Australia La lucha por una exclusiva "caníbal" expone el sensacionalismo televisivo

Dos grandes cadenas se enfrentan por la primicia sobre un niño que iba a ser sacrificado por una tribu

La lucha por las audiencias ha provocado una agria polémica en Australia, donde dos de las principales cadenas de televisión se disputan la exclusiva sobre un niño que supuestamente iba a ser sacrificado por una tribu caníbal en la provincia indonesia de Papúa, informa la agencia EFE.

Así se refleja estos días en la mayoría de los medios locales, que recogen las acusaciones que se lanzan entre sí las cadenas 'Nine Network' y 'Seven Network', cinco de cuyos reporteros están a punto de ser deportados de Indonesia por viajar a Papúa sin declarar su condición de periodistas.

Liderados por Naomi Robson, una de las informadoras estrella de 'Seven Network', el equipo se había desplazado a Papúa (este) para investigar sobre el caso de Wah-Wah, un huérfano de seis años presuntamente elegido para protagonizar una ceremonia caníbal por sus paisanos de la tribu 'Korowai'.

Dichas informaciones habían aparecido en mayo en el programa '60 Minutes', de 'Nine Network', la cadena que ahora acusa a 'Seven Network' de robarle una noticia que en su momento fue seguida por unos dos millones de espectadores.

Por su parte, 'Seven Network' acusa a su competidora de sobornar a la población local para que no ayudara a Robson y a su equipo a localizar el poblado de Wah-Wah, al que se sitúa en un área de jungla a unos 100 kilómetros de la frontera con la vecina Nueva Guinea Papúa.

Más lejos han llegado otras voces como las del periodista australiano Doug Conway, que hoy escribe que Robson estaba más interesada en filmar la presunta ceremonia caníbal que en salvar a Wah-Wah, como dijo antes de comenzar su frustrada misión en Papúa.

A las críticas se suman las opiniones de expertos y antropólogos que, completando la cadena de desatinos, rechazan que el canibalismo siga en auge en Papúa (la antigua Irian Jaya).

'El canibalismo en Papúa se detuvo al introducirse la Biblia, y eso sucedió antes de que yo hubiera nacido', declaró a la agencia 'AAP' Paula Makabory, activista de los derechos humanos en Papúa.

La tesis de Makabory, familiarizada con las tradiciones y cultura de la tribu 'Koroway' por medio de un tío suyo que trabaja en la región, coincide con la de Richard Chauvel, historiador de la Universidad de Victoria (Melbourne).

Chauvel dice que los 'Korowai' practicaron el canibalismo en el pasado con aquellos miembros acusados de brujería, pero que es erróneo presentarles como tales en la actualidad, y menos como una 'tribu perdida'.

El académico cree que la confusión se debió a que los profesionales del programa '60 Minutes' creyeron que los papuanos entrevistados les hablaban del presente, cuando en realidad se referían a sus antepasados antropófagos.

Ese matiz parece que no fue detectado por 'Seven Network' y por Naomi Robson, a quien hoy se espera en Australia tras su repatriación por entrar sin visado de periodista en Papúa, donde el conflicto armado separatista restringe el acceso a los extranjeros.

Su llegada inaugurará sin duda un nuevo capítulo en el debate abierto en Australia sobre los límites de las cadenas de televisión a la hora de captar las audiencias, algo apuntado por Chauvel para explicar lo sucedido.

'Son ese tipo de excesos los que han dejado sin control al periodismo amarillo', indicó a la 'AAP' el experto, en referencia a las dos cadenas que ya han anunciado que emprenderán acciones legales por lo sucedido.

De forma más contundente se manifestó el antropólogo Chris Ballard, que declaró a la radio 'ABC' que 'los verdaderos caníbales en esto son las cadenas comerciales que intentan robarse las audiencias unas a otras'.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba