Sin confirmar El director general de RTVE podría dejar su cargo después de las elecciones gallegas

Aunque el Ente Público lo ha desmentido, varios medios de comunicación y grupos parlamentarios especulan sobre la intención del Gobierno de relevar a Javier González Ferrari por sus discrepancias sobre el Plan de Viabilidad

Algunos medios, entre ellos El País, conjeturaban ayer sobre las intenciones del Gobierno de relevar a Javier González Ferrari, director general de Radio Televisión Española desde mayo de 2000, después de que éste presentase su dimisión al ministro de la Presidencia, Juan José Lucas, alegando agotamiento físico y discrepancias con Pedro Ferreras, el por entonces presidente de la SEPI, y con el ministro portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas.

Aunque el Ente Público desmintió la información publicada por El País, este periódico mantiene que la dimisión podría producirse una vez hayan finalizado las elecciones gallegas.

Javier González Ferrari se incorporó a RTVE en 1996 como director general de RNE, para pasar después a dirigir los Desayunos de TVE y, más tarde, los Informativos de la cadena pública.

El difícil camino hacia el Plan de Viabilidad

Ferrari se planteó su salida de RTVE a raíz de sus diferencias con el anterior presidente de la SEPI, Pedro Ferreras, que dimitió de su cargo el pasado mes de julio, después de haber marcado las directrices del Plan de Viabilidad del Ente Público a espaldas suyas. Desde entonces, Ferrari se ha mostrado contrario al documento presentado por Ferreras, en el que se proponía la división de RTVE en dos entidades: una de carácter comercial –TVE-1 sin centros territoriales y RNE-1 con publicidad-, y otra de servicio público –sin programas de entretenemiento-.

La portavoz de Izquierda Unida (IU) en la Comisión de Control de RTVE, Presentación Urán, acusó ayer al Gobierno de querer imponer a toda costa su plan de viabilidad, razón por la cual estudia el relevo de Ferrari. El responsable de RTVE ha abierto en los últimos meses conversaciones con el PSOE para pactar sobre el modelo de radio y televisión pública, mientras que el Gobierno ha abierto el plazo hasta final de año para tener listo un “boceto” del Plan, que en la actualidad se encuentra estancado.

En los últimos cinco años, la deuda de RTVE se ha triplicado, pasando de los 264.000 millones en 1996 a los 922.000 que se esperan para el próximo ejercicio.

Otras noticias sin confirmar

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba