Entrevista Vertele "Aún estamos estupefactos por el éxito de nuestro programa en el mundo"

"Aún estamos estupefactos por el éxito de nuestro programa en el mundo"
"Aún estamos estupefactos por el éxito de nuestro programa en el mundo"

Charlamos con Allen Haff y Ton Jones, los expertos 'Cazasubastas' de Discovery Max. "Nuestro riesgo es real, los programas rivales (en Xplora y Energy) son más fanfarrones"

Discovery Max emite esta noche una nueva entrega de ‘Cazadores de subastas’ (‘Auction Hunters), el docu-reality en el que Allen Haff y Ton Allen rastrean garajes abandonados para descubrir tesoros ocultos y pujar por lo que creen que tiene valor.

Quads, aviones, camionetas clásicas cohetes espaciales, máscaras... La pareja de expertos se encuentran todo tipo de objetos inimaginables, que compran al mejor precio para luego venderlo y hacer negocio.

Un género con formatos rivales en Discovery, Xplora y Energy

Discovery Max estrenó en abierto el programa hace un año. La cadena popularizó así en nuestro país este género que triunfa en USA, y animó a los canales rivales, Xplora (‘Cazatesoros’) y Energy (‘¿Quién da más?’), para que apostaran por espacios similares, como ya les contamos en este Vertele Vídeo.

‘Cazasubastas’ es uno de los pilares de Discovery Max (1.4% de media este mes). La primera temporada promedió un 1.1% con 184.000 espectadores (2% en el target de 25 a 44 años).

‘Cazasubastas’ se emite en el prime time dominical con 267.000 espectadores (1.3% share). La serie ha reforzado también el daytime de la cadena y le ha permitido crecer en las sobremesas (1.1% share) y en las tardes de lunes a viernes (1.8%), así como en las tardes del fin de semana (1.8%).

Vertele ha entrevistado a los protagonistas de ‘Cazasubastas': Ton Jones, especialista en armas históricas y monedas antiguas, y Allen Haff, anticuario de segunda generación. Ambos nos han dado las claves de su éxito y han compartido con nosotros curiosidades del formato internacional de Spike, que se estrenó en noviembre de 2010 y ya va por su cuarta temporada.

¿Cómo comenzó ‘Cazadores de subastas’ (Auction Hunters). ¿Cómo se lo ofrecieron y empezó esta aventura?

Allen Haff: Esta pregunta me encanta, Ton. Tú conoces mi triste historia. ¿Por qué no te mofas de mí y le cuentas cómo empezó todo esto?....

Ton Jones: Todo comenzó cuando Allen y yo éramos rivales en las subastas. Nos estuvimos peleando durante años y un día, decidimos dejar de competir y empezar a trabajar juntos en guardamuebles. Y él me demostró que estaba equivocado, que sabía más que yo, pues en aquel tiempo él ganaba mucho más dinero que yo.

¿Por qué ganaba más dinero?

TJ: Tenía buen ojo para las antigüedades. Mejor que yo, que ignoraba muchas porque seguía eligiendo siempre los objetos militares, que me iba bien, pero cuando se trata de antigüedades hay muchas más cosas. Así que nos hicimos socios y empezamos a hacer nuestro agosto. Y luego, por pura casualidad, llegó un productor y nos dijo que sí queríamos que nos grabara, para ver si podrían crear un programa a partir de esto. Le dijimos que sí, ¿por qué no?, sin darle mucha importancia porque nos ganábamos la vida así. Nos la jugamos. Una cosa llevó a la otra y se convirtió en un programa con mucho éxito. Pero la idea no fue nuestra.

Era, sin duda, una idea original... En España no es muy común...

TJ: Eso es verdad

AH: Sí, es curioso, pero en ese momento mostraron mucho interés. En Hollywood les debía parecer gracioso ver a dos tipos que pujaban en almacenes.... Había tres proyectos parecidos, pero Auction Hunters fue el primero. Y teníamos propuestas para hacer otros programas pero creo que Ton y yo elegimos el correcto: Auction Hunters y hemos estado pasando un buen rato por aquí... (Risas)

El éxito de Auction Hunters ha animado otros canales a lanzar programas parecidos como Storage Wars. ¿Qué pensáis de estos otros programas? ¿Cuáles son los parecidos y las diferencias? ¿Qué hace único al vuestro?

AH: Ton Jones es una mariposa preciosa y me considero como un copo de nieve individual. (Risas). Básicamente, somos nosotros los que marcamos la diferencia. Le damos un aire distinto al de otros programas. Les deseo suerte a todos, pero no los veo, me ponen triste.

¿Por qué?

AH: Porque no puedes ser fan de alguien que no te parezca entregado a lo que hace. En esos programas no parece que se trate del trabajo en sí o de la importancia de las piezas. Parece que tenga más que ver con la idea de fanfarronear, y eso me parece una cosa del colegio.

Yo lo hice en el instituto. No quiero hacerlo más. Nuestros riesgos son verdaderos, nos preocupamos del negocio, hemos abierto una casa de empeños, estamos expandiéndonos. Estamos creando un sitio Web. No podemos darnos el lujo de armar escándalo por tonterías, o solo por el espectáculo televisivo. En general Ton y yo hemos logrado prácticamente evitar el drama, y eso me gusta. Me encanta.

¿Y cuál es la clave del éxito del programa?

AH: Yo diría…

TJ: La amistad.

AH: Me gusta esa pregunta. Ton dice la amistad. Eso me gusta, y yo diría algo más... La gente se fue de Europa para explorar, ¿sabes? La conclusión es que hay algo ahí fuera, que cada vez estamos quedándonos sin esquinas del mundo por descubrir. Y cada vez que entramos en un almacén, nos sentimos como si estuviéramos explorando. No solo encontramos piezas de todos los sitios del planeta, sino que también aprendemos de sus ex propietarios. Más o menos llevamos América con nosotros mientras trabajamos. Pero cuando abrimos esa caja, nunca sabes exactamente lo que encontrarás. Es algo así como llegar a una isla desierta. Y a veces lo que vas a encontrar en esa caja es el gueto, y a veces es Beverly Hills. Todos agradecemos ese tipo de sentimiento de aventura, lo que te hace querer morder más de lo que puedes masticar. Para tener la oportunidad de encontrar ese momento de “¡a ha!....” que tenemos Ton y yo frecuentemente.

Spike TV estrenó recientemente vuestra cuarta temporada, que nos introduce un nuevo personaje, ‘Big Sis’. ¿Qué nos podéis contar de ella?

AH: Es una chica muy trabajadora del medio oeste de EE.UU., lo cual quiere decir que es alguien con quien me puedo comunicar bien. Es graciosa, no se toma a sí misma demasiado en serio. Es puntual, ese tipo de persona que si tuvieras que dar el control de la empresa a alguien, quisieras encontrar alguien tan completo como ella.

Disfrutamos mucho trabajando con ella, tiene mucho sentido del humor. Pero que nadie se equivoque, la verdad es que es productora y trabaja tan duro como nosotros, mientras Ton y yo estamos fuera conduciendo en nuestra camioneta blanca para encontrar cosas. Sin ella pienso que la vida sería mucho más difícil.

Me alegro de que ella forme parte del programa y cuando nuestra empresa crezca, espero que podamos contratar a cinco o seis personas para ayudarnos.

De alguna manera, tener a ‘Bis Sis’ también es una manera de asegurarse que el programa alcance a un público más femenino....

AH:Uf, nosotros solo nos dedicamos a explorar almacenes. Creo que estas hablando con un nivel de inteligencia demasiado alto para nosotros. (Risas).

Pero sí, creo que los productores estaban entusiasmados con sus atributos, ideales para la televisión, y creo que hay razón por la que están concentrándose en ella. La verdad es la personalidad de Big Sis es muy televisiva.

La cuarta temporada aún no ha llegado a España. Decidnos, aparte de Big Sis, qué novedades trae y por qué tenemos que verla....

AH: Sí. Yo diría que es fácil ser feliz con lo que hacemos, y eso es lo que habéis visto hasta ahora. Pero en esta nueva etapa Ton y yo subimos un nivel más alto. Así que resulta interesante ver cómo estos dos tipos bastante despreocupado, ahora están poniéndose frenéticos.

Yo era un tipo ‘guay’ hace dos años, dormía por las noches, y ya no. Ahora estoy estresado, preocupado por la empresa. Y no sé si esto será buen entretenimiento para los espectadores, pero es diferente. Espero que la gente pueda aprender algo de los errores que ahora estamos cometiendo Ton y yo, y el proceso de manejar un negocio.

Es un reto, y no hay nada en la vida que pueda prepararte para esto si no lo hiciste ya.

Si te gusta ver a gente que está estresada y bajo mucha presión, este programa es para ti.

Cuando comenzasteis a hacer este programa, ¿alguna vez pensasteis que se convertiría en un gran éxito, como ha sido?

AH: No, te lo juro. Como dije, me llamaron para ofrecerme otro programa para una cadena más grande y les dije que nadie querría ver un programa que muestre lo que yo hago. No me parecía inspirador. Básicamente, “limpiamos” lo que deja otra gente.

Y me alegro tanto de haberme equivocado... Aún estoy estupefacto por el interés y que nuestro programa recibe del público-

Allen, háblanos de tu experiencia en la televisión con otros programas como Clean House y My house is worth what...

AH: Mis oportunidades en TV empezaron con el programa de Clean House, cuando monté 60 ventas de garaje, porque yo tengo una empresa donde vendía las pertenencias de gente fallecida para ayudar a la familia. Por eso me contrataron como experto de valoración para Clean House.

Y para ti, Ton, ¿este ha sido tu primer trabajo en televisión?

TJ: Antes trabajaba estudiando la vida de animales venenosos y salvajes. Llevé un refugio de fauna silvestre durante muchos años. Y lo que hacía era llevar culebras venenosas a platós de programas y documentales de TV. Empecé a trabajar en la industria cinematográfica en 1994, con la fauna y los animales.

Contadnos el proceso del programa. ¿Cuántos días necesitáis para grabar un capítulo y cuantos almacenes visitáis?

TJ: Pues, generalmente no hay un número determinado porque no sabemos lo que vamos a encontrarnos... Nunca perdimos dinero, pero ahora que somos socios, las cosas que encontramos son a veces aún mejor. Podemos encontrar dos o tres objetos de cada cinco que son buenísimos. Pero pueden pasar semanas y semanas sin encontrar nada... ¿Cuánto tiempo se necesita para grabar una temporada? No sabemos, bastante tiempo para encontrar lo que necesitamos…

Los tesoros ocultos...

TJ: Sí. Puedes hacer una temporada en un año o en seis meses. Nunca sabes antes de que empieces a gastar dinero y comprar los objetos.

Os habéis hecho famosos en la televisión estadounidense. ¿Pensáis que esto puede tener un efecto negativo cuando estáis comprando y explorando almacenes?

AH: No, solo si fuéramos un hombre gigante con una cabeza tatuada. Cuando Ton y yo oímos de una subasta fantástica, a veces él espera en la camioneta y yo entro con una gorra y gafas de sol, y tengo la oportunidad de robar unos objetos antes de que la gente se dé cuenta de quien soy. Pero Ton es el hombre más reconocible el la televisión en los EEUU. Yo soy más normal y puedo ir por la calle sin problemas.

¿Cuál es el objeto más extraño que habéis encontrado hasta ahora?

TJ: El mío es anterior al programa. Compré una unidad y encontré muchos historiales médicos.... e incluso.... un dedo gordo de ser humano dentro de un vaso de formol...

¿Qué hiciste con ello?

TJ: Se lo devolví al dueño porque era suyo.

¿Y el objeto más raro que encontraste tú, Allen?

AH: Es difícil elegir una sola cosa. No miro al pasado, solo al futuro. Sin embargo, prefiero pensar en los objetos que más me han emocionado. Me encanta cuando me siento como si Dios quisiera que yo tuviera un objeto. Como una camioneta clásica que encontramos en la primera temporada. Luego encontramos otra y me arrepentí de haber vendido la primera, así que la cogí y estoy restaurándola ahora mismo. Me recordó a la de mi tío y la compré por 200 dólares, que es baratísimo para un vehículo con unas 4000 millas.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba