EXCLUSIVA VERTELE El embaucador, la alemana seria y el buenazo de 'Perdiendo el norte' en Antena 3

El embaucador, la alemana seria y el buenazo de 'Perdiendo el norte' en Antena 3
El embaucador, la alemana seria y el buenazo de 'Perdiendo el norte' en Antena 3

Luis Zahera ('Celda 211'), Kimberley Tell ('Algo que celebrar') y Ferrán Rañé ('La Riera'), tres nuevos fichajes para la adaptación televisiva del film de Nacho G. Velilla. Se unen a Belén Cuesta, Elisa Mouliáa y Fele Martínez

La adaptación televisiva de 'Perdiendo el norte' en Antena 3 sigue sumando nombres en su reparto: Luis Zahera ('El desconocido', Celda 211', 'Cuéntame un cuento'), Kimberley Tell('Algo que celebrar', 'Olmos y Robles') y Ferrán Rañé ('La riera') fichan por la adaptación televisiva de la exitosa comedia de Atresmedia Cine, según ha sabido Vertele.

Atresmedia y Aparte Producciones trabajan ya en esta ficción, que comenzará su rodaje el próximo mes de octubre en Berlín. El director del filme, Nacho García Velilla, y el trío de guionistas, Oriol Capel, Antonio Sánchez y David S. Olivas, repetirán en sus cargos. La nueva serie tiene pretende estrenarse a principios de 2016.

Así son los perfiles de los personajes:

Luis Zahera interpretará a Robert Llamazares

Se le define como un embaucador e irresponsable. Desde que su hija Adela nació, él optó por una total e irresponsable dejación de funciones y se largó utilizando la peregrina excusa de que no estaba preparado para ser padre. Sin ningún tipo de formación, comenzó a trabajar desde muy joven en la construcción, ganando salarios muy por encima de lo que se espera cuando tienes tan sólo diecisiete años. Y como lo ganaba, se lo gastaba. En juergas, en caprichos, en tonterías...

Roberto es el típico caradura al que siempre le ha gustado vivir al día, sin comprometerse, sin ninguna visión de futuro y esperando que cuando le llegara la madurez, le pillara con dinero en el bolsillo. Pero ni una cosa ni la otra, la madurez tardó mucho en aparecer y el dinero muy poco en acabarse.

Fruto de una de sus esporádicas relaciones sentimentales nació Adela. Roberto, que le había prometido amor eterno a su madre (como hacía con todas), pronto salió huyendo agobiado por la responsabilidad y por el panorama que se cernía sobre él. Y desde entonces, apenas alguna llamada o algún mensaje por whatsapp para saber de Adela y de su madre. Tras años dando tumbos se acordó de que tenía una hija, una hija que tenía su vida montada en Alemania y a la que podía agarrarse como a un clavo ardiendo. De cara a Adela era un intento de pedir perdón y de recuperar el tiempo perdido, pero en realidad se trataba de era una manera como otra cualquiera de enmascarar que, en realidad, no tenía dónde caerse muerto.

Kimberley Tell se convertirá en Ulrike

Kimberley Tell encarnará a una joven que, pese a tener raíces españolas, se han criado como alemanes, piensan como alemanes y pasean su malentendida superioridad como alemanes. Ulrike cree que la gente del sur de Europa somos unos vagos que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que hemos chupado de los fondos europeos y de la teta alemana, y que deberíamos aprender mucho de la austeridad y capacidad de ahorro de los alemanes. Es cuadriculada, trabajadora, tiene un marcado carácter prusiano y muy poco sentido del humor.

Ferrán Rañé será Marcelino

Finalmente, el catalán Ferrán Rañé se convertirá en un bonachón emigrante de sesenta años que responde al nombre de Marcelino Ruiz. Hace casi cuarenta, decidió trasladarse a Berlín con una mano delante y otra detrás. Tras sobrevivir como pudo, montó un restaurante de tapas en el centro de Berlín. Con el tiempo, en “Pan y vino” se convirtió en un lugar de encuentro para los españoles que residen o que están de paso por la ciudad. Y es que entre tanto chucrut, y tanto codillo, algo como una tortilla de patata puede hacer llorar de emoción a un compatriota. Si a un hombre se le conquista por el estómago, a una mujer también. Y si es alemana, mucho más. Por eso Marcelino encontró pareja y se casó con una bávara llamada Anke. Como él mismo dice, la mujer y el coche, siempre alemanes, que son para toda la vida.

Marcelino asiste con sorpresa a ver cómo una generación de españoles vuelve a Alemania cuarenta años después. Lo que no imaginaba es que entre ellos se encontraría con sus sobrinos Alex y Carol (Belén Cuesta), hijos de su repudiado hermano al que odia desde hace muchos años de manera irracional y a los que, sin conocerles de nada, también odia con todas sus fuerzas. Marcelino es de los que ni perdona ni olvida, por lo que encontrarse con Alex y Carol ha reavivado dolorosos recuerdos y ha hecho que la válvula de la olla de su rencor haya empezado a pitar.

Belén Cuesta, Elisa Mouliáa y Fele Martínez, ya en el reparto

Estos tres nombres se han de unir a los otros tres previamente confirmados: Belén Cuesta, Elisa Mouliáa y Fele Martínez.

La primera dará vida a Carol, la hermana protagonista. La segunda será Manuela, una loca de la planificación que en sus 8 años de relación con su novio, Álex, ya sabe qué anillo necesita para la pedida, cómo conocer a los padres o la hipoteca. Finalmente, el tercero incorporará a Lucas, un acomodado funcionario de ayuntamiento feliz con su puesto de trabajo, cuya vida cuando su mujer, Flor, tenga que trasladarse a Berlín.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba