Formatos Se estrena en Estados Unidos el "primer reality show animado"

Los dibujos animados también quieren sus 15 minutos de fama

¿Qué ocurriría si ocho populares personajes de dibujos animados, como Pokemon, la Sirenita o Bob Esponja, fueran seleccionados en un cásting para convivir en una misma casa vigilada por cámaras? ¿Dejarían de ser amables y correctos para comportarse como las personas reales?

Bajo esta premisa, el canal de cable norteamericano Comedy Central estrena esta noche “Drawn Together”, presentado como el “primer reality show animado”, según informa la revista E! Entertainment. El primer capítulo de esta serie, que promete ser igual o más irreverente que “South Park”, lleva por título "Black Chick's Tongue in My Mouth” (La lengua de la tía buena negra en mi boca).

Pese a que todos los contenidos de “Drawn Together” son animados, sus creadores, Dave Jeser y Matt Silverstein, aseguran que estamos hablando de un formato de telerrealidad como el de cualquier otro reality show, dirigido a un público adulto.

“Todos nuestros personajes serán manipulados de la misma manera”, señala Silverstein sobre “Drawn Together”, que es, en definitiva, una parodia animada de los reality shows tipo “Gran Hermano” o “La Granja”. Habrá nominaciones, expulsiones, visitas al confesionario, y todas las actividades ya conocidas en este tipo de formatos.

Los creadores se han inspirado en los perfiles arquetípicos de concursantes de reality shows para el diseño de los personajes: Clara, la típica princesita de cuento propensa a discriminar a cualquiera; Foxxy Love, una cantante muy segura de sí misma y con tendencia a desnudarse; Wooldor-Sockbat, un cobardica amarillo, que demanda demasiada atención de sus compañeros; Toot Braunstein, una gordita atractiva que esconde a una gran manipuladora debajo de su apariencia de muñequita; Xandir, un guerrero de videojuego sexualmente ambiguo; Ling Ling, un comerciante sociópata; Spanky Ham, un cerdo maleducado salido de Internet que emite gases y orina para marcar su territorio; y Captain Hero, un superhéroe ególatra y misógino.

Al mismo tiempo, cada “concursante” representa a un dibujo animado famoso. Wooldor-Sockbat imita los pantalones cuadrados de Bob Sponja; Toot podría ser la hermana de Betty Boop; Ling Ling lleva a un Pokémon dentro; Xandir parece recién salido de “Final Fantasy”; mientras que la Princesa Clara lleva claramente el sello de Disney.

“Drawn Together” también imita la tendencia actual en telerrealidad de encerrar a personajes “VIP”, ya conocidos de antemano por el público. “Queríamos que todos los personajes ya le resultaran familiares a la gente”, reconoce Zoe Friedman, “aunque sea en forma de burla”.

A Jeser y Silverstein se les ocurrió parodiar la telerrealidad y la animación al mismo tiempo porque son grandes fans de los dos géneros. Pero “Drawn Together” también pretende ser una sátira de la “cultura pop” y los demonios de la sociedad en general. “No es que nosotros seamos unos fanáticos e intolerantes, sino que nos reímos de los fanatismos que existen en el mundo”.

La publicidad de la serie ha sido retirada de los medios de transporte neoyorquinos, tras recibir varias quejas por los pechos “demasiado llamativos” de uno de los personajes femeninos. Pero hasta el momento, Disney y Nickelodeon no han expresado queja alguna sobre el programa, al igual que los responsables de reality shows, que se muestran encantados de que sus programas sean objeto de imitación. “Aún así, seguro que alguien se sentirá ofendido y nos demandará, ahora que está tan de moda demandar”, bromea uno de los creadores de “Drawn Together”.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba