Formatos "Soy famoso, sáquenme de aquí", éxito del verano en la TV británica

Ocho personajes conocidos, entre ellos el mentalista Uri Geller, han convivido durante 15 días en una selva australiana ante la mirada de 7 millones de espectadores. Es un "Supervivientes V.I.P." que ha triunfado en Inglaterra y prepara el salto a EE.UU.

Siete millones de personas, con picos de nueve, han seguido en la ITV cada edición de I am celebrity, get me out of here (Soy famoso, sáquenme de aquí), un nuevo reality show que ha reunido en una selva australiana a ocho personajes populares, entre ellos un boxeador, una mujer de la alta sociedad británica, una humorista lesbiana y el mentalista Uri Geller. Allí han tenido que sobrevivir durante quince días a base de arroz y agua, rodeados de arañas y serpientes, al tiempo que intentaban convencer a la audiencia para no ser expulsados.

Entre los famosos que han concursado en el nuevo programa de la ITV se encuentran el boxeador Nigel Benn; Tara Palmer Tomkinson, una mujer famosa en la jet set británica por sus fiestas y problemas con las drogas; Christine Hamilton, la esposa del ex político Neil Hamilton; Rhona Cameron, una comediante escocesa; y Uri Geller, el conocido mentalista que hace años doblaba cucharas metálicas. El pasado domingo fue la gran final, en la que el veterano DJ Tony Blackburn se proclamó vencedor con el 55% de las llamadas telefónicas del público.

El programa no tiene ningún premio en dinero. El único aliciente de los participantes era darse publicidad y vivir una experiencia nueva. Los fondos recaudados con las llamadas telefónicas serán donados a organizaciones de caridad.

Las cadenas de EE.UU., interesadas en el formato

Los críticos han tachado al nuevo programa de la ITV de poco original, ya que lo consideran un híbrido de Supervivientes, Gran Hermano con famosos y Fear factor (reality show estadounidense con pruebas peligrosas), a lo que su creadora, Natalka Znak, responde: "La crítica que se nos hace es de sentido común, el trabajo de cualquier programador es ver lo que funciona bien y adaptarlo; Popstars se ha convertido en Pop Idol. Lo único que cuenta es cómo combinas los elementos".

Los anunciantes están encantados con el programa porque consigue excelentes resultados (un 43%) en el target de espectadores con edades entre los 18 y 34 años. Según informa el diario británico Media Guardian, el éxito de audiencia de I’m a celebrity, get me out of here ha supuesto una inyección de optimismo para la cadena ITV y la productora Granada -ambas en crisis desde hace tiempo-, que ya están negociando con varias cadenas norteamericanas la posible adaptación del formato en EE.UU., siendo la NBC la que tiene más probabilidades. De confirmarse la operación, I’m a celebrity, get me out of here se sumaría a la larga lista de programas británicos que han sido exportados al continente americano: Pop Idol, ¿Quiere ser millonario?, El rival más débil...

"No importa que los concursantes no sean grandes estrellas", opina Will Smith –no el actor, sino uno de los productores ejecutivos del programa-. "Seamos realistas, es imposible que una lista de superfamosos accedan a pasar dos semanas en mitad de la selva australiana, el éxito del formato no depende de la categoría de los famosos que participen, sino en que son un grupo de personajes que el público reconoce y tiene una opinión sobre ellos", añade Smith.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba