La 2 "Al filo de lo imposible" hace cumbre en el K2

Colocan una bandera en recuerdo de las víctimas del 11-M

El equipo de 'Al filo de lo imposible' de TVE dirigido por Sebastián Álvaro ha coronado a las 5,20 hora local en Pakistán (2,20 hora española) el K-2 --la segunda montaña más alta de la Tierra-- y ha colocado en la cima, situada a 8.611 metros, una bandera en recuerdo de las víctimas de los atentados del 11-M, según confirmaron fuentes de TVE.

El equipo formado por Edurne Pasabán (que se convierte en la primera mujer española en coronar el K-2), Juan Oiarzabal (para el que supone su vigesimoprimer ochomil), Juan Vallejo y Mikel Zabalza han coronado la cima después de 16 horas y en condiciones extremas con vientos de más de 30 kilómetros por hora y temperaturas de menos 27 grados centígrados, explicaron las mismas fuentes.

Los alpinistas han permanecido "un ratito" en la cima del K-2 y después ha comenzado a descender, camino del campo 4, situado a 8.000 metros de altitud. Se calcula que tardarán "alrededor de ocho horas" en llegar a este punto, por las condiciones meteorológicas adversas en la zona, añadieron desde TVE.

La expedición se puso en marcha el pasado 3 de junio, con el objetivo de celebrar el 50 aniversario de la primera ascensión, por parte de un equipo italiano, al Chogori, como se denomina en la lengua local.

El 17 de junio montaron el campamento base, con la ayuda de 163 porteadores, a 5.050 metros de altitud, al pie del K-2, en la cara sur de este gigante de la cordillera asiática del Karakorum, y al día siguiente instalaron el campamento base avanzado a 5.300 metros.

Los alpinistas Juan Oiarzabal, Ferrán Latorre, Mikel Zabalza y Edurne Pasabán, formaron el equipo de ascensión por la ruta del Espolón de los Abruzos, mientras que el liderado por Oscar Cadiach lo ha hecho por la Magic Line. Un tercer equipo, integrado por Alberto Iñurrategui, José Carlos Tamayo y Jon Beloki, ha acometido la escalada de los Gasherbrum III y Gasherbrum IV.

Todos ellos junto con el director del programa y de la expedición, Sebastián Álvaro, así como el equipo técnico formado por un cámara y un operador de sonido, más un cocinero y dos porteadores, se han enfrentado en los últimos días a una gran inestabilidad meteorológica debido a una tormenta muy fría proveniente del Caúcaso, que les ha obligado a retrasar la subida hasta la cumbre del K-2.

0 Comentarios

  • Comentarios…

Más comentarios

Volver arriba