Estados Unidos Se desata la fiebre por la cuarta edición de "American Idol"

Miles de jóvenes aguardan largas colas para participar en los castings del exitoso reality show musical

Llegan preparados con productos de belleza y aseo, pero no consiguen ocultar las ojeras que delatan su cansancio. Se cuentan por miles las personas, la mayoría adolescentes o en la veintena, que acuden al Washington Convention Center para un casting que suponga la llave de entrada para el popular programa de la Fox, “American Idol”.

La versión americana del británico "Pop Idol", uno de los programas más vistos en la historia de televisión estadounidense, llegará en 2005 a su cuarta edición, según informa The New York Times.

Las hordas de candidatos comenzaron a llegar el pasado lunes, dos días antes de que se iniciciaran las pruebas que lanzarán al estrellato a los que consigan hacerse un hueco en el concurso.

La policía ha tenido que pedir a los organizadores que permitan a los aspirantes acampar fuera del Auditorio, debido al peligro que los efectos del calor pueden ocasionar sobre las largas filas de personas.

Lavita Warren, una chica de 22 años procedente de Michigan, ha conducido doce horas en busca de la oportunidad de su vida. Su equipaje se compone básicamente de saco de dormir, sillas plegables, maquillaje y snacks.

Danielle Jones, de 28, sabe que las posibilidades son “una entre un millón”, aunque por si acaso quiere entonar unos segundos el tema de Whitney Houston “All at once”. “Es una oportunidad única. Es casi imposible que vuelva a presentarse de nuevo”, asegura.

Algunos aprovechan los tiempos muertos para calentar sus cuerdas vocales. Así, no le extraña a nadie que una mujer se ponga de repente a interpretar “Falling”, de Alicia Keys.

“Cualquiera que se presente antes del plazo límite del miércoles será escuchado”, asegura Patrick Lynn, coordinador de producción del programa. La primera prueba es muy breve: apenas cantar los coros y una estrofa de la canción que elija el aspirante.

Paula Abdul, entre el jurado

Los que superen la primera criba deberán presentarse el viernes o el sábado a una segunda audición en Washington, ante los jueces de “American Idol” Paula Abdul, Simol Cowell y Randy Jackson. Ellos decidirán quién tiene derecho a convertirse en estrella gracias al concurso de la Fox que comienza su emisión en enero.

“No tenemos un número exacto de cuantos concursarán y cuantos no. Depende de cuantos consideremos que son lo suficientemente buenos para el programa”, explicaron los responsables.

Además de en Washington, se han celebrado pruebas en ciudades como Cleveland y San Luis. Pero puede que el próximo ídolo americano todavía no se haya presentado, y esté esperando la oportunidad que todavía le brindarán los organizadores de conocerle en Alaska, Las Vegas, Nueva Orleans, Orlando o San Francisco.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba