiento clásico”

El dominio de los reality shows y los programas de corazón ha pasado factura a los formatos de “entretenimiento clásico”. Este año, todos los intentos por recuperar esa fórmula de entretenimiento “blanco” que funcionaba hasta la llegada de los reality han fracasado o decepcionado, como es el caso de “Un domingo cualquiera”, “El supershow” y “Un, dos, tres”.

El auge de la ficción nacional y la comedia

2004 es el año de las series españolas. Tras los múltiples y sonoros fracasos del año anterior –“La vida de Rita”, “El pantano”, “Una nueva vida”, “Un lugar en el mundo”, “20 tantos”, “Código Fuego”, “Tres son multitud” y “London Street”, entre otras-, se invierte la tendencia y la ficción nacional, no sólo comienza a ser bien recibida por la audiencia, sino que además genera audiencias millonarias, que en el caso de “Los Serrano” y “ANHQV”, supera los 8 millones de seguidores. Las series veteranas –“El comisario”, “Hospital Central”, “7 Vidas”, “Ana y los 7”, “Cuéntame” y “UPA”-también siguen contando con el respaldo del público. Este año han sido muchas menos las series que han fracasado o apenas han superado el 20% de share (“¿Se puede?”, “Paco y Veva”, “La sopa boba”, “Los 80”, “El inquilino”, “Diez en Ibiza” y “Manolito Gafotas”).

Baile de fichajes entre cadenas

Mª Teresa Campos ficha por Antena 3 después de ocho años en Telecinco como “Reina de las mañanas”. Ana Rosa Quintana realiza el camino inverso después de seis años en la cadena de San Sebastián de los Reyes. En este baile de fichajes, se llegan a pagar cifras astronómicas para conservar a colaboradores como Lecquio en la cadena de Fuencarral.

Otros fichajes importantes son el de Arguiñano a cargo de Telecinco, que supone un litigio con TVE que acaba en los tribunales, o el de Agustín Bravo y Andreu Buenafuente por Antena 3. En TVE-1, con el inicio de la nueva temporada, se cuenta con rostros conocidos como Julia Otero, Juan Ramón Lucas, El Gran Wyoming o Lorena Berdún. Éste último fichaje supone el regreso de la información sobre sexo a TVE, 14 años después de Elena Ochoa.

La guerra de la contraprogramación

La lucha por la audiencia entre las cadenas se recrudece en 2004 con más cambios inesperados en la programación que nunca. El paradigma lo protagonizan “Los Serrano”, la serie estrella de Telecinco que cambia su día de emisión en varias ocasiones para frenar, primero (en enero) a la nueva serie de Emilio Aragón y, después (abril), a la exitosa “ANHQV”, en lo que se vino a llamar el célebre “Serranazo”.

El Gobierno toma medidas (agosto), por la violación de la norma que obliga a las cadenas a respetar la programación anunciada con 11 días de antelación, y multa a Telecinco con una cantidad histórica de 350.000 euros por la reincidencia. Antena 3 y TVE-1 también son sancionadas pero en menor medida y la cadena de Fuencarral denuncia agravios comparativos.

Despedida de programas históricos

Tras más de un lustro en pantalla o algunos más de una década, se despiden definitivamente de la parrilla programas emblemáticos y no menos controvertidos como “Noche de fiesta”, el veterano show de José Luis Moreno, o “Tómbola”, decano de los programas rosa en nuestro país. También desaparecen “Sabor a ti”, el magacín vespertino de Antena 3 presentado por Ana Rosa Quintana, “La noche abierta” de Pedro Ruiz o “Mamma mia”, el singular programa de corazón, uno de los más exitosos de los últimos años en Telemadrid.

La televisión española “sale del armario”

Al igual que en otros países, como EE.UU. y Argentina, el colectivo gay comienza a tener una presencia normalizada en los reality shows españoles. Prueba de ello es la televisada relación sentimental de Noemí y Raquel; Juanma y David, la pareja gaditana ganadora de “La casa de tu vida”, Nicky, el transexual de Gijón en "GH VI"; la drag-queen Shangay Lily en "La Granja de los famosos", y el reciente estreno de “El equipo G” .

Récord de consumo televisivo

El consumo televisivo en España en 2004 será el más elevado de la historia, con un promedio por persona de entre 217 y 218 minutos, lo que supone un aumento de 4 o 5 minutos más que en el año anterior, según Corporación Multimedia.

Se nos fueron en 2004:

El programador y productor de televisión Joan Ramón Mainat nos dejó el 16 de noviembre tras una larga enfermedad; el creador del Telediario en España, Pepe Casas, el 25 de julio; el actor Narciso Ibáñez Menta, el 16 mayo, tras larga enfermedad; el corresponsal de guerra de Antena 3, Ricardo Ortega, asesinado en Haití el 8 de marzo de 2004; el académico Fernando Lázaro Carreter, socio de honor de la ATV y Presidente del Comité de Sabios, el 5 de marzo; el mago Pepe Carroll, el 5 de enero a causa de un infarto de miocardio.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba