Plan de saneamiento La dirección de RTVE y los sindicatos llegan a un acuerdo sobre el ERE

Cobrarán un 92% del sueldo neto

Los sindicatos con representación en RTVE acordaron hoy con la Dirección General y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) que todos aquellos trabajadores mayores de 52 años que se acojan al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) perciban un 92% de su sueldo neto anual hasta su edad de jubilación, esto es, por trece años. Además, esta opción estará disponible en las mismas condiciones para quienes cumplan esa edad en los dos próximos años o tengan una antigüedad de 24 años en la empresa.

De esta manera, tras las negociaciones de esta tarde, existen cinco vías voluntarias para que los trabajadores se acojan a las listas para firmar su salida del ente. En el plan de saneamiento se establecía un excedente de la plantilla de 4.150 empleados. Entre los contenidos del acuerdo de hoy, se establece un régimen de incompatibilidades para que los trabajadores que perciban la indemnización no puedan ser contratados ni en la Corporación ni en las empresas de la competencia. En caso contrario, perderán la renta durante el tiempo de la incompatibilidad.

El proceso será voluntario en forma de listas abiertas para la inscripción de los empleados, que, según las previsiones, cubrirán "holgadamente" la cifra establecida por el Gobierno, según declaró a Europa Press el secretario general de UGT en RTVE, Paco Andújar. En caso de que se superase esta cifra, y si así lo establece la Dirección General y la SEPI, tendrían prioridad los trabajadores mayores de 52 años y alguna de las solicitudes de baja debería ser rechazada si el Gobierno lo considera oportuno.

Sin embargo, la cifra no es por el momento rígida, sino que podría verse modificada una vez conocida la respuesta de la plantilla. La Dirección General de RTVE ha planteado la posibilidad de que, en caso de que un trabajador fuera manifiestamente insustituible por necesidades de producción, y previo acuerdo con el afectado, se aplace temporalmente su salida del ente, medida que, según los sindicatos, "tendrá muy poca incidencia".

Las opciones voluntarias se completan con otros procedimientos: para menores de 52 años, que consisten en 30 días de salario con un máximo de 24 mensualidades, y otro para ese grupo de edad en destinos "con exceso de plantilla" en el futuro organigrama: esos trabajadores podrían percibir 45 días de salario por año con un máximo de 42 mensualidades. El ERE quedará firmado el próximo martes y será enviado al Ministerio de Trabajo, que tendrá un plazo de 15 días para decidir si homologa o lo deniega.

La cifra definitiva, en un mes

En las condiciones de la salida, se han atado unos "flecos" para el final del acuerdo, tales como el mantenimiento de la entidad colaboradora y la percepción de paro tras su desvinculación de RTVE, hasta que la empresa suscriba un convenio especial con la Seguridad Social. También tendrán derecho a un plan de pensiones que se calculará tomando como referencia la aportación empresarial y el tiempo que reste hasta la jubilación.

El siguiente paso es la inscripción en listas, y, en unos 15 días, se podrá conocer una primera aproximación de la plantilla que acepta las condiciones. Durante ese plazo, la empresa comunicará a cada trabajador afectado las condiciones particulares de su jubilación. En, aproximadamente un mes, se conocerá la cifra definitiva de voluntarios, tal y como explicó a Europa Press Marcel Camacho, secretario general de CCOO en RTVE.

Ambos representantes sindicales hicieron una primera valoración de las condiciones propuestas, que consideraron "muy buenas", e insistieron en que los sindicatos "han cumplido con su deber de asegurar las vías voluntarias no traumáticas y las mejores opciones para los empleados". Acerca del coste global, ambos aseguraron que la empresa no ha hecho los cálculos hasta que no tenga las listas definitivas, pero aventuraron que "tampoco ofrecerán cifras" por cuestiones políticas.

"El factor principal para lograr la voluntariedad es que las condiciones sean muy buenas y creemos que hemos logrado un acuerdo bastante fuerte", dijo Camacho, que aseguró que la aceptación será "mayoritaria" y que "no habrá forzosidad".

Caffarel: "El acuerdo dará lugar a una empresa líder en el Siglo XXI"

La directora general de RTVE, Carmen Caffarel, aplaudió hoy el acuerdo alcanzado hoy entre los sindicatos, la SEPI, y la Dirección del ente público, que consideró "un paso más en el proceso de modernizar la empresa". Caffarel aseguró que la calidad del trabajo en el ente público "no se va a ver resentida", sino que el acuerdo permitirá que la futura Corporación RTVE "lidere el Siglo XXI".

Así lo aseguró en declaraciones a los medios a la entrada del Hotel Reconquista, en Oviedo, adonde acude a la entrega de los Premios Príncipe de Asturias. "Aunque la letra pequeña y sobre todo el acto formal se firmará el martes por la mañana, creo que es un paso más en el proceso para modernizar y agilizar la empresa, de asumir la deuda y crear una corporación de futuro y competitiva", afirmó.

Así, aclaró que los trabajadores con más de 24 años de experiencia en la empresa podrán desvincularse, esta opción se ejecutará en enero de 2009 "para que primero se desvinculen las personas de más edad". En este sentido, destacó que la reducción de plantilla irá acompañada de una estructura "mucho más ágil y unas tecnologías más modernas que permiten otras formas de hacer radio y televisión".

"Por tanto, la calidad del trabajo no se va a ver resentida, estoy convencida, porque se van a tener los medios materiales suficientes de una empresa que tiene que liderar el Siglo XXI en el que estamos", concluyó.

PSOE: "Una mala noticia para los agoreros"

El portavoz socialista en la Comisión de Control de RTVE, Oscar López, se felicitó hoy por el acuerdo alcanzado entre la dirección y los sindicatos de RTVE sobre el Expediente de Regulación Empleo (ERE), porque "se ha dado otro gran paso hacia la consolidación de un nuevo modelo de televisión pública para el siglo XXI". El diputado socialista invitó al PP a "sumarse al consenso" y calificó el acuerdo de "una mala noticia para los agoreros".

López apuntó que el acuerdo alcanzado entre los sindicatos y la Dirección General de RTVE es "una mala noticia para los agoreros y para los que no creen en la radio y la televisión públicas", y resaltó que esta medida constituye "una reforma urgente, necesaria y complicada que este gobierno ha acometido con valentía y decisión".

El responsable socialista destacó el alto grado de consenso "político, laboral y social" alcanzado. Político, gracias a la nueva ley de la radio y televisión de titularidad estatal, que "contó con el apoyo de todos los partidos en el Parlamento salvo uno, el PP".

También "consenso laboral", porque "los sindicatos firmaron un acuerdo en julio, los trabajadores lo ratificaron ampliamente en septiembre y ahora han vuelto a pactar este expediente de regulación de empleo". "Consenso social, porque los ciudadanos querían poner punto y final a una televisión gubernamental y endeudada, como reconocían todos los partidos en sus respectivos programas electorales", aseguró.

Frente a los argumentos del PP, "que afirmó que RTVE se encaminaba hacia su desmantelamiento, el cierre de sus centros territoriales, su privatización o el establecimiento de un canon", para López "lo cierto es que el tiempo va aportando luz y la reforma avanza inexorable".

Además, recordó que para el año 2007, el Gobierno "contempla el fin de la deuda en RTVE", y apostó porque RTVE "ahora de nuevo será líder y pionera en la nueva era de la televisión digital", como cuando "hace 50 años fue pionera en la puesta en marcha de la radio y la televisión en España".

El portavoz socialista resumió que "el Gobierno, la dirección de RTVE, los sindicatos y el resto de fuerzas políticas han tenido altura de miras", y añadió que "sólo falta que el PP también la tenga". "Esta es una excelente oportunidad --dijo--, celebrando este acuerdo, sumándose al consenso en la elección de la nueva dirección de RTVE y trasladando esta reforma a las televisiones públicas de las comunidades autónomas donde gobierna, para acabar con el bochorno de Telemadrid o de Canal 9", concluyó.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba