Año cargado de dudas ¿Cuánto durará la fortaleza de la nueva RTVE "sin publicidad"?

'La Búsqueda' y TD, el domingo, film e informativo más vistos de década

El nuevo año televisivo se presenta lleno de dudas, incertidumbres e interrogantes. La supresión de publicidad en TVE tiene unos efectos colaterales aún difíciles de evaluar.

Ayer, la emisión del Telediario 2 y del filme posterior, 'La búsqueda' se convirtieron en largometraje y el informativo de fin de semana más vistos de la última década.

Los primeros diez días del periodo “sin publi” hacen que todo el mundo se pregunte si el reparto de audiencia, muy beneficioso para TVE en este arranque de año, va a ser siempre similar o si, por el contrario, la televisión pública se debilitará y aliviará la presión sobre las televisiones privadas y autonómicas.

¿Vive aún TVE del dinero de la publicidad?

La 1 está incrementando su audiencia y, además de acabar liderando 2009, se ha confirmado como la primera opción televisiva en la primera semana de enero. La fuerza de los derechos cinematográficos y deportivos comprados en los años anteriores y el dinero invertido en programación sigue dando sus frutos.

Sin embargo, más allá de la victoria moral, de poco le sirve a TVE ser líder puesto que la buena audiencia no mejorará su presupuesto por ingresos publicitarios, tal como pasaba en años anteriores. En este 2010 los ingresos de las cadenas públicas provienen ya de fuentes fijas de financiación.

Si este liderazgo se consolida, tendrá un efecto incómodo para las cadenas privadas: con estos niveles de audiencia en TVE será muy complicado convencer a los anunciantes que tienen que pagar más por los mismos GRP’s. ¿Cuál será la estrategia de Uteca para contrarrestar esta fuerza de TVE?

¿Por qué motivo deberían pagar las cadenas privadas a TVE –según el actual modelo de financiación- si su programación perjudica gravemente sus intereses? Esta es la batalla que está por venir y que posiblemente se resolverá con sentencia judicial.

¿Cambiará la programación de La Primera?

La clave para el sector está en la programación que haga la televisión pública a partir de ahora. Confirmada ya la salida de Javier Pons, Director hasta ahora de TVE con Luis Fernández, está por ver qué criterios regirán el nuevo periodo Oliart.

RTVE necesita más dinero del que tiene para financiar todas sus actividades y su aún abultada plantilla. ¿Optará por vender sus derechos de cine?¿Prescindirá de parte de sus acontecimientos deportivos? ¿Reducirá considerablemente sus gastos en producción externa e independiente?

Si algo de esto sucede es evidente que tendrá un efecto inmediato sobre sus niveles de audiencia. ¿Podrá seguir TVE encargando y pagando producciones caras como ”Águila roja” y culebrones de éxito como “Amar en tiempos revueltos”? ¿Dispondrá de los generosos medios que permiten tener los mejores Servicios Informativos de las televisiones de España y programas de actualidad con medios extraordinarios como “España Directo”?

A esperar el encendido digital

El otro cambio de comportamiento masivo de los espectadores se producirá en el mes de abril cuando se produzca el apagón analógico. ¿Qué harán los espectadores de TVE? Se calcula que buena parte del público habitual de TVE, mayor de cincuenta años, aún no ha adaptado sus televisores a la recepción digital. ¿Lo harán antes de abril? Y, en cualquier caso, ¿modificarán su comportamiento al descubrir con una nueva tecnología un mundo muy amplio de posibilidades?

Se acelerarán las fusiones

Otra consecuencia, tal como contábamos hace unos días, es la aceleración de las fusiones. El acuerdo entre Telecinco y Cuatro, que permite mejorar la gestión comercial y el reparto del “pastel” publicitario que supuestamente liberará TVE, obliga a Antena 3 a acelerar sus negociaciones para la fusión con La Sexta.

De momento, según recoge el diario Cinco Días, Credit Suisse anunció ayer un aumento del precio objetivo de las acciones de Antena 3 de 8,5 a 10 euros, entre otras cosas porque valora que las fusiones de los dos grandes grupos podrían estar completamente listas antes del verano.

En realidad Antena-laSexta y Cuatro-Telecinco serán los dos únicos grupos que se beneficiarán del reparto de la publicidad liberada por TVE. La compra de Cuatro por parte de Telecinco permite a Credit Suisse elevar su recomendación para Telecinco de neutral a sobreponderar porque cree que se generarán más beneficios antes de los previsto.

Credit Suisse también opina que el potencial de revalorización que ofrece la integración de Antena 3 con La Sexta es mayor de lo que se preveía.

2010, Año I

2010, en resumen, será un año apasionante. El año I de “sinpubli”, el año I de la desaparición de la televisión analógica y el año I, también, de las grandes fusiones, que harán que “ni la madre que la parió” –según expresión ya histórica y culta de Alfonso Guerra- reconozca a la televisión en España por lo que habrá cambiado.

Y una de las preguntas más importantes es: ¿Acabará La Primera ganando por goleada, como ha pasado en estos primeros días, a las dos grandes cadenas privadas españolas? La respuesta, más adelante. 

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba