Análisis ¿Hay diferencias entre la TVE del PSOE y la del PP?

¿Cómo ha cambiado la programación de La Primera un año después del relevo de Director General?

El 26 de abril de 2004, Carmen Caffarel relevó a José Antonio Sánchez en la Dirección General de RTVE. Tras el cambio del partido de Gobierno en las elecciones del 14 de marzo, una de las consecuencias lógicas fue el cambio de la cúpula directiva de RTVE.

En sus primeras declaraciones públicas, Caffarel anunció que pretendía "devolver a los Servicios Informativos de la cadena la credibilidad perdida" y que "los contenidos de programas de entretenimiento tuvieran una nueva línea editorial". Los portavoces del PSOE prometieron reiteradamente "hacer televisión pública de calidad y alejar lo que ellos consideraban telebasura de las dos cadenas de TVE".

Trece meses después, los cambios de programación permiten analizar hasta qué punto el nuevo Gobierno del PSOE ha podido llevar a la práctica sus ideas sobre televisión y las consecuencias que las decisiones que han tomado han tenido sobre la audiencia. Para empezar, la bajada de espectadores en este periodo ha sido notable, con una pérdida que se sitúa en torno a los 4 puntos de cuota de una temporada a otra. Pero, ¿y los contenidos? ¿Son muy diferentes los que vemos ahora a los que ofrecía la cadena pública antes?

Franja matinal: Ningún cambio

La mañana es la franja de programación menos modificada por la nueva dirección de TVE. Pepa Bueno sustituyó a José Ribagorda al frente de la tertulia política de “Los desayunos”, pero el resto de espacios y contenidos en este horario está conducido por las mismas personas y sus contenidos son similares en las dos etapas.

Manuel Torreiglesias sigue al frente del espacio de salud “Saber vivir”, Inés Ballester y Manuel Jiménez conducen “Por la mañana” y Anne Igartiburu, “Corazón de...”. La única diferencia es que el magacín matinal no cuenta con el espacio de cocina de Karlos Arguiñano, que fue fichado por Telecinco, por lo que ha perdido algunos puntos de audiencia con respecto al curso anterior.

La Tarde: Vida efímera de "Esto es vida" que ocupó el hueco de "Cerca de ti"

La televisión del Gobierno socialista ha mantenido su apuesta por la doble sesión de culebrones en la sobremesa. La diferencia es que la anterior Dirección de TVE acertó más con los títulos escogidos, en función exclusivamente de criterios de audiencia.

Así, telenovelas como “Luna negra” o “Gata salvaje” funcionaron bastante mejor (cuotas entre el 24% y 27% de share) que “Obsesión” u otras como “Te voy a enseñar a querer” y “Amor real” (medias entre el 17-19%). En esta temporada, además, fracasó la propuesta de la telenovela rusa “Anastasia” (12%). El cambio de contenidos ha sido mínimo o casi nulo en la franja de sobremesa.

Las novedades se han centrado en la franja vespertina (19:00 h). Una de las primeras víctimas del cambio de dirección en TVE fue el talk show de Óscar Martínez, “Cerca de ti”, considerado uno de los paradigmas de la telebasura que quería erradicar la nueva dirección socialista. Pese a su buen rendimiento en audiencias (22% de cuota media), el programa de testimonios no renovó su contrato y fue sustituido, a principios de temporada, por el magacín de Juan Ramón Lucas, “Esto es vida”.

“Aquí no vendrán señoras a discutir por cuernos”, aseguraba el presentador en el arranque del programa. Sin embargo, la apuesta por un magacín blanco que huyera de los contenidos rosas o polémicos no dio sus frutos y éste fue retirado, el pasado febrero, por su baja audiencia (media del 14.5% de share). A pesar de esta declaración de principios, el contenido de “Esto es vida” viró hacia la crónica rosa y acabó tratando temas de cuernos, famosos, exclusivas periodísticas de medio pelo y pseudofamosos similares a los que rellenaban espacios de corazón de otras cadenas.

Posteriormente, TVE-1 ha programado en esta franja las reposiciones de “Cuéntame” (14%), el concurso “El enemigo en casa” (11.7%), que aguantó poco más de dos semanas en la parrilla y, actualmente, el programa culinario “Vamos a cocinar” (16.5%). En general, con muy poca fortuna en todos los casos.

En el access prime time, de 20:00 a 21:00 horas, La Primera tampoco ha modificado sus contenidos y ha seguido ofreciendo el veterano espacio de corazón y sucesos “Gente”, aunque con una notable pérdida de audiencia (unos 4 puntos) con respecto a la anterior temporada. Uno de los motivos de la bajada de audiencia ha sido la política errática e inconstante de los cambios de programación, que han arrastrado a “Gente” con sus fracasos de audiencia.

Prime time y Late night: novedades con escaso éxito

Lunes: Estreno de “59 segundos”

La serie de Ana Obregón "Ana y los 7" ha copado esta franja en las últimas temporadas, renovando su éxito, aunque con menos intensidad, en la última temporada. La ficción de Star Line atravesó sus mejores momentos en años anteriores y su desgaste de audiencia en los últimos meses ha sido evidente. Además, ha venido acompañado con polémica de fin de curso, por la voluntad de la productora de seguir con cuatro capítulos más de la serie sin contar con Ana Obregón, que moría en accidente de avión.

En el late night del lunes, los anteriores Directores Generales, nombrados por el PP, emitían la serie “Urgencias” que ha sido reprogramada en otros días de la semana. Con el Gobierno del PSOE llegó a esta franja una de las novedades que se ha salvado de la quema y que ha imprimido carácter a la nueva etapa, el programa de debate “59 segundos”.

El espacio de Mamen Mendizábal ha mantenido el tipo pese a tratarse de un género muy poco habitual en La Primera, y ha sido uno de los pocos aciertos de la nueva dirección de Caffarel, convirtiéndose en un programa de culto, seguido por espectadores de todas las tendencias políticas y recuperando la discusión política para La Primera de TVE. El debate había desaparecido totalmente de la primera cadena pública en la última etapa política.

Martes: Llegan “Las Cerezas” de Julia Otero

La serie documental "Memoria de España" ha ocupado la primera franja del prime time de los martes. Carmen Caffarel ha emitido los capítulos aprobados por la anterior Director General y los ha ofrecido escrupulosamente, aunque ha decidido no continuar con nuevas producciones encargadas a García de Cortázar.

A continuación, mientras que anteriormente se había apostado por series americanas como “Smallville” (19%) y “Everwood” (14%), la nueva Dirección ubicó en esta franja uno de sus publicitados fichajes de temporada, “Las Cerezas” (15.6%) de Julia Otero, sin los resultados apetecidos. Su escaso éxito de público deja un sabor agridulce a la recuperación televisiva nacional de Julia Otero, que verá comprometida su continuidad con este programa.

Miércoles: El Gran Wyoming sustituyó a Ana García Lozano

En la etapa del Gobierno popular se intentó hacer frente a la series que programaban las cadenas privadas (“UPA” y“Aquí no hay quien viva” en Antena 3, “Hospital Central” y “Los Serrano” en Telecinco) con largometrajes, opción que obtuvo discretos resultados. La actual dirección ha hecho distintos intentos, conjugando documentales, la serie norteamericana de médicos "Urgencias" y, actualmente, de nuevo con películas, siempre con datos desiguales y poca fortuna.

El principal cambio en la noche de los miércoles se produjo en el late night. En la anterior temporada se emitía el talk show de Ana García Lozano, “Ésta es mi historia” (18% de share), que ocupó otras franjas como la noche de los jueves o de los viernes. En este curso, uno de los grandes fiascos llegó de la mano de El Gran Wyoming y su "Azotea", cerrada antes de tiempo por su pobre acogida de audiencia (11% de share).

Jueves: La información de sexo vuelve a TVE

La exitosa serie nostálgica "Cuéntame" ha copado el prime time de los jueves, con unos y con otros, si bien en esta temporada no ha alcanzado las extraordinarias cifras de audiencia de años anteriores. La sustitución de “Cuéntame” ha sido difícil y sin grandes resultados. Ni el anterior Director General, José Antonio Sánchez, ni la actual Carmen Caffarel acertaron con sus nuevas propuestas.

El primero apostó por la serie de ficción, en clave de comedia musical, “Paco y Veva” (14%) –emitida también sin éxito en esta temporada en la noche de los viernes-. Caffarel, por su parte, estrenó “Al filo de la ley”, una serie de ficción de la productora de Prisa (Plural Entertainment) que se ha acercado al aprobado justo (17%).

En el late night de los jueves, pinchó con José Antonio Sánchez la premiada serie norteamericana “El ala oeste de la Casa Blanca” (13-15%). En esta temporada, el nuevo programa de sexo presentado por Lorena Berdún, “Dos rombos” (18.2%), empezó muy bien pero en los últimos programas ha perdido fuelle, lo cual compromete su renovación y el que pase a la pequeña historia de la tele como un gran éxito de audiencia, aunque renovó la parrilla de programación y trajo aire fresco a la cadena pública de la mano de El Terrat.

Viernes: “Préstame tu vida” sustituye a "Un, dos tres"

"Cruz y Raya.com", el programa de humor del dúo cómico, se ha mantenido en la programación de las dos etapas políticas por sus excelentes resultados de audiencia. Incluso en esta temporada, bajo la dirección ya de Carmen Caffarel, se ha exprimido al máximo programando reposiciones que se emitieron en el prime time de los lunes.

Si los gestores nombrados por el Gobierno popular apostaron por la reedición de “Un, dos, tres”, con funcionamiento decepcionante y escándalo añadido de la mano de la revista “Interviú”, la etapa de Caffarel apostó por “Splunge”, el programa de humor de Florentino Fernández, que obtuvo resultados de audiencia discretos. Pero el gran fracaso de esta noche, y a pesar de ello renovado, fue el “reality” “Préstame tu vida”, presentado por Ana García Lozano, que bajó a menudo de los dos dígitos y que pasará a la historia como un intento fallido de televisión popular.

Sábado: Nostalgia de “Noche de fiesta”

El programa de José Luis Moreno fue tomado como cabeza de turco de la nueva programación con la llegada al Gobierno del PSOE. Criticado desde siempre, el nombramiento de Carmen de Caffarel fue la puntilla de “Noche de fiesta” y supuso su adiós definitivo.

Pero, a pesar de las buenas intenciones de renovar la programación, las piezas diseñadas para sustituir la gala musical semanal de Moreno no consiguieron alcanzar sus correctas cifras de audiencia. Ni la serie norteamericana de intriga “Caso abierto”, ni el programa de humor de Minerva Piquero "El sábado” ni, posteriormente, la programación de cine.

Hace dos semanas, y para recuperar la audiencia perdida, TVE decidió regresar a una fórmula similar a la de “Noche de fiesta” con una productora que ha generado todos sus éxitos en Andalucía. Estrenó “Gente de Primera”, esto es, una gran gala con actuaciones musicales en directo que ha dado resultados correctos en sus primeras entregas, pero que no ha conseguido eludir la sensación de que La Primera tiene que volver a la fórmula de televisión popular para levantar sus cifras de audiencia.

La pregunta de estos días es, ¿dónde quedan las declaraciones de principios de la nueva dirección de TVE sobre la televisión de calidad que querían proponer a los españoles? La llegada de Pablo Carrasco a la Dirección de Programas de TVE se ha considerado como una “apuesta por el sur” con el traslado del modelo Canal Sur a la televisión pública. El próximo estreno del programa de animales presentado por Bertín Osborne y del “España Directo” vespertino para los días laborables abonan esta tesis.

Domingo: El cine sustituye al documental en late night

"La película de la semana", el veterano contenedor de cine, se ha mantenido en las dos etapas con similares registros de audiencia. Mientras, en el late night los populares ofrecían la serie documental “Atlantia” (11% de cuota) y, en esta etapa, se emite cine con mejores resultados (19%).

Informativos: Fran Llorente y Lorenzo Milá sustituyen a Alfredo Urdaci

El “cambio” tenía que notarse en los Servicios Informativos de TVE. Acusado de manipulación por todos los partidos políticos excepto el Partido Popular, Alfredo Urdaci era el enemigo a batir por la nueva dirección de TVE. Era el relevo más esperado con la llegada de Caffarel al cargo. Un relevo con el que se trataba de recuperar el prestigio perdido. Independientemente de si eso se ha conseguido o no, que forma parte de la subjetividad de cada uno, la bajada de audiencia de los Informativos ha sido notable de una temporada a otra.

Mientras que los Telediarios que dirigía y presentaba Alfredo Urdaci eran líderes en su franja de emisión, los actuales informativos, dirigidos por Fran Llorente y presentados por Lorenzo Milá a las nueve de la noche, tienen zonas de sombras y luces. Siguen dominando la franja de sobremesa pero pierden la reñida batalla del prime time, por primera vez en la historia, frente a las “Noticias” que presenta Matías Prats en Antena 3.

Cambio de estrategia: La audiencia vuelve a ser lo primero

Carmen Caffarel y Juan Menor realizaron declaraciones públicas a comienzos de temporada a favor de una “televisión de calidad” que debe perseguir por encima de todo el “liderazgo moral y no el de audiencias”. Esta voluntad no ha dado el resultado esperado.

En Vertele no nos atrevemos a juzgar si ha logrado el “liderazgo moral”, pero lo que sí es un hecho objetivo es que la cadena pública ha perdido el primer puesto de audiencias que ostentaba de forma ininterrumpida hasta el mes de junio del año pasado. Por otra parte, la vuelta a fórmulas de televisión popular dice bien poco sobre la voluntad de apostar por el “liderazgo moral”, que se ha visto superada por el intento de recuperar audiencias e influencia.

De todos los grandes fichajes de TVE anunciados en septiembre – Gran Wyoming, Julia Otero, Juan Ramón Lucas y Lorena Berdún-, sólo las dos últimas han conseguido permanecer en la parrilla de la primera cadena pública, aunque sus curvas de audiencia desde principios de temporada han descendido comprometiendo su continuidad. También es verdad que RTVE se ha enfrentado a una fuerte campaña de críticas por parte de la prensa más conservadora del país, y que una parte del descenso de audiencia es provocado por el traspaso de votantes del PP que han dejado de tener TVE como una cadena de referencia y se han pasado a otras opciones, especialmente Antena 3.

Las franjas de mañana y de tarde están relativamente salvadas gracias a los programas de Inés Ballester y las telenovelas, pero TVE pierde la batalla del prime time casi todos los días de la semana. Salvo en lunes –donde “Ana y los 7”, con un 26.3% de media, compartía el liderazgo con “CSI”- y domingo –donde la veterana “Película de la
Semana” aguanta el tirón frente a “7 Vidas” con una media del 19.2%-, el resto de la semana TVE es la tercera opción de los espectadores con flojos registros de audiencia.

Con este panorama, no sorprende que TVE haya decidido replantearse la filosofía anunciada a comienzos de temporada. En aquel momento la consigna a las productoras externas y a los creativos internos era: “Queremos programas de calidad”. Ahora lo que se oye en los despachos del Director, Manuel Pérez Estremera, y del nuevo Director de Contenidos, Pablo Carrasco, no es otra cosa que: “Necesitamos programas que generen audiencia, y nunca menos del 20% de cuota de pantalla”. No es que TVE haya decidido renunciar a la calidad, pero ahora la audiencia vuelve a ser lo primero, primando por encima de la calidad. Un claro ejemplo es “Gente de Primera”, el nuevo programa musical para los sábados, que no dista mucho en su planteamiento y concepto del retirado y denostado “Noche de fiesta” de José Luis Moreno.

Estamos, ante un nuevo ejemplo de la "esquizofrenia" que suele aquejar a los directivos de las cadenas públicas, como la que el propio Estremera denunciaba al poco tiempo de su nombramiento: la exigencia contradictoria que se hace a las televisiones públicas: calidad y audiencia. ¿La cuadratura del círculo?

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba