Análisis El “efecto CNN” se amplía a los espectadores

Antes del 11 de septiembre este nombre describía el impacto de las informaciones de esta cadena sobre los políticos. Pero ahora también se refiere a los ciudadanos emocionalmente afectados por los atentados en EEUU

Desde los atentados sobre las Torres Gemelas y el Pentágono, la audiencia de esta cadena de noticias se ha incrementado en un 500 por ciento. Pero el ansia de saber más, de estar permanente informado, ha arrastrado también a otras televisiones. Es el caso de MSNBC o Fox News, que han visto crecer su audiencia en un 300 por ciento.

Tras la avalancha de informaciones, ha cundido en el público una sensación mezcla de inseguridad y depresión. De hecho, según se desprende de un estudio del Pew Research Center, los ciudadanos que se muestran más preocupados por los ataques son los que a su vez permanecen más informados.

Todos los responsables de los principales servicios informativos están de acuerdo en que es muy difícil encontrar el balance entre informar y alarmar al público. “El tema del terrorismo va a estar presente tanto en los informativos de las cadenas como en las cabezas de todo el mundo”, ha declarado Bill Shine, productor ejecutivo de Fox News al periódico The Boston Globe.

También es cierto que el seguimiento informativo que se está haciendo, sobre todo la CNN, está provocando que mucha gente esté completamente absorbida con este tema. El estudio del Pew Research Center señala que un 95 por ciento de los encuestados siguen muy de cerca el curso de la actualidad e incluso un 32 por ciento afirmó que existía demasiada información al respecto.

Para Robert Thompson, director del centro de Estudios Televisivos en la Universidad de Siracousa, “los espectadores que no cesan de seguir cadenas como la CNN, tienen ahora mismo la sensación de que en el mundo no sucede otra cosa”, aunque el especialista también admite que para gran parte del público, seguir la actualidad informativa es, de alguna manera, algo terapéutico.

Sin embargo, no deja de ser una situación similar a la del pez que se muerde la cola, y de alguna manera, público y cadenas televisivas se están buscando mutuamente.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba