Declaraciones El director de RTVE cree que la audiencia "castigó" los Goya porque no fue lo que esperaba

En referencia a los continuos pronunciamientos en contra de la guerra contra Irak. El PSOE responde que "lo realmente politizado en TVE son los informativos". La entrega fue seguida por el 19,3% del público frente al 30,3% del año pasado. El guionista de la gala dice que fue "un acto espontáneo"

El portavoz de los vocales del PSOE en el Consejo de Administración de RTVE, Miguel Ángel Sacaluga, respondió hoy al director general del ente, José Antonio Sánchez, que "lo realmente politizado en TVE son los informativos", y no la Gala de los Goya.

En declaraciones a Europa Press, Sacaluga contestó así a las declaraciones de Sánchez en las que ha atribuido la baja audiencia de la gala de los Premios Goya al tono político de la ceremonia, con reiterados llamamientos en contra de la guerra en Irak. El portavoz socialista calificó de "lamentables" estas declaraciones y señaló que el director de RTVE "parece alegrarse" de los índices de audiencia que obtuvo la gala. Por ello, reiteró que los que sí han perdido audiencia son los informativos, "debido a la manipulación, la censura y la ocultación de información".

Por otra parte, los socialistas han preguntado por escrito al director general los motivos por los que la primera entrega de resumen de la gala que se hizo a las cadenas privadas "censuró toda referencia de los premiados al tema de la guerra". "Sólo a raíz de la protesta de las cadenas, dos horas más tarde distribuyeron otro resumen", explicó.

La audiencia "castigó" los Goya

El director general de RTVE, José Antonio Sánchez, señaló hoy que la audiencia "castigó" la retransmisión en TVE-1 de la ceremonia de entrega de los Premios Goya (no estuvo entre los diez programas más vistos del día) porque "no era el espectáculo que esperaba", en referencia a los continuos pronunciamientos en contra de la guerra contra Irak. Sánchez reconoció que la audiencia de la ceremonia -que obtuvo un share del 19,3 por ciento, frente al 30,3 por ciento del año pasado- "no fue buena, porque la Gala se convirtió en algo que no eran los Goya".

En declaraciones a la COPE, Sánchez comentó que TVE tenía los guiones de la ceremonia "pero, no quiere decir que luego eso se atenga a lo que pasó". "Lo que se dice, las palabras que dice quien recoge el premio, no están en el guión. TVE sabía quien entregaba los premios, pero no sabía de antemano el contenido de lo que se iba a decir", explicó.

Asimismo, destacó que la cadena pública tiene un contrato firmado con la asociación de productores de cine, que finaliza este año, en virtud del cual TVE retransmite los premios. "Pero nadie sabía lo que iba a pasar ahí", insistió.

Por otro lado, Sánchez consideró que algunas críticas del mundo del cine a la televisión han sido "injustas". En este sentido, explicó que el presupuesto de RTVE está muy restringido y que la única partida que no se recorta es la de ayudas al cine. "Hemos aumentado un 7 por ciento en promoción y ayuda del cine español", aseguró.

Finalmente, Sánchez explicó que no ha hablado con la directora de la Academia de Cine, Marisa Paredes, de este acontecimiento, y aclaró que la conoció el mismo sábado.

Todos contra la guerra

Desde el principio hasta el final, la gala de los Goya transcurrió en un ambiente reivindicativo. Mientras que la presidenta de la Academia, Marisa Paredes, dio el pistoletazo de salida con esta palabras: "No hay que tener miedo a la cultura ni al entretenimiento. Hay que tener miedo a la guerra", Manuel Aleixandre -Goya Honorífico- cerró prácticamente la noche declarando: "Os voy a hacer una confesión: llevo en mi corazón un deseo, que desaparezca de todos los diccionarios la palabra guerra".

Entre los asistentes se repartieron pegatinas con la frase "No a la guerra". Casi todos los premiados subieron el lema al escenario pegado en su traje y muchos hicieron de su discurso de agradecimiento un alegato por la paz en Irak y la solidaridad en Galicia.

Así, se escucharon frases como: "Quiero decirle a ese señor bajito que si quiere petróleo no hay que ir a Irak, sólo hay que ir a Galicia a recogerlo", de Luis Tosar, premio al Mejor Actor de Reparto. "Ganar las elecciones no es un cheque en blanco para hacer lo que se quiera, y la inmensa mayoría de los españoles decimos no a la guerra", de Javier Bardem, premio al Mejor Actor Protagonista.

"Un acto espontáneo"

Por su parte, el guionista de la gala, Juan Cavestany, mostró su extrañeza por la polémica y señaló que ha sido un acto "bien espontáneo". "No sé por qué tanto escándalo, la gente se ha expresado libremente sin ningún tipo de consigna", dijo en declaraciones a la COPE.

El responsable de la gala aclaró que las consignas no estaban preparadas por el grupo organizador de la ceremonia. "El tema de las pegatinas fue ajeno a nosotros, luego que se hiciera, me pareció bien. Yo he oído hablar de una Alianza de Intelectuales Anti-imperialistas que son los que organizaron lo de las pegatinas. Todo el mundo que las ha llevado ha sido por su propia iniciativa. La iniciativa era "no a la guerra", es una consigna bastante respetable. No ha sido responsabilidad nuestra pero estamos bastante contentos sobre cómo ha salido todo", comentó.

Cavestany subrayó que las galas "suelen ser un tostón pero luego todo el mundo las ve" y comentó que la de este año era una propuesta "más teatral, no era una gala de glamour, era muy circense".

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba