Segunda entrega (G-Z) Lo que se ha dicho de la telebasura (II)

Mariano Rajoy, Javier Sardá, Mikel Lejarza, Paolo Vasile, Juan Ramón Lucas, Máximo Pradera y Manuel Villanueva, entre otros

Eduardo Haro Tecglen. Escritor y periodista

“No quiero censores que se consideren a sí mismo morales, que mezclen otra vez la sexualidad con la violencia. No quiero un Ministerio de la Comunicación que volvería a ser otra vez un Ministerio de Prensa, como los de Hitler, Stalin, Franco o Mussolini. Prefiero la basura que, de algún modo, se recicla” (El País).

Alfredo Landa. Actor

“Me parece deplorable emplear un medio tan de masas para verter intimidades y cotilleos de los famosos. Se están creando unos monstruos que va a ser difícil destruir” (14/9/2003).

Mikel Lejarza. Socio Consejero del Grupo Árbol

"No creo en el concepto "telebasura". Decía Mark Twain que hay escritores que publicaban vino y otros agua y que él escribía agua porque todo el mundo la bebe. En televisión tiene que haber programas que sean agua y programas vino. En otros habrá champán. Tiene que haber de todo. Sabemos que el vino es mejor que el agua, pero ésta también es necesaria. El término telebasura no me gusta y, en cualquier caso, no creo que exista más en televisión que la que pueda salir en prensa, radio y revistas." (El Correo, 20/7/2003).

Ascensión López. Presidenta del Foro del Espectador

“Es una forma de hacer TV que explota el sensacionalismo, el morbo y todo lo que sea necesario para contar con tal de tener audiencias. Una televisión que instrumentaliza al espectador para obtener beneficios económicos” (Debate de La 2, 27/1/2004).

Javier Lorenzo. Crítico de televisión de El Mundo

“No creo en la telebasura, pero sí en que hay programas basura, ya
sea porque están mal hechos o, lo que es más
frecuente, porque perpetúan conceptos estúpidos y
superficiales, permitiendo además que cuatro mindundis
se forren. Si estos programas tienen tal audiencia es
por una simple razón. En España hay mucho burro y,
sobre todo, mucha burra. A ver si leemos un poco más”. (Vertele 12/5/2003).

Juan Ramón Lucas. Presentador de “Esto es vida” en TVE

“Telebasura es todo aquello que resulte indigno, ofensivo o abusivo. La hace aquél que se aprovecha del medio para atacar a la dignidad de las personas”.(Vertele, 29/8/2001).

Josep M. Llauradó. Periodista

“Hay telebasura, como hay radiobasura o prensabasura, y no pasa nada. Sólo los liberales pasaremos por una vida libre, no por la copia propuesta por alguien y repetida hasta la saciedad. Sí, no nos gusta la telebasura (y hablo por la mayoría, no tanto por mis gustos concretos que a nadie interesan). ¿Y qué?” (Diari de Baleares)

Ferran Monegal. Crítico de televisión de El Periódico

“La telebasura no es patrimonio exclusivo de algunos reality-shows. La hay en Telediarios, informativos, entrevistas y coloquios. Más que una cuestión de estética o de moral, es la no existencia de ética. La quintaesencia de la falta de escrúpulos. La sublimación del pelotazo a costa de lo que sea. Todo por la pasta más que todo por la audiencia”. (Vertele, 22/05/2003).

Enrique Múgica. Defensor del Pueblo

"Los niveles que tenemos no pueden seguir así; consolidar la democracia requiere de ciudadanos íntegros y, por eso vamos a tratar de no deformar las mentes juveniles". Múgica circunscribe esta propuesta a la franja horaria que afecta a los menores porque fuera de ella cada ciudadano habrá de decidir "lo degradante que resulta para la perspectiva humana". (28/9/2004).

Roberto Ontiveros, director de “Gran Hermano”

“Parece que estamos llenos de basura en la televisión, pero cualquiera que piense eso debería darse una vuelta por la televisión americana y ver comparativamente que estamos infinitamente mejor. Tenemos la televisión que nos merecemos, que es la que pedimos” (Ponencia sobre “Televisión interactiva: el poder del telespectador”, Calahorra, La Rioja).

Rubén Osuna. Periodista

“Yo tengo bastante claro su significado: todo lo que emite una televisión pública deficitaria es telebasura. Lo que emite una televisión privada sólo es telebasura si la misma es deficitaria y reclama, y obtiene, dinero público para un enjuague; o bien, si nos ponemos más estrictos, si las empresas privadas televisivas operan en mercados intervenidos, sin libre concurrencia, bajo un régimen de "concesiones" políticas (simplemente porque unas empresas no pueden ser sustituidas por otras más eficientes, aunque paguen sus errores con menos beneficios)” (Libertad Digital, 29/7/2004).

Javier Pérez de Silva. Director de Programas de El Mundo TV

“Esta polémica de la telebasura es un invento de los periódicos, de la prensa, para vender a los anunciantes la imagen de que el espectador de TV es tonto, como la caja, y sin embargo el lector de periódicos es un público culto, educado y refinado. Tengo claro que la telebasura nace de la lucha por la tarta publicitaria”. (Vertele, 20/5/2002).

Máximo Pradera. Presentador

“Yo me sorprendo viéndola en momentos de baja autoestima. A veces es terapéutica. Lo que no entiendo es que también nos echen telebasura en la televisión pública” (9/9 /2003).

Mariano Rajoy. Presidente del Partido Popular

“Forma un poderoso entramado de satisfacción para adolescentes desorientados, que dificulta la imprescindible asunción de valores y perspectivas que vayan más allá de lo efímero, lo intrascendente y lo hueco”. (16/10/03).

Pedro Ruiz. Presentador

"No creo que haya telebasura, sino hombres-basura que la ven y que la hacen.
El negocio de la comunicación no es como otro cualquiera. El que vende zapatos, vende zapatos, pero el que vende comunicación, vende ejemplos. Y él sabe perfectamente que el ejemplo que está vendiendo es uno que jode a la sociedad y, sin embargo, lo permite” . (Vertele, 17/6/ 2003)

Ignacio Salas. Presidente de la Academia de Televisión

“La televisión se ha convertido en una pocilga infame que habría que cerrar por insalubre; un quiste con el que tenemos que aprender a convivir porque ya es inextirpable”. Salas reconoce la dificultad de definir el concepto de la telebasura, pero cree que “sumando criterios repetidamente difundidos podría delimitarse por las campanadas de Muxía, la manipulación informativa, la Gala de los Goya, la saturación publicitaria, la competencia desleal y ese popular conservatorio que enseña a triunfar en quince días”. Finalmente, propone una definición: “Esta forma de hacer televisión que encuentra en el morbo, el sensacionalismo y el escándalo el foco de atracción más rápido y eficaz de acceso a Eldorado, es el tumor maligno que hemos dado en llamar telebasura”. “La televisión, te guste o no te guste, es reflejo de todo lo demás, de todo lo que pasa. Se habla de que la televisión se está degradando mucho, pero la pregunta es: ¿Y el mundo? La tendencia a la trivialización y banalidad es clara, pero no nos rasguemos las vestiduras, estamos donde estamos y somos lo que somos. En nuestra modestia, desde la ATV intentamos ofrecer elementos correctores, pero lo que está claro es que la democracia es piramidal y cada uno tiene que asumir sus responsabilidades" (Carta de Ajuste y entrevista a Vertele, 6/6/2003 – 26/9/2003).

Fernando Sánchez Dragó. Escritor y presentador

“Las mujeres de ese tipo (Yola Berrocal) me dan asco, degradan la condición femenina... y la masculina. El problema más grave hoy, en España, no es el paro ni el terrorismo, que ambas cosas tienen solución, sino la telebasura. Yo prohibiría esa bazofia. Me estremece pensar cómo serán los niños que se educan con ella cuando crezcan”. (El Mundo, 16/8/2003).

Javier Sardá. Presentador de “Crónicas Marcianas”.

"Telebasura es lo que hizo Antena 3 el día de la huelga general" (Interviú, 1677/2002).

“El único límite hay que ponerlo en la programación en horario infantil: la diferencia entre una franja horaria y otra existe, aunque también es verdad que los chavales viven con mucha normalidad lo que le pueda estar pasando a Tamara”. A Sardá, más que los programas de corazón, le preocupa que los niños vean por la tarde "crímenes" o "corridas de toros": "En este país se emiten corridas de toros a las 6 de la tarde, algo que a los españoles les puede parecer normal, pero si se lo cuentas a un italiano o un alemán, seguramente se eche las manos a la cabeza. ¿No es peor una corrida de toros en horario infantil que Aquí hay tomate?” (Presentación de los 1.000 programas de “Crónicas”, 15/11/2003).

Marçal Sintes. Periodista y articulista de Avui

"El consumo de telebasura no se puede atribuir solo a gente de escasa formación, abuelitas ociosas y adolescentes obsesionados por el acné. Este fenómeno televisivo también tiene que ver con gente cansada, hasta de los mil inconvenientes de la vida cotidiana y de los nervios en el trabajo. Con gente que quiere desconectar. Y a menudo son las personas con una cierta preparación intelectual quienes más lo necesitan. Viendo telebasura podemos encontrar desde profesores universitarios hasta directivos de empresa, pasando por toda clase de profesionales. La telebasura, pues, es cosa de todos. Abonarse a Hotel Glam, Pecado original o Corazón de Primavera, no es incompatible con ir al teatro, leer a los clásicos o escuchar Bach. Hay momentos en los que nos puede apetecer reflexionar con Berlin o admirar a Kandinski y otros en los que prefiramos conocer la última gamberrada de Pocholo o todos los detalles sobre el affaire entre la Pantoja y el alcalde de Marbella." (Avui)

Paolo Vasile. Consejero delegado de Telecinco

“El límite de la telebasura está en lo que puede verdaderamente contribuir a una formación equivocada de una persona que tenga menos de 18 años. Porque, jurídicamente, si a los 18 años se puede votar, también se puede elegir qué programa ver” (Vertele, 7/11/2003).

Vicente Verdú. Escritor y periodista colaborador de El País

“La telebasura es un signo que se relaciona probablemente con una infantilización general de la sociedad y la cultura, siendo su máxima peculiaridad la de hacer algo que apetece, en seguida y sin recato”. “La vulgaridad puede tenerse por un mal, pero supone también la forma más corta de y directa de llegar al grano”. “El camino más corto hacia el objeto suele ser también el más exiguo, tanto en tiempo como en sutileza, como demuestra la brutal actuación norteamericana en Irak. El pragmatismo del camino corto es, en efecto, muy norteamericano, y como tal, muy pegadizo para la cultura popular”. (El País, 10/6/2003).

Manuel Villanueva. Director de Contenidos de Telecinco

“La telebasura no existe, es un término peyorativo que nunca he entendido porque se utiliza en televisión, y no en prensa o literatura, cuando también hay libros o películas malas, aunque reconozco que tenemos que estar atentos porque también a nosotros (Telecinco) hay contenidos que nos preocupan más o menos”. (8/7/2004).

Primera entrega - Lo que se ha dicho de la telebasura (A-G)

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba