Entrevista Vertele "El éxito de '¿QQCCMH?' es pulir cada capítulo como una joya, el de hoy es programón"

"El éxito de '¿QQCCMH?' es pulir cada capítulo como una joya, el de hoy es programón"
"El éxito de '¿QQCCMH?' es pulir cada capítulo como una joya, el de hoy es programón"

Marias Recarte, directora de Contenidos de Eyeworks ('Pesadilla', 'Adán y Eva'...) nos cuenta las novedades de esta edición de los 'Tróspidos'. "Seguimos sorprendiéndonos, muchas parejas nos dicen que no han visto el programa". Sobre la competencia hoy con 'El jefe infiltrado' (laSexta), de la misma productora: "Estamos acostumbrados, pueden convivir"

Eyeworks Cuatro Cabezas se ha convertido en una de las más prolíficas y exitosas productoras de televisión de los últimos años. Su catálogo es tal que incluso algunos de sus formatos acaban compitiendo entre sí: es el caso de 'Quién quiere casarse con mi hijo', que estrena su cuarta edición este miércoles 14 de enero en Cuatro, y 'El Jefe' de laSexta.

Desde que se estrenara en 2012, el docurreality de búsqueda de pareja se ha convertido en uno de los pilares de la programación de Cuatro, con Luján Argüelles ya consolidada como su particular Cupido. De las novedades y contenidos de esta temporada hablamos con María Recarte, directora de contenidos de Eyeworks Cuatro Cabezas.

La directiva se muestra entusiasmada con el programa que inauguró el "trospidismo" televisivo, y se toma con filosofía la competencia entre los productos de la compañía. De estos dos espacios, así como de los próximos proyectos que ya se manejan en el seno de Eyeworks, conversamos con ella en las siguientes líneas.

¿Qué novedades trae esta edición de 'Quién quiere casarse con mi hijo'?

En formatos como estos, en los que el detonante está comprobado que funciona, la distinción viene de los universos que los protagonistas nos abren. Queremos sorprendernos, no hacer esto por inercia. Antes de comenzar esta edición, realizamos una reunión, el "cónclave" lo llamamos, para exprimirnos y analizar qué funcionaba, qué no, qué perfiles nos quedaban por explorar... La estructura es muy sólida, y capítulo a capítulo cambiamos cosas en pequeñas dosis. Al final, es a través de los perfiles donde encontramos las novedades: nos abren las puertas de su casa durante un mes y nos metemos de lleno en ella.

¿Qué clase de perfiles han buscado para esta ocasión?

Nosotros podemos tener algo en mente, pero lo que nos viene siempre es más. Puedes buscar una tarotista, pero no es igual que te encuentres a una que te diga que sabe si su hijo ha hecho el amor cuando entra por casa; o puedes encontrar a alguien como Markus, que ignora a la gente fea en Facebook, y que tiene una madre maravillosa pero delirante... En definitiva, buscamos gente que sorprenda: fuera de lo común, que genere un contenido dinámico.

El programa ya tiene solera. ¿Cuesta encontrar candidatos que no estén resabiados?

Seguimos sorprendiéndonos cuando hacemos la selección de parejas: muchas nos han dicho que no habían visto el programa, lo que nos resulta perfecto. Si alguien está resabiado, ten claro que se queda por el camino.

En la rueda de prensa de presentación, Edi Walter afirmó que el objetivo de esta temporada de 'Quién quiere casarse...' era sorprender aún más. ¿Estamos ante una temporada más ambiciosa? ¿Es la más alocada de todas?

Cada año es un reto mayor hacer este programa. La base está en el casting y en la edición, en un 50%-50%. Buscamos 50 candidatos, 40 mujeres y 10 hombres (para Sandro), además de cinco madres y cinco hijos, y no puedes repetirte. No sé si esta es más grande que las anteriores, pues cada año ha tenido sus hits y sus novedades, pero te puedo decir que presentamos una temporada muy buena, con un equipo redondo, y que el primer capítulo ha sido un programón.

Una de las bazas del programa, reconocida por sus espectadores, está en la postproducción. ¿Habrá más giros de guion y edición? ¿Se ha buscado ir más allá en esta ocasión?

En la edición jugamos y exploramos las posibilidades que se nos presentan cada año y en cada formato. 'Adán y Eva', por ejemplo, tiene una edición muy diferente, porque tiene una diferente personalidad. El éxito de 'Quién quiere casarse...' viene de un gran trabajo en equipo. No es solo una persona, son muchas que pulen cada programa como una pequeña joya. Cada pieza la trabajan como si fuera la última, y sufren un desgaste muy grande, acaban agotados. Pero el trabajo se nota: la edición genera el contenido.

¿Cuál es la implicación de Cuatro en la realización de 'Quién quiere casarse con mi hijo'?

La cadena está muy implicada en la realización y en la edición. El equipo de Mariano Blanco nos apoya muchísimo, propone ideas... Les gusta lo que hacemos.

La del miércoles es una noche muy competida, con mucha ficción y con otro docurreality de la casa, 'El Jefe'. ¿Esperan hacer el buen rendimiento de 'Adán y Eva'?

Sí. Tanto 'Quién quiere casarse' como 'El jefe' son programas muy bien hechos, que pueden convivir.

Están ya inmunizados a que sus formatos coincidan y compitan en parrilla. ¿Tienen el corazón dividido?

Sí, claro... Al final son dos bastiones de la productora, dos formatos que funcionan muy bien. 'El Jefe' ha venido muy potente, con lágrimas, accidentes laborales, despidos y muchas novedades... Si en la primera temporada habíamos descubierto a los héroes de las grandes empresas, ahora vamos a ver a los villanos. Creo que los dos formatos pueden funcionar.

0 Comentarios

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba